La información económica de los líderes

El Sabadell reparte 371 millones entre sus accionistas y advierte contra el exceso de liquidez

La Junta General de Accionistas de Banco Sabadell ha aprobado mayoritariamente la gestión y los resultados del 133º ejercicio social de la entidad y ha dado así mismo la conformidad a la propuesta de distribución de los 371,6 millones de euros de beneficios, obtenidos al cierre del ejercicio de 2014.

Josep Oliu ante la junta general del Sabadell

Josep Oliu ante la junta general del Sabadell                                             

La junta ha acordado también una retribución al accionista en la modalidad de scrip dividend o retribución flexible, por un importe de 0,04 euros por acción, que será complementada con la entrega de acciones propias de la autocartera por un importe de 0,01 euros por acción. De esta forma, la retribución total bruta para el accionista es de 0,05 euros, que se hará efectiva durante el mes de junio.

También se han ratificado los nombramientos de Aurora Catá, José Manuel Lara Garcia y David Vegara como nuevos consejeros independientes para cubrir las dos vacantes existentes y la renuncia en el cargo de Josep Permanyer, tras 57 años de labor profesional y 13 años en el Consejo de Administración de Banco Sabadell.

Discurso del presidente
En su intervención, el presidente Josep Oliu ha pasado revista a la evolución del último ejercicio, destacando, entre otras cuestiones, el moderado crecimiento de la economía mundial, la actuación del Banco Central Europeo en defensa del euro, la puesta en marcha de la Unión Bancaria y los efectos positivos de los ajustes realizados en los desequilibrios macroeconómicos. “El ejercicio de 2014 -ha manifestado- ha transcurrido en un entorno económico y financiero más benigno que el de los años anteriores. Se ha restablecido en buena medida la confianza de los mercados financieros en el euro y en la solvencia del sistema financiero europeo.

En cuanto al banco, el presidente ha destacado que la entidad haya obtenido unos mejores resultados que en 2013, acorde con la mejora de la coyuntura general, y que de esta forma continúe en una senda de recuperación. “Los resultados -ha concretado- evolucionan en línea con el objetivo de alcanzar las tasas de rentabilidad a tres años que anunciamos a principios de 2014, al presentar el Plan Triple 2014-2016.”

Del 133º ejercicio social cerrado en 2014, Josep Oliu ha recordado que Banco Sabadell superó con éxito las pruebas de resistencia y calidad de activos previas a la integración en el nuevo sistema de supervisión bancaria europea, siendo el único banco español que no necesitó ningún tipo de ajuste en sus estados financieros. En este sentido, ha dicho que “tras las diversas adquisiciones de entidades, el banco ha sido capaz de llevar a cabo una activa gestión del capital, levantando capital cuando ha sido necesario, alcanzando unas ratios que se han demostrado suficientes y acordes a los nuevos y más exigentes requerimientos establecidos”.

También se ha referido a la internacionalización de la entidad y, en relación con ello, ha dicho que “nuestra estrategia de internacionalización ha cobrado una relevancia especial en este ejercicio de 2015, con la oferta pública para adquirir la totalidad de las acciones de TSB Banking Group plc (TSB), séptimo banco del Reino Unido, que se valora como uno de los bancos con mayor capacidad de crecimiento en el mercado británico. Esta operación marca un importante hito en la historia del banco, apuntando a un desarrollo futuro de mayor potencial del que ya tiene en nuestro propio país”.

De cara al actual ejercicio y el inmediato futuro, Josep Oliu ha manifestado que “el fortalecimiento de resultados deberá seguir en el ejercicio de 2015 y siguientes, a pesar de que las fuerzas de mercado y el esfuerzo de la competencia por captar clientes y operaciones de crédito en un contexto de exceso de liquidez constituyen una amenaza para los mismos. El banco hará frente con toda su firmeza a esta amenaza y, como ya ocurriera en 2014, los próximos dos años, el foco de la gestión de Banco Sabadell a nivel doméstico seguirá centrado en la búsqueda de tasas superiores de rentabilidad”.

El presidente ha finalizado su intervención agradeciendo a todo el equipo de profesionales del banco su labor y se ha referido a los nuevos retos de la entidad. “Los retos que hemos superado durante la gran crisis se verán sustituidos por otros, sin duda, dado el entorno económico y político cambiante en el que vivimos. Retos provenientes del desarrollo tecnológico, de los tipos de interés bajos, de la regulación financiera y de nuestros propios competidores.”

Olau ha reiterado que el Sabadell seguirá rigiéndose “por los principios de rectitud y de transparencia que han forjado la cultura de empresa. Sobre esta cultura y nuestros principios éticos se ha ido construyendo nuestro activo reputacional que se ha mantenido en las cotas más altas del sistema financiero español, en unos años en que era fácil generalizar y culpabilizar a todos los bancos de los errores cometidos por algunos.”

Intervención del consejero delegado

Jaime Guardiola ha repasado cada uno de los tres grandes objetivos del Plan Triple: rentabilidad, transformación del modelo comercial e internacionalización. En cuanto a la rentabilidad, ha destacado el incremento interanual del 21,2% del margen del negocio bancario, que incluye el margen que se obtiene del diferencial de intereses y de las comisiones netas ingresadas. En este sentido ha señalado que este sustancial incremento ha sido posible “por el abaratamiento que se ha producido en el coste de los depósitos de clientes y de la financiación mayorista y por el rigor en la gestión de precios del crédito y el esfuerzo realizado en la venta del catálogo de productos y servicios. La contribución del crédito -ha dicho- ha sido muy modesta aunque remarcable como vector principal del crecimiento de nuestro negocio y podemos ya empezar a pensar en un punto de inflexión en la actividad crediticia”.

En relación con la transformación del modelo comercial, ha destacado los buenos resultados alcanzados en la transformación del balance y del modelo de producción y su reflejo en el comportamiento positivo de la morosidad y los gastos. “El sector bancario -ha comentado- está inmerso en una profunda renovación digital, pero el Sabadell, como entidad pionera en el sector, está atento a esta renovación y pone al alcance de sus clientes nuevas capacidades digitales continuamente, pero siempre con el cliente en el centro de gravedad de la relación para asegurarle la mejor experiencia.”

Finalmente, en cuanto a la internacionalización ha destacado la nueva actividad de Banco Sabadell en México, el crecimiento del negocio en la plataforma en Florida (Estados Unidos) y la excelente evolución de las sucursales en el extranjero, que, en su conjunto, han hecho que la contribución internacional a la cartera de crédito de clientes sin dudosos del grupo haya alcanzado un peso del 7,4% en 2014, desde un 5,1% en 2013, una vez aislado el impacto por el tipo de cambio. “Este porcentaje –ha dicho el consejero delegado- es aún bajo pero evidencia nuestra vocación y el camino recorrido. El objetivo es tener el negocio más diversificado geográficamente y disponer así de una protección mayor con respecto a futuros cambios en el ciclo económico.”

 

Suscríbete a nuestra newsletter