La información económica de los líderes

La inversión socialmente responsable (ISR) sí es rentable

Archivado en: 

La inversión con criterios socialmente responsables (ISR) resulta rentable, así se ha puesto de relieve en una jornada celebrada en la  Bolsa de Valencia e impulsada por el foro nacional  Spainsif  y  Ética Patrimonios Eafi en el marco de la ‘Semana ISR’.

Fernando Ibáñez, director general de Ética Patrimonios y Javier Garayoa, director general de Spainsif han coincidido en señalar que la inversión que tiene en cuenta criterios financieros (los clásicos rentabilidad y riesgo, al igual que la inversión tradicional) pero también criterios extrafinancieros como los relacionados con la protección del medioambiente, los problemas sociales y la gobernanza corporativa, está cada vez mejor posicionada, su rentabilidad es comparable a la inversión tradicional, es más segura que esta última (al estar respaldada por estos criterios) y cuenta cada día con una mayor demanda por parte de los inversores institucionales y particulares.

No obstante, según  ha puesto de relieve Fernando Luque de  Morningstar  en España hay muy pocos fondos sostenibles y con un patrimonio relativamente bajo, no alcanza el 1% del patrimonio total, 1.700 millones de euros, frente a 250.000 millones de patrimonio total. Sin embargo, la compañía ha lanzado un Rating de Sostenibilidad para darlos a conocer a través del portal web de Spainsif.

A lo largo de la jornada, la EAFI valenciana Ética Patrimonios ha presentado su SICAV DP Ética Valor Compartido, que lanzó al mercado hace algo más de un año con la entidad belga Degroof Petercam y que invierte en valores sostenibles ISR. “Esta sicav –han manifestado sus responsables– demuestra que se puede obtener una rentabilidad, con un riesgo controlado,  a través de un vehículo regulado, invirtiendo en empresas y en activos que cuidan el medioambiente, que tienen un impacto social positivo y mantienen una gobernanza muy desarrollada”. De hecho, Joaquín Iborra, director banca privada Degroof ha explicado que han cedido parte de la comisión de gestión del producto a la Fundación Socialnest, que apoya a empresas sociales.

Desde la  Caja de Ingenieros Gestión SGIIC, su director general, Javier Fàbregas ha destacado que llevan desde 2006 apostando por la ISR: “la hemos impulsado desde fondos de inversión y planes de pensiones. Es una de nuestras prioridades. La ISR la entendemos como rentabilidad y responsabilidad, forma parte de nuestra gestión activa. Gestionar teniendo en cuenta los criterios ASG y los aspectos financieros de riesgo y rentabilidad”. De hecho ha señalado que “por cada millón de euros invertido en nuestro portfolio, se puede cuantificar el impacto sostenible, la cifra que se aporta a energías renovables”, por ejemplo.

ISR

Mª Ángeles Fernández catedrática de la Universidad Jaume I ha explicado que los bonos de impacto social tienen una estructura distinta, sirven como financiación público-privada para aspectos relacionados con objetivos de desarrollo sostenible. A su juicio es importante empezar a valorar, medir los posibles impactos no solo sociales y de gobernanza, sino también medioambientales –como la huella ambiental que incluye la de carbono–,  en toda la cadena de suministros, de cara a poder avanzar en una economía circular. “Esas mediciones necesitan herramientas y nosotros intentamos modelizar y encontrar medidas cuantitativas y fácilmente utilizables para medir estos impactos. En estos momentos trabajamos en un proyecto europeo junto a la universidad de Oslo para ayudar y apoyar a la UE para decidir una taxonomía de la ISR y cuáles van a ser las medidas de impacto”.

Por su parte, Bankia ofrecerá el Préstamo Sostenible, un crédito al consumo especialmente diseñado para quienes quieran financiar la adquisición de bienes que favorezcan la eficiencia energética, la lucha contra el cambio climático y el crecimiento sostenible, como vehículos ecológicos o electrodomésticos bajo consumo. Este préstamo aplica un tipo de interés nominal del 4,75% fijo y no cobra comisión de apertura.

Francisco Álvarez, director general de Economía Sostenible de la Generalitat ha destacado que “la sostenibilidad es algo muy serio, fue definida por un bioecnomista en 1984 y entró en el mundo en 1986”. De hecho, ha llegado a decir que si la economía no es social, no es economía. “Los consumidores van a darle prioridad a las empresas que incorporan criterios de desarrollo sostenible”. Las empresas de más de 500 empleados van a tener que auditar sus criterios sostenibles y en Europa se han puesto las pilas con este tema, “a todos los gobiernos nos piden estos valores de sostenibilidad. Por ello, es muy gratificante que las entidades financieras incorporen estos conceptos”.

 

Suscríbete a nuestra newsletter