Buyback

Buyback: ¿Qué es, cómo se hace y cuáles son sus tipos principales?

En el universo de la economía y las finanzas, es común encontrar nuevos términos cada día. En el campo de las inversiones y el mundo accionario de las empresas no es diferente. Es así, como nos encontramos con el llamado Buyback, que puede entenderse como recompra. Sin dudas uno de los términos más importantes de la actualidad. Y en este post, te explicaremos todo lo que necesitas saber acerca de esta expresión tan usada últimamente. Te diremos qué es, cuáles son sus tipos, en que se diferencian y más.

¿Qué son los “buybacks”?

Para entrar de lleno en el tema hay que iniciar definiendo qué es. Este término anglosajón une dos palabras Buy y Back, es decir, comprar y de vuelta. Por lo tanto, la traducción más acertada al español sería una compra devuelta o, como se le suele conocer: Garantía de recompra. Se trata de un tipo de garantía disponible al momento de efectuar un préstamo. Su intención es asegurar que cuando el prestatario demora mucho tiempo en devolver el dinero, el originador del préstamo deberá de recomprarlo.

Sin duda, suena algo complicado, pero lo cierto es que se trata de algo funcional y que puede ser de mucha ayuda. El Buyback, por ende, se genera cuando quien recibe un préstamo no lo paga a tiempo y el emisor de la garantía de compra, recomprará la misma. No solo pagando por completo el capital, sino también incluyendo los respectivos intereses. Esto es algo que siempre va a hacer el originador del préstamo, es decir, la entidad de crédito que lo ha emitido.

¿Cuántos tipos existen?

Como te hemos mencionado brevemente en la introducción, hoy en día, entre esta terminología, se utilizan diversos tipos de Buyback, específicamente seis tipos. Por ese motivo, se vuelve fundamental conocer sobre cada uno de ellos para tener en claro cuáles son las condiciones, características y especificaciones que poseen. De ese modo, podrás entender mucho mejor cómo funcionan y a cuál se tendrá que recurrir según cada caso. Así que vamos, pues, a conocer cuáles son los seis tipos de Buyback existentes y de qué van:

1 – Buyback Estándar

El más común e implementado de todos es el Buyback estándar. Se trata de una garantía de recompra que es empleada por una gran variedad de entidades y plataformas financieras. Este tipo de Buyback, cuando es efectuado, puede cubrir el capital invertido y también los intereses del mismo. Además, puede ser activado bien sea a los 30 o 60 días a partir de la primera cuota impagada. Como puedes ver, encaja a la perfección con lo que te explicamos en la definición del término, de allí que sea catalogado como estándar.

2 – Buyback de Capital

Por otro lado, nos encontramos con el Buyback de Capital. En este caso, estamos ante un tipo de garantía de recompra que tan solo te asegura recomprar el capital que se haya invertido. Esto quiere decir que solamente cubrirá esto y no se hará nada al respecto de los intereses que se hayan generado al respecto. Sin duda, es un tipo de servicio que no resulta tan favorable, pero aun así, es también una de las más utilizadas por diversos tipos de plataformas.

3 – Buyback Parcial

En tercer lugar, nos encontramos con un tipo de garantía de recompra que incluso es inferior a la comentada con anterioridad. Esto se debe a que, cuando se recurre al Buyback Parcial, no se cubre ni los intereses, ni el 100% del capital. En estos casos se recompra tan solo un porcentaje del mismo. De allí que sea tan importante leer con detenimiento las condiciones de cada tipo de plataforma de inversión. De esa manera, podrás estar consciente de cuál es el porcentaje en caso de que trabajen con Buyback Parcial.

4 – Buyback Relámpago

Siguiendo con los tipos de Buybacks, nos encontramos con el tipo relámpago. Su nombre se debe al hecho de que es una recompra de garantía que se activa de forma prácticamente inmediata en caso de impago. Por ejemplo, se puede activar a tan solo unos pocos días de impago, a diferencia de otros tipos que se activan al mes o dos meses. Claro está, es un tipo de garantía de recompra que no es tan empleada por las plataformas en la actualidad.

5 – Pago garantizado Buyback

Ahora bien, el pago garantizado suele ser algo totalmente aparte al Buyback, pero sin duda, en esencia, tienen algunas similitudes. Cuando se habla del pago garantizado se trata de un tipo de garantía en la que se asegura que el emisor pagará las cuotas como si nada ocurriese. Esa es la principal diferenciación al respecto del Buyback estándar y sin duda es importante reconocerlo. Claro está, esto hace que el emisor esté sujeto al pago de las cuotas por un tiempo que puede terminar siendo indeterminado.

6 – Fondo de Provisión – Buybacks

Para finalizar, otra de las alternativas a la garantía de recompra, es el fondo de provisión. Se trata de un sistema que hace que los prestatarios paguen una comisión extra con cada cuota que irá destinada a un fondo en común para devolver la inversión. Esto, por supuesto, en caso de que se genere algún tipo de problema al momento de devolver el dinero prestado. Sin duda, se trata de una idea bastante efectiva, de allí que sea utilizado como una alternativa al Buyback.

¿Cómo se hace un Buyback?

Si aún tienes dudas al respecto del Buyback, entonces debes tener en cuenta cómo funciona. Aunque pueda resultar algo curioso, realmente se efectúa para animar a las personas a hacer inversiones por medio de una reducción de los riesgos. De allí que, independientemente del tipo de inversión en la que estés interesado, es posible que cuentes con una garantía de recompra que sea capaz de cubrirte las espaldas. Para que entiendas bien cómo funciona, a continuación, te daremos un ejemplo.

Si tú inviertes un total de 1.000 euros en un tipo de préstamo que trabaja con el Buyback estándar cuyo porcentaje de comisión es del 12%. En caso de que el prestatario no realice sus pagos para la fecha de la primera cuota, se contarán 60 días a partir de allí para poder reclamar la garantía de compra. Por lo tanto, una vez que pase este tiempo y llegue la fecha indicada, el originador te hará llegar un total de 1.030 euros.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.