García-Petit: «Somos el abogado de David frente a Goliat»

García-Petit: «Somos el abogado de David frente a Goliat»

No es un despacho al uso, se trata más bien de una boutique jurídica con más de 25 años de experiencia; donde su equipo de profesionales, centrado en el derecho económico y empresarial «está plenamente comprometido» en la defensa jurídica de los derechos e intereses de cada cliente, abordando el problema de manera transversal. Enfrente pueden situarse grandes corporaciones. Esto no es ningún hándicap.

Hablamos de García-Petit Abogados y así lo explica el abogado y director de la firma, Alfredo García-Petit Barrachina que charla con Economía 3.

– Comentas que una de las características diferenciales del despacho es la forma de abordar los asuntos…

– Así es, si bien tenemos un tamaño mediano contamos con profesionales especializados en las diversas áreas del derecho; por lo que cada caso lo analizamos de manera transversal; de forma que todas las especialidades analizan el caso desde sus campos de actuación para aportar una solución lo más completa posible.

Rompemos así con la clasificación académica del derecho por áreas de conocimiento; es decir, Mercantil, Civil, Procesal, Tributario, etc. y damos un enfoque distinto al de los grandes despachos más compartamentalizados.

Entendemos que la solución a los problemas jurídicos, hoy en día, excede con mucho las clasificaciones tradicionales y requiere de aportaciones desde los distintos campos del conocimiento jurídico.

– ¿Qué cree que busca un cliente al escoger un despacho (tamaño, especialización…)?

– Creo que hoy en día la diferencia no está tanto en el tamaño de los despachos como en la especialización y el trato que podemos ofrecer a los clientes.

Por otro lado, también la tecnología ha permitido a despachos medianos como el nuestro, poder acceder a recursos de conocimiento y gestión; que antes solo estaban al alcance de las grandes firmas. Lo que nos permite competir en un plano de igualdad con los despachos de mayor tamaño; presentando una oferta diferenciada para los clientes que quieren otro tipo de atención.

– ¿Qué podéis ofrecer en ese aspecto?

– Ofrecemos respuestas especializadas y a medida de los problemas en cuestiones de derecho económico y empresarial.

Dentro de esta denominación se circunscribe toda la problemática vinculada con el mundo de la empresa y los intereses económicos de nuestros clientes; que en muchos casos también son particulares o autónomos.

Dentro de este concepto amplio tiene mucho peso el derecho Mercantil y el derecho Tributario, que en sí mismos ya son dos mundos muy amplios; sin olvidar el derecho civil, el administrativo, el procesal o el penal económico.

A mí me gusta explicar a nuestros clientes precisamente lo que no hacemos; a la inversa de lo que puede parecer lógico, pero es que lo deja mucho más claro. Los campos en los que no actuamos directamente son el derecho de familia y el derecho laboral; si bien contamos con colaboradores externos en estos campos que tienen la misma filosofía de trabajo que nosotros. A ellos les derivamos los asuntos de estas materias y también aportamos nuestro punto de vista cuando sus asuntos afectan a alguna cuestión propia de nuestras áreas de conocimiento.

David frente a Goliat

– ¿Cómo están funcionando las distintas áreas de negocio o de especialización del despacho?

– En García-Petit Abogados el área extra procesal, es decir la de planificación societaria, patrimonial y fiscal, siempre ha tenido un peso muy importante; funcionando bien en casi todos los momentos de los ciclos económicos.

A partir de la crisis de 2007, el derecho concursal, que antes llamábamos de suspensiones y quiebras, pasó a ser desgraciadamente muy demandado por nuestros clientes; manteniendo desde entonces mucha importancia en el despacho; y convirtiéndose en una área de especialización dentro del propio departamento de Mercantil.

Igualmente –también en parte como consecuencia de la crisis–, los problemas de derecho bancario; que antes mayoritariamente afectaban a empresas; se generalizaron en la sociedad y muchos particulares se vieron afectados. Esto hizo que tuviéramos una gran demanda de este tipo de casos; que en buena medida continúa hasta el día de hoy, dentro del departamento de Mercantil.

Así, nos hemos especializado en la defensa de conflictos de particulares, ya sean personas físicas o jurídicas, frente a grandes corporaciones; compañías de seguros; entidades financieras, y administraciones públicas. Con respecto a estas últimas especialmente en el ámbito tributario.

De manera gráfica, somos el abogado de David frente a Goliat.

– ¿Podría ponernos algún ejemplo?

– Por ejemplo nos hemos situado al lado de los transportistas; para que puedan reclamar los daños y perjuicios ocasionados por la conducta de competencia desleal de grandes petroleras; las cuales mediante acuerdo ilegal fijaron precios similares en sus estaciones de servicio; provocando un incremento del importe de los carburantes en perjuicio de los consumidores.

– ¿Y en qué otros aspectos o servicios estáis aportando mayor valor?

– Desde las relaciones de comercio internacional por parte de empresas y operadores jurídicos; hasta la planificación financiero-fiscal de personas con capacidad para deslocalizarse; lo que ahora se está llamando nómadas digitales. Si bien, creo que el concepto es mucho más amplio; y no se debe limitar solo a profesiones de contenido altamente tecnológico, aunque sea este el caso más frecuente.

Hoy en día el tráfico jurídico tiene una complejidad importante; y un elemento determinante es la internacionalización o globalización. El elemento internacional hoy está mucho más presente que nunca en el asesoramiento y la resolución de conflictos en cualquier relación jurídica de contenido económico o empresarial. Este es un punto en el que estamos especialmente focalizados en los últimos años.

– ¿Qué tres consejos ofrecería a patrimonios / empresas para aprovechar algunas fortalezas coyunturales o estructurales; o bien para estar alerta y evitar problemas posibles?

– El primer consejo sería acudir a un buen profesional para asesorarse. Hay muchas posibilidades de optimizar fiscalmente un patrimonio; y a la vez, alcanzar una estructura jurídica que facilite la gestión e incluso la sucesión si fuera necesario; pero para llegar a una buena solución, se requiere de un adecuado asesoramiento y estudio.

Quizá el segundo sería tener la mente abierta al elemento internacional que el mundo globalizado de hoy nos facilita; sin que ello suponga ningún tipo de elusión o fraude. La libertad de circulación de capitales y personas; junto con las nuevas tecnologías y la rapidez de los medios de transporte; hace que la globalización en este campo esté al alcance de casi todo el mundo.

Por último, el tercero sería tener un criterio propio. Desconfiar de las informaciones falsamente técnicas que se pueden leer en redes sociales; sin ser bien contrastadas. Incluso, en algunos casos, los mensajes de las propias administraciones públicas y grandes corporaciones que, si bien pueden tener una parte de verdad, pueden estar sesgadas hacia sus intereses.

Repunte de la actividad concursal

– ¿Qué se espera en los próximos meses de la actividad concursal?

– Si bien percibimos una dualidad en la que hay sectores empresariales y profesiones que están funcionando muy bien, con buenos números de crecimiento; hay otros que están muy tocados.

La pandemia y situaciones que se están dando en estos últimos meses como la subida de los costes energéticos y los conflictos internacionales están impactando en muchas de ellas. Tristemente esperamos un repunte de los procedimientos concursales tanto de empresas como de particulares.

La finalización de buena parte de los ERTE y el inicio de los periodos de amortización de los préstamos ICO van a marcar un momento crítico; para muchas empresas que no hayan podido superar los daños de estos años de pandemia.

-¿Estáis trabajando por reforzar algunas áreas del despacho?

– Estamos ampliando todo lo relacionado con la internacionalización; tanto de empresas como de particulares; ampliando servicios para los denominados nómadas digitales; empresas con mercados globales sin olvidar todo el mundo de las criptomonedas y nuevas tecnologías.

– Con presencia física en las tres provincias de la Comunitat Valenciana, ¿os planeáis nuevas aperturas o alianzas?

– El despacho se encuentra en un momento de consolidación y estabilidad; manteniendo sede operativa en las tres capitales de la Comunitat; con una plantilla consolidada al igual que la red de colaboradores, sin plantearnos el salto fuera.

En otros momentos sí que se plantearon alianzas con otros despachos; pero habiendo alcanzado un tamaño que consideramos suficiente para dar el servicio que pretendemos sin perder la personalización del trato; esta opción está descartada, de momento.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.