Presentación del nuevo plan estratégico de Banco Sabadell

Banco Sabadell también acometerá recortes de plantilla para reducir costes

El nuevo plan estratégico de Banco Sabadell contempla un ahorro de costes de 100 millones de euros de aquí a 2023. Un objetivo que espera conseguir a través de diferentes vías. Entre ellas, un ajuste de plantilla, tal y como están haciendo otras entidades financieras como BBVA o Caixabank.

El plan, que el nuevo consejero delegado, César González-Bueno, ha presentado a inversores y analistas, prevé que el Sabadell alcance una rentabilidad del 6% en 2023. Y que para entonces el beneficio del grupo se sitúe sobre los 670 millones de euros.

“Estamos abocados a buscar la rentabilidad del banco por todas las vías, incluidas también medidas de revisión del número de personas que trabajan en él”, ha explicado el primer ejecutivo del Sabadell en declaraciones a los medios.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

González-Bueno considera “imprescindible” revisar la estructura de costes del banco. Así, reconoce que una de las medidas a aplicar, pero no la única, será “el considerar salidas adicionales”.

Sabadell planteaba en el primer trimestre reducir la plantilla en 1.800 personas

El Sabadell cerró en el primer trimestre de este año un plan para reducir la plantilla en 1.800 personas con prejubilaciones y bajas voluntarias, lo que le permitirá reducir los gastos de personal en 140 millones.

Por lo tanto, aplicando una regla de tres, para recortar los gastos en otros 100 millones de euros, la entidad debería prescindir de unos 1.200 empleados. Su objetivo es tener una base de costes de 2.900 millones en 2023, frente a los 3.000 que registró a cierre de 2020.

El consejero delegado no ha detallado el alcance que tendrá esta nueva reestructuración de personal. Pero ha señalado que el objetivo es impulsar las medidas de ahorro de costes en la segunda mitad del año para que estén ejecutadas a principios de 2022.

Buenos resultados de la filial británica de Sabadell

César González-Bueno ha asegurado que el nuevo plan estratégico es “realista” y transformador y que se sustenta en tres pilares básicos: el impulso de la banca de empresas, la mayor digitalización del negocio minorista y los buenos resultados que está empezando a cosechar TSB, la filial británica.

Sobre TSB, el directivo ha dejado claro que por ahora no se vende, como tampoco la filial mexicana. Se ha mostrado convencido de que “va a dar grandes alegrías en un futuro próximo”, visto el buen comportamiento del primer trimestre.

“No tendría sentido que el banco desaprovechase su rentabilidad después de todo lo sufrido”, ha apuntado el ejecutivo, que espera que la filial británica alcance en 2023 un ROTE superior al 6 %.

“A corto plazo no se vende nada porque el banco tiene capital suficiente para desarrollar su plan estratégico y tiene una proyección de mejora clara”, ha insistido.

Pese a todo, el foco de Banco Sabadell está puesto en el mercado español y en la banca de empresas, la de particulares y la corporativa. “Los negocios irrenunciables del banco son los españoles. Los demás negocios no constituyen el núcleo imprescindible del perfil de banco, lo que no quiere decir que tengan que venderse”.

Banca de empresas

El Sabadell, con una penetración del 40% en la banca de empresas, quiere reforzar su posición en este segmento y aumentar su volumen de negocio gracias a una especialización de la red y a las oportunidades que abre el plan de recuperación Next Generation EU.

“Calculamos que la inversión que los fondos Next Generation generarán al conjunto de la banca será de unos 125.000 millones de euros”, ha señalado Carlos Ventura, director general del banco y responsable de la Unidad de Empresas y Red.

La entidad también se propone transformar la banca de particulares con un modelo de negocio totalmente digitalizado para algunos productos, como préstamos al consumo, medios de pago y cuentas corrientes.

Por su parte, la comercialización de hipotecas, productos de ahorro, inversión y seguros contará con un modelo de distribución mixto, a través de canales telemáticos y gestores de oficinas.

Todos estos cambios han de traducirse en una mejora de los resultados del grupo, que aspira a lograr una rentabilidad del 6% en 2023, frente al actual 1,25%. “No va a ser tarea fácil, pero creemos que lo podemos hacer”, ha dicho González-Bueno.

En cuanto a la tasa de morosidad, el Sabadell estima que se mantendrá en niveles similares a los actuales y que en ningún caso se llegará a las tasas de la anterior crisis. “Creíamos que esto iba a ser peor de lo que vemos materializarse”, subrayan desde la entidad.

“Este plan estratégico se desarrolla en un plazo relativamente corto, apenas dos años y medio, y plantea unos objetivos realistas basados en las fortalezas de Banco Sabadell. Con ello, sentaremos las bases sostenibles y sólidas que nos permitirán seguir aumentando la rentabilidad y el valor de la franquicia”, ha remarcado González-Bueno.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.