La información económica de los líderes

Cayro e Innoarea lanzan 'Hip Hop', un juego basado en el teorema de Hobbes

2013-nov-Cayro-Hip hop (fm)Cayro presenta Hip Hop, un juego basado en el teorema matemático de Hobbes de 1669 sobre la cuadratura del círculo. Desarrollado por Innoarea (empresa consultora derivada de la Universitat Politècnica de València y socia de la misma), consiste en la construcción de módulos condicionados por la aleatoriedad de un dado que va marcando el tipo de pieza que se debe utilizar en cada turno.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]Hip Hop supone la primera colaboración entre la empresa tradicional juguetera dianense Cayro y el catedrático de la UPV,  Gabriel Songel,  promotor y socio fundador de Innoarea, una spin-off de la UPV con experiencia en el diseño estratégico y en el desarrollo de nuevos productos mediante la detección de tendencias y oportunidades de mercado.

Según afirmó Gabriel Songel, “en este proyecto ha confluido la tradición juguetera de Cayro, la experiencia en juegos científicos desarrollados por Innoarea y el conocimiento de la evolución en los juegos de ingenio recogida en el Museo del Juguete tanto de Denia como el de Valencia en la UPV, y tan difundida en la literatura de Sam Lloyd o Martin Gardner”.

Por su parte, Rosario Carrió, directora de Cayro  explicó que, “los juegos evolucionan con el tiempo. En Cayro podemos presumir de ir de la mano de todas esas innovaciones y cambios, aportando nuestra experiencia y nuestra insaciable curiosidad. El resultado de todos estos años es una amplia gama de productos y un concepto de trabajo basado en la calidad y en la especialización, fundamental para ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes”.

Carrió añadió también que “la innovación y la tradición no están reñidas, como se puede observar en Hip Hop, un juego que fusiona la ciencia con el teorema de la Cuadratura del Círculo y una estampa típica de nuestras baldosas valencianas. Un juego que ya está siendo un éxito entre los jóvenes”.

FUNCIONAMIENTO DEL JUEGO

En cuanto al funcionamiento del juego, cada jugador debe construir cuadrados o círculos, sean inscritos o circunscritos. El objetivo es colocar todas las piezas formando cuadrados y círculos dentro de la retícula que establece los límites de la zona de juego. El resultado visual remite a la estética de las modulaciones de los suelos hidráulicos de los años 60 de la industria azulejera típica valenciana. En definitiva, se trata de un juego de estrategia y construcción, de competición o de colaboración y ganará el que consiga construir más círculos y cuadrados.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter