Trabajadores freelances. profesionales

100.000 profesionales han abandonado este sector en España desde 2008

No hay marcha atrás para una transformación digital que está agudizando la necesidad de incorporar talento tecnológico en todos los sectores. Al mismo tiempo, la brecha entre oferta de profesionales tech y la demanda es cada vez mayor. La fuga de talento digital pone al país que la sufre en riesgo de quedarse atrás y no afrontar debidamente las transformaciones digitales y los desafíos que los expertos auguran para el contexto laboral europeo.

En nuestro país, según los datos aportados por Comisiones Obreras (CCOO), la oferta de empleo para posiciones tech representa en la actualidad el 22,7%. Sin embargo, la organización también señala que la demanda de este tipo de trabajos ha descendido un 12,9% y que el sector de las TIC ha experimentado una fuga de hasta 100.000 profesionales desde 2008.

De hecho, según aseguró el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, faltan ya en 2022 alrededor de 125.000 profesionales con formación digital. Casi la mitad de las empresas españolas, según informaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), han tenido problemas para cubrir las vacantes de perfiles con habilidades tecnológicas. En esta línea apunta el informe de 2021 de Tech Cities, que radiografía el empleo digital en nuestro país, y que afirma que cada dos años la demanda de profesionales tech se duplica.

¿Por qué se van?

Entre los principales motivos que encuentran los profesionales tecnológicos para probar suerte en otros países se encuentran las condiciones laborales. Según Prosperity Digital, agencia de contratación líder en el sector de los perfiles digitales, son los bajos salarios y la predominancia de contratos temporales lo que más ha favorecido que el talento nacional haya sido captado por los mercados extranjeros.

Durante 2020, el sueldo medio cobrado en nuestro país por un trabajador del sector de las Tecnología de la Información y Comunicación (TIC) era de 2.810 euros. Pese a que esta es una retribución que se sitúa por encima de la media en España, en países como Alemania la media del mismo sector se sitúa en 5.793 euros. En Reino Unido alcanza los 4.825 euros al mes. Este es un factor fundamental, más aún en un sector que ofrece amplias posibilidades al profesional de desempeñar su trabajo a distancia.

Para Gary Mullan, director de Prosperity Digital, «la retribución es un factor detonante para quienes buscan empleo y en España es necesario concienciar a los contratantes de que invertir en talento digital vale la pena».

¿Qué perfiles son los más demandados?

Esta batalla por el talento tecnológico y la escasez de profesionales muy especializados obliga a las empresas a diseñar nuevas estrategias. La compañía semipública Indra admitía reciéntemente que ha tenido que recurrir a profesionales juniors para hacer frente a esta situación. «Estamos intentando cubrir la demanda con estos perfiles; creemos que podemos afrontar así el crecimiento de ventas», aseguraba Cristina Ruiz, CEO de Minsait, división tech de la firma.

Ciberseguridad, análisis de datos o blockchain son algunas de las áreas que más demandaran estos nuevos profesionales. No obstante, las escuelas de formación todavía no tienen la capacidad suficiente para suplir los profesionales que el mercado demanda, llevando a una gran competencia entre las empresas por aquellos disponibles. Esta situación abre un panorama profundamente cambiante del que advierten desde el Foro Económico Mundial: la mitad de la fuerza laboral en el mundo deberá reentrenarse para desarrollar nuevas competencias.

Formar nuevos profesionales

Según la  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) el 65% de los niños que actualmente están todavía en la escuela infantil, terminarán desempeñando un empleo que todavía no existe. Ello sitúa a la formación como un elemento fundamental de cara a los próximo años. En este sentido, en la incorporación al mercado laboral de las próximas generaciones resultará de vital importancia que las instituciones educativas fomenten el desarrollo de las habilidades digitales de los profesionales del futuro para reducir así la escasez de perfiles.

Para el CEO de Prosperity, «la consolidación de la digitalización generará muchísimos empleos a los que solo podrán acceder profesionales cualificados y, por esta razón, es indispensable que en la etapa de formación los estudiantes adquieran las competencias necesarias para trabajar en un entorno digital».

 

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.