El sindicato denuncia una reestructuración encubierta

Goldcar anuncia despidos y prevé cerrar la mitad de las oficinas de Alicante

La empresa de alquiler de coches inicia un proceso de ERE que afecta a 252 personas y el cierre también de la oficina del Ave en València

Goldcar anuncia despidos y prevé cerrar la mitad de las oficinas de Alicante

La empresa pretende despedir a aproximadamente 250 trabajadores en España con el cierre de 13 oficinas y la externalización de 9 de sus centros de trabajo. Para CCOO, la empresa ha aprovechado la pandemia mundial para acometer un proceso de reestructuración. Goldcar comunicó a finales de octubre el inicio de un expediente de regulación de empleo.

En la Comunitat Valenciana, afectará al personal que trabaja en las oficinas de los aeropuertos de Valencia y Alicante-Elche y en la estación del Ave en València. La central de la empresa se encuentra en Alicante, con 238 personas en plantilla y oficinas en el aeropuerto, en la estación de tren, en Dénia y en la base de servicios del aeropuerto. La intención de Goldcar es cerrar la mitad de sus oficinas en Alicante, la de la estación del Ave en València, tal y como cerró la del aeropuerto de Castellón al principio de la pandemia.

La empresa familiar, fundada en 1985, ha pasado de ser una pequeña empresa a una compañía de carácter mundial, con oficinas en 15 países y 36 centros en España y así convertirse en un “aperitivo para los fondos de inversión en 2014 y con la adquisición por parte de Europcar en 2017. El escenario cambiaba radicalmente”, argumentan desde el sindicato.

Aunque la crisis ha afectado duramente al sector, la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO PV apoya el acuerdo para el ERTE de carácter temporal, la medida adecuada para acometer la crisis económica debido a la falta de turistas. Pero la idea de la empresa no es solo pasar la crisis sanitaria sino la reestructuración profunda de la empresa para hacerla más low cost si cabe.

FSC CCOO PV considera que la empresa debe apostar por una integración y recolocación de la plantilla en la empresa Europcar, ya que esa actividad, que previsiblemente se recuperará tras la pandemia, debe ser asumida por parte de este personal y así permitir la recolocación de los trabajadores. El sindicato no comparte la externalización de parte de la actividad, pero, si se produce, se debe dar con todas las garantías para el personal y con la subrogación de los trabajadores y de las trabajadoras.

“La empresa, que tiene gran implementación no solo en España sino en otros países, debe promover, si el personal así lo solicita, la movilidad no solo funcional sino geográfica para reducir el impacto de los despidos, con compensación para los trabajadores y trabajadoras que así lo decidan”, indican desde Comisiones. Los representantes sindicales esperan que se reduzca el impacto inicial que la empresa pretende para no tener que llegar a movilizaciones que, en estos momentos, están encima de la mesa como en cualquier negociación.


 


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.

Suscríbete a nuestra newsletter