Viernes, 19 de Julio de 2024
Pulsa ENTER para buscar
Rentbis: 12 mese de liquidez en solo 24 horas

La robótica en el sector de la automoción

La robótica en el sector de la automoción

Dentro de la industria de la automoción, la robótica, en este caso, industrial, se implementa en una gran cantidad de procesos. Diversas empresas están presentes en este sector, diseñando y fabricando aplicaciones para diferentes cuestiones. Por ejemplo, la soldadura de piezas para chasis de vehículos, la carga y descarga de piezas en centros mecanizados, aplicaciones para la manipulación, montaje y paletizado de piezas, entre muchas cosas más. Todas y cada una de estas aplicaciones suelen ser fiables y robustas, además de que utilizan las tecnologías más innovadoras que se encuentran disponibles en el mercado. A continuación, descubre mucho más acerca de la robótica en el sector de la automoción.

La automoción es España

España, según el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, ocupa el 2do lugar en toda Europa en la fabricación de vehículos y el 8vo a nivel mundial. El sector de la automoción en nuestro país, representa el 10% del PIB y el 18% del total de las exportaciones anuales. En lo que fue el periodo de 2014-2019, el aumento de producción fue del 17,5%. Específicamente en el 2019, se fabricaron 2.822.360 vehículos en España. La industria constructora genera un un superávit comercial de 10,6bn €.

Es importante mencionar que son muchos los empleos que crea la industria de la automoción. Básicamente son cerca de 2 millones de puestos de trabajo los cuales están relacionados a esta industria. De esa cifra, un total de 300 mil son empleos directos. En definitiva, la inversión de la industria en su conjunto (constructores y sector proveedor automotriz) se estima entre los 4.000 millones de euros por año. Todo esto, en ampliación y modernización de plantas. En este sentido, la industria fabricante de vehículos alcanzó una inversión total de 2.700 millones de euros en el año 2019.

El 82% que fueron fabricados en España tuvieron como destino algún país extranjero, es decir, que se exportaron a más de 100 países en 2019. En ese mismo año, un total de 2.310.070 vehículos fueron destinados a mercados exteriores. De todos estos, cerca de dos millones se exportaron hacia países de la Unión Europea, pero con crecimiento de exportaciones a destinos fuera de la misma. Por destinos fuera de la Unión Europea, se incrementaron en un 48,5% las exportaciones a África, principalmente a Sudáfrica, Egipto, Túnez y Argelia. Además, también suben las exportaciones a países como Chile, Brasil y México.

Robótica industrial y automoción

El sector de la automoción, actualmente, se enfrenta a grandes retos y, por otro lado, la oferta de sus productos es cada vez más variada y cambiante. Existen diversas razones por las que la flexibilidad cada vez gana más importancia dentro de esta industria y ésta es una de ellas. Además de esto, dicha flexibilidad es clave para enfrentarse a un mercado globalizado muy competitivo.

En producciones de tal envergadura como las que se llevan a cabo subcontratistas y en la automoción, contar con tecnología robótica implica ganar en productividad, eficiencia, además de implantar espacios de trabajo mucho más colaborativos entre operarios y máquinas. Todas estas mejoras y optimizaciones que se consiguen gracias a la integración de la robótica industrial en la industria automotriz, aportan un gran valor añadido. Esto no sólo en el producto final, sino también en el desarrollo de cada una de las distintas fases de producción.

Las características de los robots de automoción les permiten convertirse en la mejor herramienta automatizada. Esto es así gracias a su resistencia, ligereza y fácil instalación en la cadena de montaje. Otro factor que revela un gran potencial de los robots en fábricas de coches, es su maravillosa precisión en las diferentes tareas que manejan. Esto hace referencia a que los brazos robóticos responden de manera ideal en la supervisión de procesos de calidad y tareas. Además de esto, los robots también son capaces de llevar a cabo tareas delicadas y peligrosas, como las relacionadas al moldeo, soldaduras o corte de piezas.

Beneficios de la incorporación de la robótica colaborativa a la automoción

Los brazos robóticos de última generación tienen la capacidad de aportar un valor añadido a diferentes fases de la producción automovilística. Además de esto, permiten incrementar la flexibilidad y la seguridad en las diferentes líneas de producción. Por ende, las ventajas de su incorporación en las fábricas de automóviles se destacan fácilmente:

  • Su ligereza y dimensiones los hacen perfectos para reasignar a diversas tareas y aplicaciones sin la necesidad de cambiar ni modificar su diseño de producción.
  • Suponen un enorme beneficio industrial gracias a que disminuyen los tiempos de producción en las diversas líneas de montaje.
  • Existen robots especiales diseñados para el sector automovilístico que poseen todos los beneficios de la automatización robótica avanzada. Todo esto sin la necesidad de costes adicionales, por lo que ofrecen el plazo de amortización más rápido y cómodo del sector.
  • El tiempo de instalación y configuración es de tan solo medio día. Esta es una de las características que, hasta el momento, sigue siendo desconocida en el sector de la automoción.

Aplicaciones que puede asumir la robótica en la automoción

  • Montaje. Gracias a esta aplicación se puede reducir exponencialmente el tiempo de montaje y al mismo tiempo aumentar la velocidad de producción, así como la calidad. Los robots colaborativos tienen la capacidad de manejar a la perfección el montaje de plásticos, metales y otro tipo de materiales. Además de esto, el sistema de seguridad de muchas empresas de robótica especializada, garantizan que, si el robot entra en contacto con una persona, éste limitará su fuerza en ese preciso momento.
  • Atornillado. Disminuye el riesgo de apriete excesivo y consigue la tensión perfecta gracias a un robot. Dicha herramienta tecnológica seguirá procesos muy exactos y volúmenes de trabajo predefinidos de manera uniforme.
  • Control de calidad. Un brazo robótico de última generación tiene una cámara de visión que puede utilizarse para llevar a cabo pruebas no destructivas, además de mediciones 3D. Sin duda alguna, esto garantiza la calidad de los productos que fabrica cualquier empresa. Así, cualquier persona podrá identificar de manera objetiva las piezas defectuosas antes de su debido montaje.
  • Supervisión de la máquina de control numérico. Automatizar la supervisión de la máquina de control numérico supone un enorme avance. Esto es así gracias a que podrá disfrutar de una mayor precisión, velocidad, calidad y fiabilidad. Además de esto, la robótica actual ha desarrollado brazos robóticos capaces de soportar un impacto medioambiental. Y, algunos otros que soportan diferentes cambios de temperatura bastantes significativos.

Generalitat prevencio ofegaments
Mujeres al Timon viaje transformador
Generalitat stop al foc barbacoa
Generalitat stop al foc barbacoa
Generalitat prevencio ofegaments
Rentbis: 12 mese de liquidez en solo 24 horas
Generalitat prevencion ahogamientos
Generalitat stop al foc barbacoa
Generalitat prevencion ahogamientos

Dejar una respuesta