David Zalaznick fondo JZI demanda Andrea Orcel

La demanda “cortina de humo” del fondo JZI y David Zalaznick

David Zalaznick, propietario del fondo JZI ha presentado una demanda en el estado de Nueva York contra dos de sus directivos en Europa y contra otras empresas españolas, por hechos ocurridos supuestamente en España.

El historial de Zalaznick como inversor en los últimos años habla por sí mismo; ya que, según la información a la que hemos tenido acceso, la cotización del vehículo público JZ Capital Partners, listado en la bolsa de Londres, ha caído más de un 80% en los últimos cinco años; debido a una nefasta estrategia de inversión inmobiliaria en EE.UU. generando una pérdida de más de 500 millones de libras.

Al parecer no es la primera vez que Zalaznick visitará los juzgados; ya que sus fondos han sido demandados en EE.UU. por un préstamo de 200 millones de dólares cuyo colateral o garantía estaba pignorada a favor de otros préstamos. Este hecho provocó que este préstamo y otros fuesen declarados vencidos; ocasionando una pérdida de más de mil millones de dólares.

También Zalaznick ha dejado huella de su mala gestión en España, donde contamos con otro conocido caso como es el de la mayor empresa de seguridad, Ombuds. Desde 2019 se encuentra en concurso de acreedores y las pérdidas estimadas podrían superar los 60 millones de euros; con posibles repercusiones a otras empresas participadas por JZI.

Asimismo, uno de los principales inversores, ALPINVEST, ha cambiado a David Zalaznick y su fondo JZI como manager de sus principales vehículos de inversión, justo después de conocerse la demanda interpuesta por Zalaznick contra sus directivos. Según los expertos consultados, este hecho es algo insólito en el sector y denota una absoluta pérdida de confianza.

¿Cómo actuaría un fondo?

Tras consultar a expertos del sector de capital riesgo, la demanda interpuesta a sus directivos es claramente una cortina de humo que pretende ocultar la cuestionable gestión del mencionado Zalaznick sobre sus inversiones tanto en EE.UU. como en España, tal y como exponemos a continuación:

1- Un fondo jamás airea sus asuntos o discrepancias internas, ya que puede afectar muy negativamente a la confianza de sus inversores y a sus participadas.

2- Un fondo jamás presenta una demanda como primera acción para dirimir sus discrepancias internas.

3- Un fondo jamás publicita una demanda; en todo caso, lo publicita el ejecutivo perjudicado, como ha sido el caso de Andrea Orcel por su fichaje fallido. En ese caso, es evidente que el demandante es Orcel y no el banco. Sin embargo, en la demanda que estamos analizando, no han sido los directivos los demandantes ni tampoco los que lo han publicitado.

4- Un fondo jamás presenta una demanda sobre generalidades; máxime cuando tiene acceso a poder recabar toda la información relativa a los hechos referidos en la citada demanda.

5- Un fondo jamás interpone una demanda en una jurisdicción donde no han ocurrido los supuestos hechos. Interponer la demanda en EE.UU. frente a hechos ocurridos teóricamente en España, por directivos europeos, es un claro chantaje a dichos ejecutivos; que desconocen la legislación americana y no disponen de los medios económicos para su defensa.

La forma de actuar de JZI y David Zalaznick es a todas luces disonante con la forma de actuar de un fondo de inversión, tal y como nos han explicado los expertos con los que hemos hablado.

¿Qué pretende la demanda?

Por lo tanto, cabe preguntarse; ¿cuál es la motivación real de esta demanda?,

A juzgar por su trayectoria inversora, la única explicación es la creación de una cortina de humo para desviar la atención de sus verdaderos problemas como inversor y gestor.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.