Shopopop reparto a domicilio última milla

Llega a Valencia y Alicante la plataforma que hace repartidor a cualquier vecino

¿Estás dispuesto de hacer de repartidor ocasional a cambio de unos euros? El concepto de BlaBlaCar de entrega colaborativa aterriza en Valencia y Alicante, pero en este caso no con pasajeros sino con pequeñas mercancías.

La idea de negocio la pone en marcha Shopopop; una plataforma tecnológica de entregas colaborativas orientada a la última milla. Su misión es hacer que las entregas a domicilio sean más flexibles, asequibles y sostenibles.

¿Cómo?

Este servicio de entrega se apoya en una comunidad de repartidores privados, los llamados shoppers, ciudadanos que aprovechan sus viajes diarios para repartir productos a domicilio desde los puntos de venta asociados con la plataforma. Estos vecinos que ejercen de repartidores reciben una compensación económica a cambio.

El concepto llega a España desde Francia; la plataforma se funda en Nantes en 2016 y ya tiene presencia en 7 países: Francia, Portugal, Italia, Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo y, también, España.

Este mes comienza a operar en dos ciudades más, València y Alicante, tras su desembarco hace tres meses en Madrid, ciudad a la que llegó tras levantar 20 millones de euros en una ronda de financiación.

Referente europeo de entregas colaborativas

En solo tres meses en Madrid, ya ha gestionado más de 1.000 envíos y cuenta con 70 tiendas asociadas.

Puede considerarse el líder europeo del modelo ‘crowdshipping’, una rama de la economía colaborativa aplicada a la mensajería que consiste en aprovechar el viaje de una persona para que lleve un paquete a otra que se encuentra en su camino.

Toma como referencia los desplazamientos habituales de los ciudadanos (colegios, compras, trabajo), estos vecinos solo tienen que recoger las compras de otros ciudadanos en los puntos de venta asociados a la plataforma y entregarlos para ganar un dinero extra y ayudar a su comunidad. La contribución que recibe por este servicio está entre los 5 y 8 euros.

Desde Shopopop aseguran que la situación actual del sector logístico está marcada por la llegada masiva de ofertas vinculadas al ‘Quick Commerce’ (tiendas oscuras, promesas de entregas exprés, etc.); que agravan un problema de eficiencia en la logística de última milla, la parte del proceso más costosa para las empresas y comercios.

Su modelo, insisten, contribuye a reducir la congestión en las ciudades y a rebajar las emisiones de CO2 prestando un servicio colaborativo.

La plataforma trabaja en Europa con diferentes tipos de puntos de venta: supermercados, tiendas especializadas (floristerías, tiendas de vino, parafarmacias y perfumerías), y también con comercios independientes.

Caso de éxito en Francia

 Shopopop llega a España avalado por su éxito en Francia. De hecho, su servicio de entrega está disponible en 15.000 ciudades francesas y se apoya en una comunidad de 300.000 Shoppers.

Desde principios de 2021, la plataforma ha organizado más de un millón de entregas para 1.700 partners, una actividad que el año pasado más que duplicó el volumen de 2020. Para finales de 2025, tiene previsto desarrollar una red de 50.000 tiendas asociadas.

En Francia, Shopopop trabaja con los principales agentes de la distribución alimentaria (Auchan, Carrefour, Casino, E.Leclerc, Intermarché, Système U, etc.), de la distribución especializada y del sector minorista (Eram, Bureau Vallée, Biocoop…); además de con minoristas locales (Jeff de Bruges, Cavavin, etc.).

«Creemos que Valencia y Alicante son una gran opción para continuar nuestra expansión, son ciudades con numerosos comercios locales y de proximidad que queremos apoyar; además por el momento en que llegamos esperamos una buena recepción y actividad de cara a nuestra potencial comunidad de shoppers«, explica Clara Lloveres, General Manager para España de Shopopop.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.