Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Las agencias de viajes obligadas a endeudarse con los ICO ante impagos de las aerolíneas

Las agencias han recurrido a los créditos ICO ante la obligación de devolver el dinero a sus clientes, mientras esperan el ingreso de las aerolíneas cuya deuda ya asciende a 150 millones

Publicado el:
Escaparate de una agencia de viajes durante la pandemia

Efe/Kai Försterling

Los representantes de las agencias de viaje coinciden en afirmar que, de toda la cadena de valor de la industria turística, las más perjudicadas han sido las agencias de viaje. Con una bajada en la facturación en 2020 que alcanza en torno al 95% respecto a los resultados del 2019, muchas agencias han tenido que cerrar sus puertas definitivamente y otras tienen una deuda que todavía no saben cómo asumirán.

Las perspectivas de futuro no son mucho mejores. Según el presidente de ACAVe, Marti Sarrate, el sector tardará de 2,5 a 5 años hasta recuperar los niveles de conectividad que se registraron en 2019. “El sector está totalmente paralizado y no percibe una pronta recuperación”, coincide Eva Blasco, vicepresidenta de la Asociación Europea de Agencias de Viajes y Tour operadores.

Han sido muchos los factores que han llevado al sector a esta difícil situación. El principal recae en la paralización de la demanda, en un primer lugar provocado por el cierre total de los negocios y en segundo lugar por las restricciones a la movilidad que se han ido encadenando desde el pasado mes de marzo. A esto cabe sumar el impacto de la cancelación de los viajes que ya habían sido contratados por los clientes con las agencias de viaje.

“Cuando explota la pandemia en el mes de marzo nosotros nos encontramos con varios inconvenientes: el cierre total de nuestras oficinas al igual que el resto de sectores, pero con la diferencia de que nosotros tenemos que devolver los paquetes a los clientes en 6 meses con carácter retroactivo”, explica Luciano Navarro, gerente de una agencia de viajes y vocal por Sevilla de la asociación ASTEA.

Navarro subraya: “Nosotros empezamos el 14 de marzo con unas pérdidas que iban desde los 15.000 hasta los 100.000 euros por cada punto de venta”. A estos factores se suman otros que no han contribuido a mejorar la situación económica del sector. Blasco señala como principal problema el incumplimiento por parte de los proveedores -aerolíneas y compañías hoteleras- de reembolsar el dinero a las agencias.

Una pérdida de 10.000 empleos

Desde el inicio de la pandemia, el 87% de las agencias de viaje ubicadas en España se acogieron a un ERTE. Durante los siguientes meses, el sector -que contaba con 67.500 empleados- ha perdido 10.000 puestos de trabajo, según datos de ACAVe. “Esto es un síntoma de que es imposible aguantar en un recorrido tan largo y sin ayudas”, denuncia el presidente de la asociación, Martí Sarrate.

“Ha habido ayudas locales y autonómicas, pero no es suficiente. El gran pastel está en el gobierno central y es donde estamos batallando, pero no basta con buenas palabras”, explica Sarrate.

Las ayudas proporcionadas desde el Gobierno central a las agencias de viajes han sido dos: los ERTE y los créditos ICO. Tal y como explica Luciano Navarro, muchas de las agencias que se habían visto obligadas a devolver el dinero a sus clientes tuvieron que recurrir a los ICO.

Es la directiva de viajes combinados la que establece que la devolución de las cantidades no disfrutadas por el cliente las deben de asumir las agencias de viaje. De este modo, ante la oleada de cancelaciones, las agencias tuvieron que devolver las cantidades totales a los clientes -y no solo su comisión-. “Nosotros no teníamos ese dinero, sino que estaba en posesión de las navieras o aerolíneas”, explica Navarro.

“Ningún compañero tenía esa cantidad y para poder devolverlo casi el 100% de las agencias de viaje han tenido que recurrir a la única ayuda que llegó en ese momento del gobierno: los crédito ICO”, continúa Navarro. “Nos hemos cargado de ICO solo para devolver el dinero a los clientes y ahora solo nos queda esperar a que nosotros nos lo devuelvan las aerolíneas o navieras”, añade.

A esta espera se le suma la incertidumbre de las posibles quiebras de las aerolíneas o suspensiones de pago. Y es que, en caso de quiebra de la aerolínea, las agencias no percibirían el dinero.

“No tenemos ninguna herramienta legal porque hay un contrato de viajes combinados donde nosotros como agencia de viaje somos el responsable legal de esa reserva”, explica Navarro, quien subraya que “es otra de las luchas que ese están llevando a cabo, porque se tiene que modificar a nivel europeo”.


Nos hemos cargado de créditos ICO solo para devolver el dinero a los clientes y ahora solo nos queda esperar a que nosotros nos lo devuelvan las aerolíneas o navieras”


Una deuda de las aerolíneas de más de 150 millones

En los primeros meses de la pandemia, el Ministerio de Consumo autorizó a las agencias a ofrecer a los clientes que no habían podido disfrutar sus vacaciones unos bonos que posibilitaran la reprogramación del viaje. Sin embargo, la Unión Europea sancionó estos bonos por el incumplimiento de la ya citada Ley de Viajes combinados.

“Nos retiraron los posibles bonos que nos quedaban y los que ya habían sido emitidos caducan en el mes de junio”, explica Sarrate. Una vez más, independientemente de que la caducidad del bono se deba a que el consumidor no haya reprogramado su viaje, las agencias serán las que tengan que realizar este reembolso.

“Esto es terrible, hay muchos otros proveedores que nos entregaron bonos y que no han reembolsado todo el dinero que deben, sobre todo las compañías aéreas”, añade Sarrate, quien cifra la deuda en 150 millones de euros.

Ante esta situación, Sarrate vuelve a señalar al Gobierno: “No entendemos la pasividad del Ministerio de Transporte y la Agencia Estatal de Seguridad Aérea que tendría que sancionar y obligar a reembolsar todo esto a las compañías aéreas, es inexplicable”.

“Primero sancionar porque incumplen el artículo 261/2004 y después también obligar a reembolsar este dinero porque va a cumplir un año desde que lo tienen las aerolíneas”, explica Sarrate, quien lo tilda de “apropiación indebida”.

Air Europa no salva su deuda pese al rescate

Los rescates por parte del Estado a los protagonistas del sector los han concentrado hasta el momento grandes empresas verticales. Uno de los ejemplos es el grupo Globalia, recientemente fusionado con Ávoris, con una cantidad que supera los 500 millones de euros. Dentro de este grupo se encuentra la compañía aérea Air Europa.

A día de hoy, Air Europa mantiene una deuda con las agencias de viaje minoristas de más de 15 millones de euros, según denuncia Luciano Navarro. “Es incomprensible e incoherente que, habiendo rescatado el Gobierno a estas compañías, no les haya obligado a que esos 15 millones se lo haya anticipado a las agencias de viaje, cuando estas ya han hecho el reembolso a los clientes”, expresa Navarro.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.