La información económica de los líderes

Sareb reconoce una minusvaloración de activos superior a los 3.000 millones y reduce ventas un 26%

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) ha acometido en los últimos meses, en aplicación de la nueva normativa contable que aprobó el Banco de España en octubre pasado, un intenso proceso de valoración de cada uno de los activos que adquirió a finales de 2012 y en 2013 a las nueve entidades cedentes que recibieron apoyo público. Este ejercicio de valoración con una nueva metodología ha revelado la existencia de minusvalías por importe de 3.012 millones de euros, que la compañía ha procedido a sanear.

venta inmuebles sarebLa empresa ya había anticipado en 2013 y 2014 provisiones por 968 millones de euros, por lo que el esfuerzo adicional es de 2.044 millones de euros. Sareb, tal y como avanzó tras la publicación de la circular contable, hace frente a las pérdidas generadas por este esfuerzo de saneamiento con su colchón de recursos propios, sin necesidad de nuevas aportaciones de capital. En este sentido, convertirá en capital 2.171 millones de euros de su deuda subordinada, operación que será sometida a la aprobación de los accionistas en la Junta General que se celebrará el próximo mes de mayo.

El nuevo marco contable, que obliga a valorar individualmente y de manera periódica todos los activos de Sareb, establece igualmente la obligación de aplicar de forma retroactiva el saneamiento y a re-expresar las cuentas del ejercicio precedente. En este sentido, casi el 90% de las provisiones han recaído en los dos primeros años de vida de la compañía, 2013 y 2014.

El ejercicio 2015 ha estado marcado, desde el punto de vista operativo, por la entrada en funcionamiento de los cuatro servicers a los que Sareb encomendó la gestión de sus activos a finales de 2014, Altamira Asset Management, Haya Real Estate, Servihabitat y Solvia. A lo largo del año se ha realizado un complejo proceso de migración tecnológica entre las antiguas entidades cedentes y los cuatro nuevos socios, que ha implicado el trasvase de 4 millones de documentos y más de 350.000 llaves, vinculados a 105.000 inmuebles, 80.000 préstamos y 375.000 garantías.

El gradual proceso de migración ha provocado, como estaba previsto, una ralentización temporal del ritmo de venta de inmuebles respecto al año anterior. En consecuencia, la cifra de negocio global de la compañía se redujo un 26%, hasta los 3.886 millones de euros.

La mayor parte de los ingresos procedieron de la gestión activa de los activos financieros –préstamos al promotor- que Sareb adquirió a las entidades cedentes, y que suponen actualmente el 72% de su cartera. La actividad se concentró especialmente en las líneas de cancelación, amortización y venta de préstamos, así como en los planes de venta acordados con las empresas, y que aportaron en conjunto casi el 60% de los ingresos.

La venta de inmuebles, en sus distintas categorías, aportó el 21%. En términos de unidades, Sareb vendió durante 2015 un total de 11.256 inmuebles a través de su canal minorista. El 75% de estas ventas de inmuebles se concentró en Madrid, Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana.

Por segmentos, el suelo se colocó en el primer puesto por ingresos por venta de inmuebles, con el 44% del total, por encima de las ventas residenciales, que se quedaron en el 42%. Los activos industriales y logísticos aportaron el 14% restante.

Esta actividad comercial en la gestión de los préstamos y la venta de inmuebles permitió a Sareb afrontar sus gastos operativos, que ascendieron a 612 millones de euros, concentrados sobre todo en la gestión y administración de sus activos y el pago de tributos. Adicionalmente, Sareb asumió el esfuerzo en provisión correspondiente a 2015, que ascendió a 337 millones de euros.

Tras estas dos partidas, Sareb registró un resultado operativo positivo de 237 millones de euros, un 149% superior al de 2014.
Los costes financieros ascendieron en 2015 a 709 millones de euros, lo que generó unas pérdidas antes de impuestos de 472 millones, un 53% menos que un año antes. El resultado neto del ejercicio fue un beneficio de 330.000 euros, debido al efecto del crédito fiscal generado por el esfuerzo de saneamiento de la cartera.

Balance de tres años
En sus tres años de actividad, Sareb ha reducido el perímetro de su cartera en torno a un 15%, ha generado ingresos totales de 12.801 millones de euros, y ha amortizado 7.300 millones de euros de la deuda que emitió para adquirir los activos, y que supuso en origen 50.781 millones de euros. Solo en el año 2015, Sareb canceló 2.051 millones de euros.

A nivel comercial, ha puesto en el mercado 35.250 inmuebles, y ha gestionado cerca de 28.000 propuestas de las empresas promotoras que mantienen deudas con la compañía, y que son fundamentalmente pymes.

Por otro lado, Remigio Iglesias, ex director general de Banco Santander y hasta la fecha consejero dominical en representación de la citada entidad, ha presentado su renuncia y será sustituido por Javier García-Carranza, director general adjunto de la misma entidad.

Suscríbete a nuestra newsletter