Nueva York, la ciudad abierta a todos, a pesar de la barbarie

2014-diciembre-Destinos-Nueva-York-lagrimas-derramadas

Relación de victimas mortales del 11/S

No es una ciudad, es “la” ciudad. Por muchas veces que vayas, siempre te sorprende, te envuelve. Es fácil no sentirse extranjero en esta ciudad, que tantas veces hemos visto en películas, series, imágenes, noticias, entrevistas… Una urbe que vive 24 horas, donde todo nos resulta cotidiano.

Prácticamente todo sigue igual como en el primer viaje, a pesar de ser una ciudad con una cicatriz enorme. Impresiona situarte en medio de una calle, rodeado de grandes rascacielos, o entrar en el metro y encontrarte con un maravilloso grupo de jazz actuando o disfrutar de un grupo de ‘break dance’ en plena vía pública.

2014-diciembre-Destinos-Nueva-York

La perspectiva de Manhattan para el peatón

Nueva York es la ciudad por excelencia. Después de haber visitado multitud de capitales, ella es la esencia de la ciudad, donde todo puede convivir. Los barrios, las finanzas, la música, el cine, la moda, el lujo… Solo tienes que buscarlo, porque seguro que está. Por ello, el primer placer que nos ofrece Nueva York es simplemente pasear, comer en la calle, y dejarte seducir por el entorno, el ambiente, la pluralidad, la multiculturalidad.

En noviembre pasado, durante la última visita que realizamos, los nuevos inquilinos del One World Trade Center (el edificio que se ha erigido en el lugar que ocupaban las Torres Gemelas) habían empezado a tomar posesión de sus despachos.

La “Torre de la Libertad”, que así es como ha sido bautizado el inmueble por la opinión pública neoyorkina, todavía está rodeado por grúas y albañiles, pero se nota que terminando los últimos retoques.

No intentamos subir, pues solo estaba abierto el acceso por una de las puertas y, por supuesto, con los máximos niveles de seguridad y controles de acceso.

Pero sí disfrutamos del entorno, en el que podemos contemplar esos dos enormes espacios opacos, donde aparecen los nombres de todos los fallecidos en el 11/S.

Ver como el agua fluye hasta un enorme agujero negro es todo un símbolo para quienes recordamos las imágenes impactantes del magnicidio. Es como un santuario para no olvidar nunca lo ocurrido.

Santiago Calatrava

2014-diciembre-Destinos-Nueva-York-intercambiador-modal

Intercambiador modal de transportes diseñado por Santiago Calatrava

En la parte superior del nuevo intercambiador modal de transportes desarrollado por Santiago Calatrava en la gran plaza creada donde antes se levantaban la Torres Gemelas, encontramos las imágenes de cómo será finalmente el coloso diseñado por el ingeniero y arquitecto de Benimàmet. Una estructura metálica espectacular, desde la cual se podrá ver lo que ocurre bajo. Por el momento, tan solo podemos imaginar cómo quedará mediante una representación gráfica de la misma.

One World Trade Center

También podemos recorrer la calles del entorno y ver el One World Trade Center desde diferentes perspectivas. A partir de la próxima primavera se abrirá al público el observatorio instalado arriba.

Nueva York habrá creado un nuevo lugar desde el que divisar toda la ciudad, sentir que la sobrevuelas. Una perspectiva que convertirá a buena parte de los edificios de Manhattan en pequeños inmuebles. Esa era al menos la sensación que tuvimos desde el mirador de las Torres Gemelas hace años.

Rascacielos impresionantes desde el suelo, se quedaban pequeños vistos desde el mirador de las ‘Twin Towers’.

2014-diciembre-Destinos-Nueva-York02

El One World Trade Center

La altura de este nuevo coloso, con 104 pisos, es de 542 metros. La torre junto a la aguja de telecomunicaciones que la corona, tiene exactamente 1.776 pies; una referencia clara al año en el que se declaró la independencia de Estados Unidos.

Todo son símbolos en torno al nuevo edificio y su memoria, y el nombre con la que ha sido bautizada por los ciudadanos de Nueva York,Torre de la Libertad”, no es el menor de ellos.

Es difícil imaginar una ciudad más plural, polifacética, multicultural, activa y desbordante que Nueva York. Por ello, no puede dejar de producir perplejidad cuando menos, el ataque mortal a una ciudad que acoge a todos, casi como si fuera patrimonio de la humanidad.

En sus calles y barrios confluyen prácticamente todas las etnias y culturas. Simplemente callejeando pasas del lugar más singular de las finanzas del mundo (Wall Street), a un barrio chino lleno de tiendas y mercadillos (Chinatown); de una actuación callejera donde puedes disfrutar del espectáculo por unas pocas monedas si deseas darlas, a la mayor concentración de teatros y salas de espectáculos en directo del mundo (Times Square/Broadway), donde el problema es conseguir una entrada.

Todo convive en esta ciudad, y su regeneración bien vale un viaje para saber que sigue viva y con capacidad de hacer revivir a quienes la visitan.  

Suscríbete a nuestra newsletter