sector tecnológico

¿Corrección o cambio de ciclo en el sector tecnológico?

El sector tecnológico de la información y las comunicaciones (TIC) ha sido clave en el desarrollo económico y social global durante los últimos años. Se ha convertido en un elemento indispensable para el crecimiento de la productividad de las empresas y del mismo PIB de las economías de todo el mundo. En Europa, Estados Unidos o Asia, sigue siendo un sector en expansión, tanto a nivel económico como de empleo, a diferencia de otras áreas económicas maduras.

Tal y como apuntan desde el Colegio Oficial de Ingeniería Informática de la Comunitat Valenciana (COIICV), en España, el sector TIC «es uno de los ámbitos con mayor demanda laboral» y alcanzó en junio la cifra de 120.000 puestos de trabajo sin cubrir, según un estudio de DigitalES. Además, a nivel nacional, ha cerrado 2021 con un crecimiento histórico del 20,7 %, según el barómetro TIC Monitor, elaborado por VASS y el Centro de Predicción Económica (Ceprede).

El 81 % de las empresas TIC esperan un crecimiento de su facturación superando las expectativas de crecimiento de negocio de la propia Unión Europea. Por otra parte, este sector ofrece un 72 % de contratación indefinida y 7 de cada 10 empresas confían en contratar en los próximos meses.

Un presente alentador

«El presente, por tanto, nos transmite resultados alentadores, pero ¿cuáles son las expectativas de futuro?», se pregunta el presidente del COIICV, Alejandro Blasco. Una pregunta a la que responde comentando que la situación en el principal líder tecnológico de la industria del software (EE.UU.) ha comenzado este mismo año una etapa de altibajos, incertidumbre y desconfianza sobre la estabilidad del sector.

ingenieros-informáticos

Alejandro Blasco, presidente del Colegio Oficial de Ingeniería Informática de la Comunitat Valenciana (COIICV).

Pero, ¿qué está pasando en los últimos meses con este mercado?

«Durante la pandemia, esta industria vivió un gran auge gracias a empresas como Microsoft, Apple o Amazon que alcanzaron sus máximos históricos en bolsa. Sin embargo, recientes cambios en el panorama macroeconómico a nivel mundial han aumentado el pesimismo sobre la estabilidad financiera y la situación económica global. En 2022, las 25 grandes tecnológicas estadounidenses se han dejado en bolsa un 30 % de su valor», afirma Blasco.

Grandes compañías como Netflix o Twitter han anunciado bajas en sus plantillas y otras han optado por «endurecer los procesos de selección poniendo el foco en contratar solo los perfiles imprescindibles». En Europa, «a los problemas con las cadenas de suministro tras la pandemia se une el encarecimiento de los suministros energéticos por la guerra de Ucrania, que ha derivado en una inflación galopante y en la subida de los tipos de interés. Todo ello puede debilitar y condicionar la supervivencia empresarial», añaden desde el COIICV.

Un sector «resiliente»

¿Y cómo afectará este «impasse» al sector tecnológico?

«Los analistas anticipan un ciclo económico descendente. La ralentización de inversiones de capital riesgo y los ajustes de empleo en el sector así lo parecen indicar. Quizás, estemos asistiendo al final de una era de crecimiento sin parangón y de gran liquidez en el mercado. O, simplemente, a una corrección de la valoración de mercado de las empresas junto a una política de inversión coyuntural más cautelosa», sentencia Blasco. Aunque añade: «Si hay un sector resiliente y adaptativo ese es el sector TIC«.

Feria del Automovil de Valencia
Feria del Automovil de Valencia
Marcos Automocion
GVA Expo disseny i Territori

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.