programadores

El futuro laboral de los programadores en España: mucha demanda y escasa oferta

Cada vez hay más empresas digitalizadas y, por ende, los programadores y las profesiones digitales están altamente demandadas. 4Geeks Academy es una escuela de programadores internacional que pretende acercar el mundo de la programación a todos los públicos. Ha realizado un estudio sobre las perspectivas laborales del sector de la programación en nuestro país repasando los puestos más demandados, perspectivas salariales o el perfil del profesional.

Se trata de un sector en el que la demanda es muy alta y la oferta es más bien baja. Por eso, alrededor del 60% de las empresas se ha quedado sin cubrir todos los puestos tecnológicos que necesitaban. Ante esta dificultad, Víctor Manuel Gómez, country manager de 4Geeks Academy, explica que “del millón de programadores que necesitaba Europa antes de la pandemia, el 30% los demandaba España. Con la pandemia esto no ha hecho más que crecer”.

Mucha demanda, poca oferta y mucho sueldo

A este problema se le suma la lucha de sueldos que existe en el mercado. Actualmente, los programadores juniors están cobrando alrededor de 18.000 y 25.000 euros. Sin embargo, Gómez aclara que “deben ser conscientes que en ese momento el salario no es lo primordial. Deben estar en un sitio en el que puedan formarse y aprender, ya habrá tiempo para mejorar el salario”. También hace un llamamiento a las empresas y reivindica que “tienen que saber que sin perfiles juniors no hay senior y que, al final, para la empresa es una inversión”.

Sin duda, ante esta escasez de oferta que nos encontramos, la mejor solución es mejorar la formación. “Las universidades y escuelas profesionales no dan abasto para formar a todos los programadores que se necesitan. Sin embargo, sí que reciben ayudas del Estado. Por eso, desde 4Geeks creemos que también sería importante reconocer los estudios de este tipo de academias para que la demanda se pudiera cubrir”, reivindica Gómez.

¿Cuál es el perfil del programador actual?

En cuanto al perfil del programador junior, podemos encontrar algunas características comunes a todos. En primer lugar, se trata de personas que se han formado en remoto y que, por lo tanto, están acostumbrados a ello. Sin embargo, en España continuamos con una cultura laboral más conservadora. La caída del teletrabajo en España es considerablemente mayor que en el resto de países de su entorno. Hemos pasado de un 16% a causa del confinamiento a un 11% en marzo del 2021 y apenas un 8% en el último trimestre de este año, según datos de Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI).

Desde 4 Geeks Academy explican que “el sector de la programación se mantiene como uno de los principales representantes del teletrabajo, ya que son personas que están más que acostumbradas a trabajar así. De hecho, ha habido empresas que se han visto obligadas a ofrecer, por lo menos, un formato híbrido para atraer y mantener el talento”.

Se trata también de un mundo dominado, sobre todo, por hombres. De hecho, según datos del INE en 2020, en España había solo un 28% de mujeres en el sector. “Sí que es cierto que creemos que estos datos están cambiando, ya que hemos tenido algunos cursos en la academia que han llegado a tener hasta un 50% de ocupación de mujeres, lo que nos indica que el número va en aumento”, explica Gómez. Además, no suelen estar mucho tiempo desempleados, ya que la media para empezar a trabajar en una empresa suele estar en torno a 45 días.

¿Todas las empresas necesitan programadores?

Lo cierto es que, en palabras del propio Víctor Manuel Gómez, “hay empresas que nunca se habían planteado tener un departamento tecnológico y ahora se están viendo obligadas a tenerlo”. Las empresas, cada vez más, son digitales. La necesidad de digitalización ha potenciado la ampliación del mercado para quienes forma parte del mundo de la programación.

Además, a pesar de que Madrid y Barcelona suelen ser las ciudades donde más ofertas se encuentran, lo cierto es que los programadores cada vez más buscan trabajar desde otro tipo de ciudades más pequeñas. València, Alicante o Málaga son algunas de ellas. Buenos precios de la vivienda o el bajo coste de vida son algunos de los factores más llamativos para quedarse a vivir en estos lugares, aunque puedan teletrabajar para empresas situadas en otros puntos.

Por eso, sin duda, el futuro laboral es de los programadores. Tal y como cuenta Gómez, “incluso para emprender es positivo, ya que es mucho más fácil hacerlo sabiendo programar que sin saberlo”.

Implica-300
nueva-revista-300

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.