Fondo de pensiones

Fondo de pensiones: ¿qué es y que hay que hacer para recibirlo?

Las pensiones son sumamente importantes para asegurar la vida digna de los adultos mayores de nuestra sociedad. Con el fin de garantizar este ingreso a sus ciudadanos, cada país busca implementar estrategias, que le permitan cubrir este gasto. En España, uno de los instrumentos más utilizados, es lo que se conoce como Fondo de Pensiones. Y hoy te diremos todo lo que necesitas saber sobre este tema. Que es el fondo de pensiones, para qué sirve, cómo funciona y cómo acceder a él.

¿Qué es el fondo de pensiones?

El fondo de pensiones, es un instrumento financiero que utilizan diversas empresas gestoras para asegurar los flujos monetarios de los planes de pensiones. Este fondo se encarga de administrar el dinero que los clientes que forman parte de este tipo de planes depositan mes tras mes. Dicho dinero se encuentra en constante flujo de inversión, ya que se emplea para adquirir bonos o acciones que permitan obtener una mayor rentabilidad. Por lo tanto, se puede tomar al fondo de pensiones como una especie de cuenta de ahorro de inversión.

El fondo se encarga de invertir, el dinero proveniente de las aportaciones monetarias de los socios y los intereses que generan las propias inversiones. De esta manera, se busca garantizar las pensiones que aquellas personas jubiladas o aseguradas deberán comenzar a cobrar al llegar a cierta edad. En resumen, un fondo de pensiones es básicamente como un fondo de inversión. Y su principal objetivo es garantizar el flujo monetario para los planes de pensiones. Lo cual se logra, a través de la inversión del capital de los aportantes al fondo.

¿Para qué sirve el fondo de pensiones?

Sin duda alguna, el fondo de pensiones es sumamente importante para todas aquellas empresas aseguradoras que deseen garantizar las pensiones de las personas que cotizan en sus planes de pensión. De este modo, se logra asegurar el patrimonio necesario para el momento en el que llegue la retirada laboral de esos trabajadores. Es decir, sin este tipo de fondo, no se lograría recolectar la cantidad necesaria para pagar las pensiones cuando llegue el momento de empezar a cobrarlas.

Es por ello que el modo en el que sirve y funciona este tipo de instrumento de financiación es similar a otros tipos de fondos de inversión. Ya que, la intención se basa en la recolección de dinero que será utilizado más adelante, cuando sea necesario. Así pues, no cabe duda de que la funcionalidad de los fondos de pensiones es bastante amplia y resulta ser sumamente beneficiosa para todas las empresas de seguridad social.

¿Cuántos fondos de pensiones existen en España?

Es menester resaltar que también hay una variación al respecto de los tipos de fondos de pensiones existentes, al menos dentro de España. Los mismos varían según el tipo de plan de pensión en el cual estés inscrito. Por lo tanto, las variaciones tienen que ver con la renta fija, renta variable, mixto o garantizado. Aquellos que son de renta fija invierten el dinero en productos financieros que resultan ser más seguros que la bolsa y que pueden ser activos de corto o largo plazo.

Por el contrario, los que forman parte de la renta variable se basan en la inversión en acciones o ETF. En estos casos, la rentabilidad puede ser mayor, pero también lo será la volatilidad. En el caso de los mixtos se trata de un fondo de inversión que mezcla tanto la renta fija como la renta variable. Por último, cuando se habla de los garantizados, estamos ante un fondo en el que se garantiza de forma total o parcial el capital por medio de una rentabilidad fija.

¿Cómo puedo sacar mi fondo de pensiones?

Es importante tener en cuenta que el dinero que va al fondo de pensiones, por norma general, debería de ser retirado una vez que te jubiles y necesites del dinero. No obstante, existen algunas excepciones en las que puedes solicitar el retiro del dinero que tengas acumulado hasta el momento en el fondo de pensiones. Uno de los motivos más frecuentes de todos es cuando se está en paro, pero para esto deberás acreditar que esta no es una situación de la que eres partícipe de forma voluntaria.

Además, en casos determinados de invalidez también podrás recurrir a este dinero. Asimismo, en caso de que la persona que está inscrita en el plan de pensión fallezca, el dinero podrá ser retirado o mantenido en el plan por parte de los familiares. Por otro lado, si padeces de una enfermedad grave o has tenido que recurrir a una jubilación parcial, también puedes optar por esto. Claro está, necesitarás hacer la solicitud de manera formal ante el banco o la aseguradora y aguardar hasta que él mismo lo acredite para poder hacer uso del dinero.

¿Cómo cambiar mi fondo de pensiones?

Si no estás del todo conforme con el plan de pensiones en el que te encuentres o con la empresa aseguradora, siempre estarás en el derecho de hacer un cambio. Bien sea que deseas cambiar el plan de tu fondo de pensiones con la misma compañía, o deseas cambiar directamente de compañía de seguros. Nada de esto debe suponer algún gasto extra y la empresa no está en el derecho de colocarte ninguna oposición.

Además de esto, debes saber que el procedimiento, en ambos casos, es sumamente sencillo, ya que las compañías se encargan de todo. En el primer caso, la empresa de seguridad social con la que laboras se encargará de cambiar el plan. Mientras que, si deseas cambiar directamente de compañía, la nueva aseguradora con la que te contactarás se hará cargo de realizar todo el proceso de cambio. En estos casos, lo único que se necesitará es que firmes un documento en el cual otorgas el poder para efectuar el cambio.

¿Qué requisitos hay que cumplir para recibir un fondo de pensiones?

Finalmente, si has llegado al momento de la jubilación y estás necesitando del dinero, debes realizar el trámite necesario para su obtención. No obstante, es fundamental tener en cuenta que hay algunos requisitos que deberás cumplir para poder acceder al dinero que tienes acumulado en el fondo. Por supuesto, el primero de todos, es que deberás estar afiliado de forma obligatoria en la Seguridad Social.

Ahora bien, en lo que respecta a la edad, debes tener al menos 65 años para poder comenzar a cobrar este tipo de dinero. Aunque a partir del año 2027 se prevé que la edad mínima pase a ser de 67 años. Asimismo, deberás demostrar que, ya has cesado con las actividades laborales en la empresa en la que estabas trabajando. Para finalizar, también deberás de demostrar que tienes 15 años cotizando el dinero de tu pensión en alguno de los planes que ofrece la Seguridad Social.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.