La información económica de los líderes

El informe de Vodafone rebela el bajo nivel de digitalización de empresas y administraciones

Vodafone aprovechó hoy la presentación del Observatorio de Empresas para hacer públicos los resultados del Informe sobre digitalización, en la que se han estudiado más de 2.000 empresas y 400 administraciones públicas. El estudio revela avances significativos entre las empresas españolas de más de 500 empleados y una fuerte concienciación de la importancia de la digitalización entre las Administraciones Públicas.

El informe añade que las empresas de menor tamaño se han esforzado en conectividad en banda ancha. De hecho, España está en el grupo de cabeza entre los países europeos en conexión a banda ancha de sus empresas, pero el avance en el proceso de digitalización es mucho más lento.

El porcentaje de empresas que tienen un plan para la digitalización es reducido y no todas lo tienen dotado presupuestariamente. Hay tecnologías clave en la digitalización (Big Data, IoT, servicios Cloud) que resultan menos relevantes de lo que cabría esperar y, además, un porcentaje elevado de compañías no tiene previsto utilizar herramientas digitales, como el posicionamiento en buscadores, para atraer nuevos clientes.

Ni planes ni presupuestos

Una de las principales conclusiones de estudio es que la digitalización no está entre las principales prioridades de las empresas españolas. Relevancia que baja cuando se traga de empresas con menos de 500 empleados, lo que conduce a que el porcentaje de empresas con un plan para la digitalización es bajo.

El porcentaje de empresas que cuentan con un plan para la digitalización se mueve entre el 14% de los profesionales y pequeñas empresas (menos de 10 empleados), el 19% de las pymes (entre 10 y 100 empleados) y el 46% de las grandes empresas (más de 100 empleados). De estas, han dotado presupuestariamente sus planes el 50% de los profesionales y pequeñas empresas, el 53% de las pymes y el 72% de las grandes empresas.

Más de un tercio de las empresas encuestadas destacan un elevado coste como el principal freno de las empresas para digitalizarse, ya que temen que sea un proceso excesivamente caro. En los negocios más pequeños se detecta también como barrera el desconocimiento de una oferta en el mercado de servicios orientados a mejorar la digitalización de las empresas.

Prioridad a la conectividad y la seguridad

La ausencia de profesionales cualificados es uno de los principales frenos que citan las empresas a la hora de iniciar su digitalización. Un 82% de los profesionales y pequeñas empresas encuestadas consideran que no disponen de especialistas para llevar a cabo los cambios que requiere la digitalización. Este porcentaje se reduce al 69% en las empresas que tienen entre 10 y 99 empleados, y al 42% entre las compañías de más de 100 empleados.

Las empresas centran sus inversiones en conectividad y seguridad. Tecnologías como IoT, Big Data o Cloud son menos relevantes de lo que cabría esperar: el 46% de las pymes y el 50% de las grandes empresas e internet de las cosas es un terreno a desarrollar para la gran mayoría de empresas encuestadas.

Un alto porcentaje de empresas no está utilizando las herramientas digitales en el desarrollo de la relación con el cliente o apostar por mejorar su posicionamiento en buscadores.

Administraciones públicas

Si las empresas no acaban de volcarse en la digitalización, las administraciones públicas, por el contrario, demuestran tener la mayor preocupación. Los organismos más motivados son los relacionados con la Seguridad Social, diputaciones y cabildos.

Eso sí, las administraciones admiten que la relación con los administrados es mejor gracias a la digitalización, con la apertura de nuevos canales de comunicación y el uso de nuevas tecnologías.

La conectividad y la seguridad son también aspectos críticos para las administraciones. Otras cuestiones prioritarias son internet de las cosas y servicios en la nube y son las administraciones públicas las que, al contrario que el sector privado, están más motivadas en desarrollos relacionados con el big data y el análisis de datos.

El estudio es una herramienta estratégica para Vodafone con el objetivo de dar el mejor servicio a empresas y administraciones, apoyándoles en los procesos de digitalización. Además, pone a disposición de sus clientes corporativos el conocimiento de sus expertos para alcanzar la solución más idónea en cada caso, de forma que sea el socio tecnológico por excelencia.

En el caso de las administraciones, la apuesta de Vodafone recae en el proyecto de Smart Cities, que permite a las instituciones gestionar de forma más eficiente los recursos económicos.

Suscríbete a nuestra newsletter