UBE Corporation Europe

UBE orienta su plan estratégico de 60M a sostenibilidad, eficiencia y productividad

La empresa líder en productos químicos intermedios, UBE Corporation Europe es desde 1994 filial del grupo japonés UBE Industries. Localizada en Castelló, alberga la sede central de UBE para el área Atlántica y fabrica productos químicos como caprolactama, componentes de química fina, fertilizantes o poliamidas y sus compuestos. Todo ello es de aplicación en el envasado y protección de alimentos, producción de piezas de automoción, sector textil, tintas, pinturas, piezas industriales, poliuretanos etc.

Es una empresa globalizada que facturó 428 millones en su último ejercicio fiscal, exportando un 75% a cuatro continentes. Emplea directamente a 550 personas en la provincia, y cerca de 300 de manera indirecta. Castelló cuenta con 300.000 m2 de instalaciones de producción y almacenaje, así como un centro de I+D con 30 profesionales.

La innovación en productos y tecnología de fabricación, la calidad y el compromiso de sostenibilidad son sus políticas fundamentales, contando con un sistema de gestión integrado con las certificaciones ISO 9001, ISO 14001, ISO 45001, así como la exigente IATF 16949 para proveer compuestos de poliamida al sector del automóvil.

Un plan de inversiones de 60 millones

El plan de inversiones para el trienio 2019-2021, está dotado con 60 millones para los centros productivos de Castelló y Almassora, de los cuales más de 11 se han materializado durante el último ejercicio. Entre las inversiones pendientes de ejecutar se encuentran diversos proyectos de eficiencia energética, mejora de infraestructuras eléctricas, renovación de equipos, nuevas líneas de I+D y mejoras ambientales y de seguridad.

Desde la compañía explican que, en relación con el actual ejercicio fiscal de UBE, que concluirá el 31 de marzo de 2021, el impacto de la pandemia y su efecto en los mercados globales se ha dejado sentir con relativa intensidad a partir del mes de abril, con una bajada acentuada de la rentabilidad, aunque esperan cerrar el ejercicio en positivo.

“Esperamos cerrar en positivo, pero con una acentuada caída de ventas y beneficios”, admite Bruno De Bièvre, presidente de UBE Corporation Europe. Desde un primer momento, semanas antes de que en marzo se decretara el primer estado de alarma, la empresa adoptó múltiples medidas que permitieron garantizar la salud y la protección de todo el personal propio y el de sus empresas contratistas y conexas, asegurando la continuidad de sus operaciones y el servicio a los clientes.

Una empresa global que exporta en torno al 75%

UBE Corporation Europe es una empresa global que vende fuera de nuestras fronteras en torno al 75%. Aunque están presentes en cuatro continentes, el grueso de la exportación se destina a la UE, con un 40%, siendo Alemania, Italia y Holanda los principales mercados. Entre los terceros países destino de sus exportaciones destacan especialmente  EE.UU., Suiza, Brasil y Turquía.

“Sin sostenibilidad ambiental y social no tendríamos presente ni futuro”

Coexistencia y Prosperidad Mutua fue el principio fundacional de UBE hace más de 120 años en Japón y el que aplican desde Castelló para todos sus grupos de interés desde hace más de 50. “Sin sostenibilidad ambiental y social no tendríamos presente ni futuro y como empresa no estaríamos realizando aportaciones positivas a la sociedad”, explica Bruno De Bièvre.

La compañía está alineada con el Pacto Verde Europeo para ser climáticamente neutros en 2050 en lo referente a emisiones de gases de efecto invernadero y la aplicación de modelos circulares para sus actividades y productos finales.

Actualmente contribuyen a la sostenibilidad produciendo nylon, cuya aplicación en envases ayuda a reducir las emisiones de CO2 durante la distribución de los alimentos y el desperdicio de los mismos, y mediante la mejora sostenida de la eficiencia energética en su proceso productivo, lo que supone ahorros adicionales de CO2.

“Además, gran parte de los proyectos de innovación y programas de inversión están orientados a completar nuestra estrategia de sostenibilidad hasta 2030, mediante el desarrollo de nuevos materiales de origen renovable o reciclado, el reciclaje de residuos plásticos para conseguir nuevas materias primas, el aumento de la eficiencia energética o la aplicación de nuevas fuentes de energía”, explica Bièvre.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.