Lladró

Lladró cumple 35 años en Asia y lo celebra con una nueva apertura

En 2021 se cumplen 35 años de un gran hito en la expansión internacional de Lladró. Se produjo con su llegada a Asia, con filiales en China y Japón. Durante todo este tiempo, el ‘made in Spain’ de la firma de cerámica no ha dejado de cosechar éxitos en el continente. Y muestra de ello son las aperturas en Beijing, Chengdu, Hong Kong y Taipéi, llevadas a cabo durante 2019 y 2020. A esta lista se suma ahora Shenzhen, conocida como la capital china del diseño, donde Lladró aterriza en el espacio comercial y expositivo International Art Design Center.

Tras la puesta en marcha hace justo un año de una nueva filial en Shanghái, capital económica de un territorio que ha demostrado unas grandes perspectivas de crecimiento para la firma en los últimos años, Lladró afianza su presencia en Asia.

Esta apertura tiene lugar en el marco de un plan de despliegue multicanal que contempla tanto boutiques propias, showrooms y espacios pop-up como la puesta en marcha de marketplaces digitales. De hecho, en los últimos doce meses Lladró también ha acelerado su penetración en Asia a través del lanzamiento de sus eboutiques en Tmall y JD (China) y su aterrizaje en Amazon (Japón) y Tata Cliq (India). Como resultado, a lo largo de 2020 Lladró ha logrado mantener e incluso superar los objetivos de ventas previstos para el canal online, llegando a doblar cifras de venta respecto al ejercicio anterior.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Presencia en más de 100 países

A día de hoy, la marca comercializa sus piezas en más de 100 países. Japón (25,7%), Estados Unidos y Canadá (14,5%), India (9,4%) y China junto al resto de países del sur de Asia (8,3%) son los mercados que concentran el mayor porcentaje de ventas fuera de España.

PHI Industrial, el fondo propietario de la compañía desde 2017, tiene el foco puesto en China como mercado estratégico. El fin de esta decisión, en primer lugar, potenciar las nuevas categorías de producto. Asimismo, es relevante por su relevancia como nexo hacia otros importantes mercados de la zona Asia-Pacífico.

Lladró, objeto de deseo de una nueva generación de clientes en China

La marca ha evolucionado e innovado sin perder su esencia y en paralelo a la sofisticación del perfil de consumidor”, explica Ana Rodríguez Nogueiras, CEO de Lladró.Hoy estamos orgullosos de seguir gozando de una gran acogida entre un público que destaca por ser particularmente exigente y avanzado desde un punto de vista tecnológico. Aprecia la diferenciación, la calidad artística y la innovación que aporta cada una de nuestras piezas”, añade.

Según explican desde la compañía, el compromiso de Lladró con la vanguardia va más allá de su producto. “se refleja también en espacios singulares que se han convertido en parada obligatoria de las principales arterias y centros comerciales más exclusivos del mundo”, destacan.

Así pues, los espacios de venta propios también se conciben y redefinen fieles a la imagen actual de Lladró, como firma de gran tradición artesanal consolidada como referente en el mundo del diseño y las nuevas tendencias. El concepto de las nuevas boutiques fue desarrollado junto al reconocido arquitecto Héctor Ruíz Velázquez. Se logró unir la faceta más clásica de la marca junto con las creaciones más vanguardistas en espacios accesibles que no pierden de vista la exclusividad. “Las distintas colecciones de escultura contemporánea, iluminación y fragancias generan un ambiente sensorial y creativo que armoniza el legado artesanal con la innovación”, señalan desde la compañía.

El desembarco en Shenzhen

De este modo, los visitantes de la nueva tienda en Shenzhen pueden conocer las diferentes categorías que trabaja la firma: desde las creaciones más reconocibles (Lladró Heritage) a las piezas más contemporáneas (Lladró Design), pasando por la porcelana funcional más sorprendente en propuestas de iluminación y fragancias para el hogar (Light & Scent y Home Accessories). En este espacio, el blanco, salpicado por sutiles destellos dorados, realza la belleza y el lujo de la porcelana artesanal convertida en arte.

El arranque en Shenzhen se enmarca en el proceso de expansión, diversificación y transformación del negocio. Y sigue a otras aperturas en localizaciones estratégicas, como el centro Takashimaya de Singapur; las ciudades de Kaohsiung y Taipei en Taiwán; el complejo Harbour City de Hong Kong, y SKP, el centro comercial más lujoso de Beijing.

Lladró, la porcelana del siglo XXI

Desde hace más de 60 años, Lladró cultiva un “saber hacer excepcional” en torno a la porcelana. Y lo hace en su única fábrica en el mundo, en Valencia. Escultores y artesanos elaboran cada pieza con delicadeza a través de un proceso artesanal que combina técnicas ancestrales y una paleta de colores propios e inconfundibles.

Lladró explora también el enorme potencial creativo de esta materia noble a través de colaboraciones con prestigiosos diseñadores y artistas contemporáneos. Esculturas, iluminación, objetos del hogar, propuestas para el diseño de interiores y accesorios de moda conforman el universo de la firma. Lladró es embajadora de España en los más de 120 países donde exporta sus porcelanas a través de una red de boutiques propias y distribuidores.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.