Nolich crea el primer hub creativo digital de València

El coworking, que ha ampliado su espacio para abordar los desafíos de la nueva normalidad

Archivado en: 

Nolich, el coworking valenciano surgido en torno al audiovisual se reinventa ampliando su espacio en el emblemático barrio de Ruzafa y tras dos años trabajando para reactivar el sector se fusiona para acoger talentos creativos digitales en su espacio. El objetivo: acercarse a sectores emergentes como la industria de los videojuegos, la realidad virtual extendida o la inteligencia artificial para así convertirse en el primer hub creativo digital valenciano.

 Un nuevo enfoque en la “era de la nueva normalidad” para un espacio pionero en la ciudad a la hora de abanderar los nuevos conceptos de trabajo que combinan presencialidad y teletrabajo, desarrollando en un espacio afín capaz de generar flujos comunes de colaboración al estar compuesto por profesionales cuyas áreas convergen en la industrial digital creativa. Un ecosistema de creación, más que un lugar de trabajo, donde poder encontrar a los próximos compañeros de trabajo, partners de proyecto y generar sinergias, en definitiva, una comunidad en la que compartir y co-crear.

Entendemos que la sociedad requiere eventos virtuales, perfiles tecnológicos, industrias 4.0, generar submarca tecnológica. Nolich evoluciona con las necesidades de los creativos, ya que se ven obligados a teletrabajar, facilitamos un espacio de creación/networking/emprendimiento adaptado a la nueva realidad, de una manera muy ágil. Es un ecosistema creativo digital, mucho más que un espacio”, en palabras de Hernán Pérez, CEO de Nolich.

 En este sentido, entre los proyectos de Nolich se encuentra la creación de plataforma coworking virtual para eventos que permita conectarse de manera remota en la que generar encuentros online para compartir proyectos y experiencias, impartir y recibir formación, mentoring a profesionales junior, en definitiva, generar sinergias y expandir proyectos

Oficina flexible y segura, adaptada al nuevo contexto

Nolich se convirtió hace dos años en el primer coworking creativo especializado en el sector audiovisual con todo lo necesario para llevar a cabo producciones: salas de post producción y sonorización, áreas para reunirse, socializar o comer, y un plató con salas de estilismo, maquillaje y peluquería, ducha, chill out y cocina con comedor.

La lógica de la evolución del mercado con la digitalización inmersa en todos los sectores creativos ha provocado la apertura a profesionales afines con más de 400 metros cuadrados y 60 puestos. Un coworking especializado para profesionales autónomos, freelance, creativos o sedes de empresas de innovación que desean flexibilidad y explorar nuevas formas de abordar su trabajo. Y es que combinar teletrabajo y presencialidad contando con un ambiente tranquilo, con buena conexión a internet, una silla ergonómica y otros elementos característicos de una oficina no es posible en muchos casos.

Para adaptarse al nuevo contexto del coronavirus, el espacio cuenta con recomendaciones y medidas de higiene indicadas en todas las instalaciones: instrucciones de cómo lavarse correctamente las manos en las pilas de los baños, puntos de desinfección, y guías para respetar las distancias en todas las áreas comunes. Además, se han instalado mamparas de metacrilato, separado los puestos, limitado el aforo y extremado las medidas de ventilación y circulación del aire.

Suscríbete a nuestra newsletter