Empresas familiares: ¿clave para la recuperación de la economía?

Empresas familiares: ¿clave para la recuperación de la economía en España?

En España, hay 1,1 millones de empresas familiares. Estas emplean a 6,58 millones de personas, según los últimos datos aportados por el Instituto de la Empresa Familiar. Por otra parte, según datos de la Associació Catalana de l’Empresa Familiar, en Cataluña las empresas familiares representan el 88% del tejido empresarial, el 76% de la ocupación privada y el 68% del valor añadido de la economía.

Motor de la economía

La consultora Family Business Solutions, especializada en empresas familiares, se hace eco de estas cifras. Y destaca la importancia de los negocios familiares “en el tejido socioeconómico de nuestro país y en la futura recuperación económica“.

Estas cifras demuestran que las empresas familiares son el principal motor de emprendeduría, creación de empleo y generación de beneficios en nuestro país. La naturaleza familiar y la visión a largo plazo que tienen estos negocios es un factor positivo y supone un valor competitivo diferencial“, subraya Ricard Agustín, fundador de la consultora.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

¿Cuáles son sus principales dificultades?

Según han indicado, muy pocos negocios familiares logran transmitirse a la siguiente generación. Los problemas de continuidad y de sucesión empiezan a aparecer “ya en las generaciones más tempranas“.

Las estadísticas apuntan a que aproximadamente solo el 33% de las empresas familiares sobreviven a la transición de primera a segunda generación. De estas, menos de un 50% consigue pasar de la segunda a la tercera generación de la familia. Es decir, 13 de cada 33 empresas.

La alta mortalidad se debe, en buena parte, a no planificar adecuadamente el traspaso del negocio a la siguiente generación. De hecho, estimamos que 1 de cada 2 empresas familiares todavía no ha consensuado la forma en que se producirá el relevo generacional. Esta improvisación supone un riesgo para el futuro del negocio“, explica Agustín.

Sugerencias de solución

Para garantizar la continuidad de las empresas familiares, Agustín recomienda consensuar con antelación un “protocolo familiar” en el que se regule el traspaso a la siguiente generación.

En este también deben ir recogidas las normas que deberán regir “la relación familia-empresa-propiedad en el futuro“.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.