Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Rankings Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Entrevista a Juan José Planells, director de Operaciones

De Fuente del Jarro al centro europeo de Zimmer Biomet

La empresa valenciana se ha convertido en productor mundial de implantología dental

Publicado el:
El equipo de Zimmer Biomet

El taller de Industrias Quirúrgicas de Levante que se dedicaba a la fabricación local de prótesis es hoy en día un productor mundial de implantología dental bajo el paraguas de la multinacional Zimmer Biomet.

Un año después de la entrevista realizada para Economía 3 (1991), la compañía se vendió a la multinacional Kirschner, una compañía conocida por su sistema de rodilla ‘Performance’. En esta andadura la empresa comenzó a potenciar la fabricación de rodillas, dejando de lado las caderas, hasta entonces el producto habitual de IQL.

No duró mucho, ya que en 1996, Biomet compró Kirschner y el antiguo taller pasó a manos de otra gran multinacional. A partir de ese momento, la planta deja de limitarse a los productos locales y comienza a introducir productos diseñados en EE.UU. para todo el mercado europeo.

En 2015, Biomet se fusionó con Zimmer para formar Zimmer Biomet. Como consecuencia, la planta de València empezó a fabricar implantes dentales Zimmer, lo cual supuso en el año 2017 la creación de 100 puestos de trabajo.

Una compañía en expansión

En la actualidad, la plantilla supera las 350 personas y cuentan con más de 75 tornos CNC de alta precisión, tres salas blancas clase ISO7 y más de 30 sistemas de inspección por visión, siendo líder europeo en el uso de estos sistemas de mecanizado e inspección.

Como marcas comerciales fabrican para todo el mundo los implantes dentales Osseotite, Nanotite, T3, Swisplus y Spline con todos su aditamentos.

“Un centro de excelencia para fabricar implantes dentales”

Treinta años después de ese primer reportaje con IQL, hemos podido hablar con Juan José Planells, actual director de Operaciones y trabajador de la compañía desde hace más de 26 años.

– ¿Cuándo se introduce la implantología dental en la producción de la fábrica y qué supone este cambio?

Seguimos fabricando esa mezcla de rodillas y caderas, pero en 2002 Biomet decide que la planta de València debe convertirse en un centro de excelencia para fabricar implantes dentales. Empezamos muy poco a poco, con dos máquinas. Hasta llegar a la actualidad, que tenemos más de 75. En 2002 se decide una estrategia para esta planta que consiste en primar los implantes dentales y ya no tanto de rodillas, caderas y columna. Y en 2002 se produce nuestro punto de inflexión en cuanto al portfolio.

– ¿Este punto de inflexión, provocado por el cambio en la producción, se ve plasmado en una reestructuración de la plantilla?

Fue un reto. Lo bueno de esta compañía es que la hemos transformado en 20 años y nuestra plantilla siempre ha ido creciendo. Nunca hemos hecho ajustes de plantilla. Si partíamos de 200 personas en aquella época, ahora somos 350, incluyendo el almacén de distribución.


Suscríbete a la revista donde está el artículo completo
Por tan solo 5€ al mes colaborando además con Cáritas.

¿Ya estás suscrito? Iniciar sesión