Mañana entrada libre a la exposición y el sábado recorridos guiados por la sala

El IVAM celebra el 125º aniversario del nacimiento de Joan Miró

Archivado en: 

Mañana viernes 20 de abril se cumplen 125 años del nacimiento del pintor Joan Miró ( Barcelona, 1893 – Palma de Mallorca, 1983), y con motivo de este aniversario el Institut Valencià de l’Art Modern (IVAM) ha programado diferentes actividades vinculadas con la muestra Joan Miró. Orden y desorden. Desde las 10 hasta las 21 horas, el público podrá visitar gratuitamente la muestra dedicada a uno de los máximos representantes de la pintura española del siglo XX.

A las 18:30 horas, un grupo de blogueros e instagramers, previa inscripción, realizarán una visita especial a la exposición y subirán sus fotografías y comentarios a las redes sociales. A partir de las 19 horas, Cervezas Ambar ofrecerá al público una degustación de sus productos en el hall del museo. El sábado 21 de abril, a las 12 y a las 17 horas, el comisario, Joan M. Minguet, realizará dos recorridos guiados en los que dará a conocer las claves de la muestra.

La exposición Joan Miró. Orden y desorden muestra la faceta más radical y combativa del pintor, escultor, grabador y ceramista, a través de la recopilación de 200 obras. Se divide en cinco salas, la primera de las cuales aborda los primeros años de carrera del artista, una etapa de su vida en la que imperó el orden.

La segunda, muestra la experimentación en su obra pictórica, en el trabajo de representación, con personajes dislocados, monigotes turbadores o garabatos deformes, que suponen un debate entre realidad y ficción.

La tercera sala aborda la explosión de indisciplina absoluta que supuso la serie de telas quemadas para su exposición en el Grand Palais de París en 1974, cuando contaba con 80 años de edad.

La cuarta trata una de las obsesiones de Miró: desplazar el gesto creativo desde el mundo minoritario del arte a la calle y al teatro. La última sala presta atención a la cerámica y los carteles de Joan Miró, como sus herramientas para llevar la provocación que sus signos generaban en las galerías o en los museos al centro de la vida pública.

A lo largo de su trayectoria, el artista huyó del academicismo, buscó constantemente una obra global y pura, no adscrita a ningún movimiento determinado. Contenido en las formas y en las manifestaciones públicas, es a través del hecho plástico donde Joan Miró mostró su rebeldía y una gran sensibilidad por los acontecimientos políticos y sociales que lo rodeaban.

Este contraste de fuerzas le llevó a crear un lenguaje único y personalisimo que lo sitúa como uno de los artistas más influyentes del siglo XX.

Suscríbete a nuestra newsletter