Tecnología y medicina se fusionan para crear salud

Tecnología y medicina se fusionan para crear salud y aceleran con la covid

La aceleración de los procesos de digitalización que trajo pareja la brusca irrupción de la pandemia sanitaria, hace poco más de un año, ha hecho que las miradas de la sociedad se vuelvan hacia le tecnología. Sin embargo, la digitalización de los procesos ya estaba en la sociedad, formaba parte de nuestro día a día. Y es que la implantación de la tecnología en el campo de la medicina es una realidad desde hace décadas.

Y fruto de su aplicación ha sido posible alcanzar los estándares de calidad actuales. Algo que se ve en las aplicaciones de la realidad virtual y aumentada o en el desarrollo de tejidos u otros órganos con impresores 3D. Sin dejar de lado el empleo del big data, que permite practicar una medicina preventiva o más personalizada. Esta apuesta ha abierto un campo a las empresas vinculadas o no con el mundo de la salud, entre las que se encuentran algunas de la Comunitat Valenciana, como Rithmi o Utopic.

Este desarrollo tecnológico avanza de forma imparable. Y de su mano llegan soluciones que ayudan a resolver problemas en todos los campos de la sociedad, pero que cobran gran trascendencia en el de la salud y calidad de vida. En esa carrera que ha permitido lograr la secuenciación del ADN, por ejemplo, están implicadas empresas del sector y grandes corporaciones tecnológicas como Google. De su apuesta por la investigación han surgido productos o herramientas que ayudan a cuidar la salud pública, a la par que generan dependencia.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

El Internet de las Cosas Médicas

La llegada del Internet de las Cosas Médicas (IoMT) cobra especial importancia en contextos sociales como el actual, en el que la tecnología médica tiene reservado un rol destacado a la hora de afrontar la crisis sanitaria. La investigación que ha sido capaz de generar vacunas en un plazo corto de tiempo ha sido decisiva a la hora de afrontar esta crisis, aportando soluciones en unos plazos difícilmente inimaginables hace años. Así, han podido generarse tests de detección, montado hospitales de emergencia o conseguido descifrar el genoma del virus en los laboratorios. Por ello, la tecnología ha devenido en una sólida aliada de los sistemas sanitarios y una de las claves principales de su eficiencia.

En ese contexto, en el de las ventajas que ofrece la tecnología aplicada en el ámbito sanitario, cada vez son más las empresas que encuentran oportunidades de negocio. Y es que innovar para ofrecer tecnología capaz de mejorar la calidad de vida de los pacientes no es incompatible con el objetivo empresarial de obtener beneficio económico. Se puede dar así un doble beneficio, el de mejorar la salud y el monetario.

La innovación en la salud, palanca del Plan de Recuperación

Ante estas buenas perspectivas, son cada vez más los gobiernos, multinacionales tecnológicas y startups que apuestan por impulsar proyectos tecnológicos vinculados al campo de la salud. Y a ello destinan técnicas innovadoras.

El Gobierno español está comprometido con el impulso de políticas de innovación en el campo de la salud, al punto de que quiere que sea una de las palancas del Plan de Nacional de Recuperación y Resiliencia. En esa línea se mueven las administraciones autonómicas y la iniciativa privada, que apuesta y pone en marcha proyectos de aceleración de startups vinculadas a este campo. Cataluña o Andalucía han visto surgir estas iniciativas; como también la Comunitat Valenciana, que entre abril y mayo ha asistido al anuncio de varios proyectos.

Tecnología y salud, protagonistas de proyectos emprendedores

En mayo lo hacía eHealth Future, apoyado por el hub de innovación Innsomnia, que impulsa un espacio de innovación abierta para el sector salud. La impulsora quiere hacer de puente y conectar a 700 startups internacionales con el sistema público de salud y entidades privadas que ofrecen servicios sociosanitarios, a través de su red internacional The Talent Route. El programa abordará la transformación digital integral del sector en el periodo 2021-2027.

No es el único, porque Lanzadera anunció el pasado mes de abril la creación de nuevo hub de innovación dedicado al sector salud, con la idea de reunir y conectar a grandes corporaciones; empresas tecnológicas y startups para desarrollar proyectos y retos en el sector.

Ribera Salud y Janssen, la filial de Johnson & Johnson que ha desarrollado una vacuna monodosis contra la covid-19, están entre los socios tecnológicos que “facilitarán el desarrollo de las soluciones a las startups”, según anunció Lanzadera en un comunicado. Además participarán IBM; Amazon Alexa; Medtronic; SGS, y Siemens Healthineers como “facilitadores tecnológicos”. Ellas seleccionarán a los emprendedores que estén innovando en ese sector.

De este modo, gobiernos de todo el mundo, startups y grandes multinacionales tecnológicas, apuestan por incentivar la aplicación de la tecnología en salud, desarrollando nuevas técnicas cada vez más innovadoras.

“La telemedicina ha venido para quedarse y sus aplicaciones durante la pandemia han permitido comprobar su efectividad”

El hecho es que cada vez más desde el entorno de instituciones vinculadas con la Sanidad se reconoce la utilidad de estas iniciativas que dotan a los profesionales de herramientas y recursos que ayudan en su trabajo. De hecho, como apuntan desde la Organización Médica Colegial (OMC) las aplicaciones y tecnología contribuyen a dar una mejor atención en algunos procesos. En esa línea se manifiesta el presidente del Colegio de Médicos de Castellón, José María Breva, que opina que “la telemedicina ha venido para quedarse y sus aplicaciones durante la pandemia han permitido comprobar su efectividad”. Por ello, cree que las administraciones sanitarias han de apoyar la investigación y evolución de esta tecnología, sin dejar de lado la presencialidad en la atención al usuario del sistema.

Esa implantación a la que aluden desde las organizaciones profesionales de médicos se manifiesta en las tendencias tecnológicas detectadas. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha generado un nuevo término ‘mHealth’ para agrupar las aplicaciones móviles surgidas en este campo. La ‘mHealth’ se define como la práctica de la medicina y la salud pública soportada por dispositivos móviles como teléfonos; dispositivos de monitorización de pacientes; asistentes digitales, y otros dispositivos inalámbricos.

Habida cuenta de que hay más de 5.000 millones de usuarios de smartphones en el mundo, hay un campo para las empresas tecnológicas que desarrollan para la prevención, control y tratamiento de numerosas enfermedades.

En este entorno, el Internet de las Cosas Médicas (IoMT) está transformando el sistema de salud en su conjunto. Empezando por la forma en que los usuarios y pacientes se comunican con los profesionales sanitarios, recopilando datos clínicos o el seguimiento y supervisión de los pacientes.

Cloud Computing, otra aplicación de la tecnología al campo de la salud

El Cloud Computing es otra aplicación de la tecnología al campo de la salud que ofrece la posibilidad de disponer de todos los archivos e información que deseemos en internet; sin tener que preocuparnos por si poseemos espacio suficiente en nuestro dispositivo para almacenar toda esa información. Esta tecnología permite agilizar el acceso a los datos clínicos e información relevante del paciente o mejorar la comunicación entre los centros de salud, hospitales y clínicas.

La Inteligencia Artificial (IA) también abre un nuevo campo de utilidad en el tratamiento de los pacientes o mejorando las condiciones de trabajo de los profesionales sanitarios. La IA siempre ha estado rodeada de un gran desconocimiento. Cuando nos referimos a IA, en ella englobamos cualquier tarea que una máquina podría realizar tan bien, o incluso mejor, que los humanos.

Casos de éxito en la Comunitat Valenciana

Los avances en la aplicación de las innovaciones tecnológicas y la digitalización en la Comunitat Valenciana han permitido el surgimiento de startups como Eyesynth; Rithmi o Utopic. Tres iniciativas reconocidas internacionalmente y que han puesto en valor la iniciativa de emprendedores tecnológicos valencianos.

Eyesynth es un sistema de comprensión visual para invidentes. En síntesis, como apunta su impulsor, Antonio Quesada, “plantea el uso de unas gafas que permiten grabar el espacio en 3D y transformar la información en sonido para ayudar a los invidentes a detectar obstáculos”. Con este sistema, la firma villarrealense obtuvo el reconocimiento de la Fundación Globalis en 2018. También, el reconocimiento de mejor startup social 2018 en los StartUp Europe Awards.

La castellonense Rithmi, ubicada en Valencia, obtuvo en 2020 el reconocimiento de los Premios Emprendedor XXI en la Comunitat Valenciana. Impulsados por CaixaBank,
Rithmi es la pionera del Computational Predictive Care. Creadora de un monitor inteligente de la salud del corazón con detección de fibrilación auricular en tiempo real para la prevención del ictus. Para ello ha desarrollado y comercializado un algoritmo de detección de fibrilación auricular (arritmia) para facilitar la monitorización de las personas para prevenir el ictus.

Tecnología para mejorar la calidad de vida de los enfermos de Esclerosis Múltiple

Y en el campo de aplicación a la salud de la Inteligencia Artificial se enmarca el trabajo de Utopic, otra firma radicada en el Centro Europeo de Empresas Innovadoras (CEEI) de Castellón, que ha desarrollado, en colaboración con el grupo de investigación ImagoBrain de la Universitat Jaume I y la Asociación de Esclerosis Múltiple de Castellón, un programa de realidad virtual encaminado a rehabilitar de forma paralela las funciones cognitivas y motoras de esta población clínica.

Esta propuesta resulta innovadora por dos aspectos fundamentales. Por una parte, se plantea el uso de herramientas de realidad virtual, que resultan ser más atractivas y motivadoras para los pacientes. Y por otra, el programa de rehabilitación que se propone combina el entrenamiento cognitivo con el ejercicio físico aeróbico, que favorece el efecto sinérgico entre ambos para estimular procesos de neuroplasticidad que permitan prevenir y recuperar el deterioro de funciones motoras e intelectuales.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.