Economía 3: Noticias económicas e Información para el liderazgo Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Chulilla y por qué Valencia es mucho más que costa

Chulilla: un pueblo del interior que demuestra que Valencia es más que costa

La provincia de Valencia tiene en su interior una gran cantidad de ciudades y pueblos, cada uno con su propia magia. Y uno de los pueblos que destaca por su belleza y atractivo es Chulilla. Este pequeño municipio pintoresco está ubicado en la comarca Los Serranos, a 60 km de la capital. Allí encuentras diversos lugares hermosos que reflejan la vida de generaciones pasadas. Además de las interesantes infraestructuras, Chulilla es un pueblo que goza de mucha historia. Aquí cada una de sus calles tiene vestigios de las pisadas de grandes hombres de otras épocas.

¿Qué ver en Chulilla?

Cuando recorres este espectacular lugar no puedes dejar de visitar:

El Castillo de Chulilla

Visitar el Castillo de Chulilla es dar un paso atrás y transportarte a  épocas antiguas donde se llevaban a cabo diversas batallas por la conquista del territorio. Este castillo fue construido por los musulmanes y, en su momento, fue utilizado como prisión eclesiástica a cargo del obispo de Valencia. Además, después de que los cristianos lograron conquistar Chulilla, el castillo sufrió de diferentes reformas entre los siglos XIV, XV y XVI. Fue también una cárcel y una residencia señorial.

Salto de Chulilla

El Salto de Chulilla es un gran cañón ubicado en el interior del municipio. Tiene una altura de 10 m y una profundidad de 160 m. Para los senderistas, este lugar es el ideal para pasar una linda mañana o tarde. Aquí puedes descubrir un nuevo paisaje y estar en contacto con la naturaleza. Además, posee diversos sitios para descansar o hacer un picnic junto con tu familia o amigos. Es ideal para tomar fotografías únicas con un paisaje realmente hermoso. Este cañón forma parte de la Ruta de los Pantaneros y Embalse de Loriguilla.

Plaza de la Boronía

Esta plaza es una de las más populares entre los habitantes de Chulilla. En la Plaza de la Boronía puedes hacer conexiones con otras vías o plazas como la Plaza de la Iglesia. Además, tienes la posibilidad de visitar los diferentes comercios que se encuentran a su alrededor. Asimismo, este lugar está ubicado en un sitio de poco tráfico por lo que se trata del sitio perfecto para que puedas dar un lindo paseo con tu familia libre del ruido de los coches.

Charco Azul

Si vas a visitar Chulilla no te puedes ir sin antes pasar por su famoso Charco Azul. Este es un lugar perfecto para ir con tus seres queridos y pasar un impresionante día lleno de risas y diversión a lo grande. El Charco Azul es un precioso lago ubicado en dirección al poblado de Turia. Se caracteriza por sus aguas de color turquesa y paredes rocosas que le dan un toque paradisíaco al lugar. Además, si deseas tomar un aperitivo, tienes a tu disposición diferentes restaurantes cercanos  donde puedes degustar los platos típicos de la zona.

Paraje Natural Municipal Los Calderones

En la desembocadura del Río de Turia en Chulilla se creó una garganta profunda que tiene un camino formado por la roca calcárea que conforma un sorprendente cañón con paredes de más de 80 m de altura. Para aquellos que les guste conocer paisajes increíbles con un panorama de ensueño, deben visitar este paraje. Además, posee dos enclaves que son distintivos de Chulilla: Charco Azul y Los Calderones, lugares únicos y con una gran belleza. El paraje se ha convertido en uno de los espacios favoritos de quienes disfrutan al máximo la naturaleza y sus espectaculares paisajes.

Ruta de los Puentes Colgantes

Esta es una de las rutas más impresionantes y divertidas de toda Chulilla. En este interesante itinerario puedes pasar por diversos y singulares puentes, desde donde puedes tener una maravillosa vista de todo el entorno. Chulilla es un pueblo que se caracteriza por tener diferentes zonas turísticas que son las preferidas de muchos senderistas y esta es una de ellas. El recorrido comienza en este municipio y termina al llegar al cañón de Turia. Durante el camino te toparás con diferentes puentes, el de mayor altura es de 15 m. No puedes perdértelo.

Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles

La Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles es uno de los templos religiosos más visitados de Chulilla. Está ubicado en la Calle Abadía y su estructura data delos siglos XV y XVI. En su interior posee una nave rectangular dividida por dos vertientes y dos puertas que tienen el encanto de épocas pasadas. También puedes visitar su capilla, el campanario y la sacristía. Todo ornamentado al estilo barroco, muy similar a la Iglesia del Corpus Christi en Valencia.

Ermita de Santa Bárbara

La Ermita de Santa Bárbara fue edificada en 1364, por lo que se considera uno de los templos más antiguos de Chulilla. Para visitarla tienes que llegar hasta el final del pueblo siguiendo la dirección a Sot de Chera. Por otra parte, en lo que respecta a su estructura, este es un edificio de estilo gótico que tiene líneas geométricas y sencillas. Al frente, una ventana abocinada y la puerta en forma de arco, donde puedes observar el nombre de la Ermita de Santa Bárbara.

Remanso de las Mulas

En un pequeño rincón de Chulilla, llamado Peña Judía, puedes encontrar el Remanso de las Mulas. Un sitio ideal para visitar en vacaciones. Para llegar a este lugar tienes que ir en dirección contraria a la del Charco Azul, cruzar el río dos veces y llegar a la cueva del Gollizno. Desde allí encuentras las indicaciones para acercarte hacia al Remanso de las Mulas. Una vez allí disfrutarás del hermoso paisaje que está a su alrededor y darte un buen chapuzón en sus aguas cristalinas.

Barranco Vallfiguera

El famoso Barranco Vallfiguera lo puedes encontrar al sur del municipio de Chulilla. Fue descubierto en el siglo XIV. Para las personas que les gusta el senderismo, este es uno de los mejores lugares para visitar. Y es que, además del hermoso paisaje el barranco, tiene en su interior un camino que fue acondicionado para la práctica de este deporte. Anteriormente se llamaba “El camino al cerro negro” o “La vereda de Castilla”. Asimismo, también se hallan en este lugar las pinturas rupestres, sin lugar a dudas un sitio interesante para visitar.

¿Dónde alojarse en Chulilla?

Chulilla es uno de los lugares con más magia y cultura de la provincia de Valencia. Cada año llegan visitantes nuevos a conocer sus tierras, empaparse de su cultura y conocer su historia. Para recibir a sus visitantes el pueblo cuenta con diferentes alojamientos en los que podrás disfrutar y descansar de forma tranquila y con las mejores atenciones. En Chulilla puedes alojarte en Casa del Pueblo, Casa Madeli, La Baranda, Casa del Herrero, Casa Rural La Rocha, entre otros muchos lugares. Lo que sí es seguro es que en cualquiera de ellos serás tratado de maravilla.

Gastronomía de Chulilla

Una de las más ricas razones para visitar el pueblo de Chulilla es su deliciosa gastronomía. En los diferentes restaurantes del pueblo y sus alrededores puedes degustar sus ricos platos. Cuando los pruebes vas a querer regresar todos los años. Uno de sus platos más emblemáticos es la famosa olla de carne. Sin embargo, no se quedan atrás los ricos fogones chulillanos, la olla de berzas, una copa de mistela y el Rin-Ran. Y de postre no puede faltar la torta de almendra y el dulce reguiño.

¿Cómo llegar a Chulilla?

Para poder llegar al pueblo de Chulilla tienes diversas opciones. Sin embargo, la más recomendada es ir en coche propio, desde Chelva, Sot de Chera, Losa del Obispo, entre otras ciudades, ya que es la forma más rápida. Pero también puedes viajar en autobús o tren. Si te decantas por el autobús, la estación más cercana es la de Chiva, que se encuentra a 25,20 km del pueblo. Aquí hay conexiones con estaciones de autobuses para Castellón y otras diversas capitales.

Vive-Costa-del-Sol-300x300
riba-Mundo-Black-friday-300x300

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.