Obra civil. Construcción.

Especial construcción: ¿Hacia dónde se debe encaminar la obra civil?

José Alberto Carrasco, director general de Infraestructuras y Edificación de Lantania, nos confirma que desde hace relativamente poco tiempo “estamos entrando en una nueva etapa tecnológica, que afecta a todos los planos de la sociedad y, en particular, a la construcción”. Sin embargo, reconoce que “la construcción civil, en general, se fundamenta en unos procesos validados por el tiempo y la experiencia. Por lo que su inercia es alta y los cambios se producen muy despacio”.

A pesar de todo, admite que “esas transformaciones se van generando y las tendencias actuales pasan por lograr el máximo respeto al medioambiente en la ejecución de una obra, la disminución de la huella de carbono, el empleo de materiales reciclados, el uso de prefabricados para limitar las afecciones in situ y reducir plazos o la incorporación de la economía circular”.

Carrasco incide en que la ingeniería civil se está apoyando cada vez más en el BIM (Building Information Modeling). Una metodología de trabajo colaborativa para crear y gestionar un proyecto de construcción, disponer de la información en tiempo real, mantener reuniones y tomar decisiones a distancia empleando medios telemáticos, el cloudcomputing con la disponibilidad de ciertos datos y servicios en la nube o la industrialización de determinadas fases de la construcción.

El experto de Lantania vaticina que “posiblemente veamos nuevas incorporaciones de la tecnología aplicada a la ingeniería civil. Como el uso del internet de las cosas (IoT), la impresión 3D, el avance en la modularidad de los procesos constructivos y la incorporación paulatina de la robótica”.

José Alberto Carrasco, director general de Infraestructuras y Edificación de Lantania

José Alberto Carrasco, director general de Infraestructuras y Edificación de Lantania

Rapidez y eficacia

Carrasco subraya que es posible construir con menos recursos, más rápido, con mayor eficacia y a un menor coste. De hecho, apostilla “el mercado debe ir evolucionando en esa línea”.

Añade también que “la industrialización de la construcción, junto con el análisis en tiempo real de la cantidad de datos que nos proporciona el big data, permite tomar decisiones más rápidamente y con más criterio. Redundando en una mayor productividad”.

Nuevos materiales en la construcción

Lantania, en colaboración con Graphenea y el apoyo de la Fundación Agustín de Betancourt de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos Canales y Puertos de la UPM, investiga el uso del grafeno en hormigones. Carrasco destaca que “el hormigón, mejorado con aditivos de grafeno, ofrece mayor resistencia mecánica y durabilidad que el estándar. Y reduce la huella de carbono con respecto al empleo de aditivos y la fabricación de hormigones convencionales”.

Azulejo. Sector azulejero. Ladrillo. Construcción. (Imagen de Hands off my tags! Michael Gaida en Pixabay)

Los beneficios de la tecnología

La aplicación de nuevos desarrollos tecnológicos en la ingeniería civil simplifica, facilita y optimiza los procesos”, tal y como reconoce Carrasco. “Lo hemos comprobado a lo largo de las últimas décadas con tecnologías como sistemas de posicionamiento GPS, nivelación láser, desarrollo de software específico de diseño, de gestión o de cálculo. Facilitan la elaboración de los proyectos; la virtualización de los procesos constructivos; o el empleo de drones, entre otros avances”.

A su juicio, las nuevas tecnologías de la información, que ya se están implantando, “nos proporcionarán una capacidad de análisis en tiempo real sin precedentes hasta la fecha. Lo que mejorará nuestra posibilidad de respuesta ante cualquier estímulo o variación de las condiciones predeterminadas. Y, por tanto, nuestra posibilidad de gestionarlo. También deben redundar en una mayor orientación hacia la personalización y la interacción con los usuarios”.

La economía circular

Por otra parte, Carrasco destaca que, para poner en valor la economía circular en el ciclo de vida de una obra civil, “podemos proyectar soluciones que reparen la infraestructura y empleen materiales reciclables o reutilizables. Construyendo con aquellos procesos que requieran menores consumos de energía. Buscando un destino útil a los materiales sobrantes y a la maquinaria una vez finalizada la obra”.

En definitiva, –matiza– “creando un proceso sostenible donde los materiales y recursos se mantengan en el ciclo productivo y en la economía durante el mayor tiempo posible sin perder su valor”. Sobre la aplicación de la economía circular en la ingeniería civil, el experto de Lantania admite que “este proceso se está llevando ya a cabo en cierta medida. Pues el modelo de economía lineal –extraer-fabricar-consumir-tirar– se está sustituyendo gradualmente por un modelo de economía circular”.

Trabajadores. Coste Laboral. Construcción.

Sistematizar procesos en la construcción

Carrasco corrobora que “sí que es posible” sistematizar y automatizar los procesos constructivos en la obra civil. Al igual que se está llevando a cabo en la edificación de la vivienda. De hecho, considera que “ese es el objetivo al que debemos encaminarnos. Puesto que la modularidad, la sistematización y la automatización de determinados procesos constructivos permiten flexibilizar la evolución de la obra. Y ese es el futuro de la construcción civil”.

GVA-Habitatge-300-CALOR-VAL
GVA-Habitatge-300-HUMITAT
Viu-en-pla-EU-9may-3-junio
Aquora-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.