Banco Sabadell gana un 44,3% más en el primer trimestre tras la integración de TSB

banco sabadell

El grupo Banco Sabadell ha cerrado el primer trimestre de 2016 con un incremento de su beneficio neto atribuido del 44,3%, hasta los 252,0 millones de euros, gracias a la compra de TSB. Sin considerar la incorporación de la entidad británica TSB, el beneficio atribuido del grupo ascendería a 190,3 millones de euros, lo que supondría un incremento del 9,0%.

El margen de intereses crece durante el trimestre en un entorno de bajos tipos de interés, impulsado por el menor coste de los recursos tanto en los depósitos como en el mercado de capitales. Alcanza los 973,9 millones de euros al cierre del primer trimestre de 2016 (+51,4% interanual y +1,2% intertrimestral). Excluyendo TSB, crece un 8,2% interanual y 0,8% intertrimestral. El margen de clientes del primer trimestre de 2016 asciende al 2,84% (2,75% en el cuarto trimestre de 2015) y, excluyendo TSB, se sitúa en el 2,68% (2,59% en el cuarto trimestre de 2015).

“En los tres primeros meses de 2016, destaca el comportamiento de TSB, cuyos resultados suponen una importante contribución al grupo. El crecimiento en activos y depósitos es sólido, y la gran actividad del canal intermediario y la contribución de la cartera de UKAR impulsan el margen de intereses. Además, el proceso de migración total de la plataforma tecnológica sigue desarrollándose al ritmo esperado”, destacan desde el Banco Sabadell.

 Fuerte posición de capital y tasa de morosidad de un solo dígito

La ratio de Common Equity Tier 1 (CET 1) phase-in se sitúa a 31 de marzo de 2016 en el 11,9% y en términos fully loaded alcanza el 11,8%, muy por encima de las exigencias de capital del regulador, fijadas en el 9,25%. Este porcentaje exigido por el Banco Central Europeo (BCE) es el segundo menor del requerido a los bancos españoles, lo que demuestra que el BCE atribuye a Banco Sabadell un riesgo bajo.

La ratio de morosidad del grupo sigue disminuyendo. A lo largo de los últimos tres meses, se ha reducido en 29 puntos básicos y en los últimos 12 meses la reducción asciende a 418 puntos básicos, hasta el 7,50% en términos de grupo. Sin considerar TSB, la ratio se mantiene en un solo dígito y conserva su tendencia a la baja, hasta el 9,45% a 31 de marzo de 2016, desde el 9,86% de cierre de 2015.

Asimismo, los activos dudosos han disminuido durante los primeros tres meses del año en 670,2 millones de euros y en 3.188,8 millones en términos interanuales, en cuanto a los problemáticos, se han reducido en 711,1 millones de euros durante los primeros tres meses del año y en 3.054,9 millones en términos interanuales. 

Respecto a las ventas inmobiliarias, las unidades ascienden estos tres primeros meses a 4.025 frente a las 2.164 vendidas en el mismo periodo del año pasado. En total, las ventas de activos inmobiliarios, entre enero y marzo, han sido de 805 millones de euros.

Las provisiones realizadas durante el primer trimestre totalizan 434,9 millones de euros, lo que supone una reducción del 52,0% en comparación con el mismo periodo del año pasado, cuando ascendieron a 906,5 millones de euros. Los resultados extraordinarios por operaciones financieras generados durante este primer trimestre se han neutralizado vía provisiones adicionales.

Al cierre del primer trimestre de 2016, los resultados por operaciones financieras (ROF) totalizan 308,1 millones (excluyendo TSB, 303,4 millones), frente a los 736,2 millones del primer trimestre de 2015. Los ingresos por comisiones crecen un 13,5% interanual con TSB y se mantienen estables sin TSB con un crecimiento del 0,4%. Destaca el incremento de los ingresos por comisiones vinculadas a la comercialización de fondos de pensiones y seguros, que en su conjunto crecen un 68,6% en relación con el primer trimestre de 2015.

Los recursos de clientes en balance aumentan en términos interanuales un 38,3% (2,7% excluyendo TSB), totalizan 131.290,1 millones (97.492,6 sin considerar TSB) y, en comparación con el trimestre anterior, se mantienen estables (aumentando 1,3% sin TSB).

El total de recursos de clientes de fuera de balance asciende a 37.107,5 millones de euros a cierre del primer trimestre de 2016 y crece un 8,5% con respecto al año anterior. Dentro de este capítulo, toma particularmente protagonismo el crecimiento ininterrumpido del patrimonio en fondos de inversión, que, a 31 de marzo de 2016, se sitúa en 21.153,1 millones de euros, lo que representa un incremento del 13,3% interanual.

La inversión crediticia bruta, excluyendo la adquisición temporal de activos, el saldo de activos dudosos y los ajustes por periodificación, cierra en el primer trimestre de 2016 con un saldo de 138.254,6 millones de euros. En términos interanuales presenta un incremento del 33,0% con la incorporación de TSB. Sin considerar la franquicia británica, la inversión crediticia bruta, excluyendo adquisición temporal de activos, el saldo de activos dudosos y los ajustes por periodificación, presentaría un saldo de 103.724,2 millones de euros a 31 de marzo de 2016, el cual se mantiene estable en relación con el mismo periodo del ejercicio anterior.

 

Suscríbete a nuestra newsletter