Licitación de locales para alquiler

Justicia crea un juzgado mercantil y amplía los de familia en Alicante por la Covid-19

La crisis disparará las denuncias por ERTE que pasan a ERE, tensiones familiares y separaciones por el confinamiento, y contenciosos tras recurrir las multas

Celebración de un juicio telemático en Elche. /Morell (EFE)

La Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública creará un juzgado nuevo de lo Mercantil y ampliará las dependencias de los dedicados a asuntos de Familia en Alicante para atender el previsible incremento del volumen de denuncias a causa de la crisis por la Covid-19

El Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) ha publicado este miércoles los requisitos de los locales que quiere arrendar en la capital para estos nuevos servicios judiciales, para que se presenten ofertas de propietarios. Los criterios que primarán son la proximidad a los juzgados de estas áreas y un mínimo de superficie, y se trata de “atender la carga de trabajo con suficiente espacio para garantizar las condiciones de seguridad frente al coronavirus”, según han confirmado fuentes de la Conselleria.

De hecho, se buscan oficinas con 300 y entre 800 y 900 metros cuadrados como mínimo, para el trabajo mercantil y de familia, respectivamente, de forma que haya distancia interpersonal preventiva de contagios tanto entre el personal de estos juzgados, como por el tránsito de usuarios.

Preveíamos que iba a aumentar bastante el trabajo, para atender la cantidad de demandas que van a entrar, por ejemplo, por los ERTE que se convertirán en muchos casos en ERE”, explica Jaime Martín de Hijas, delegado de Comisiones Obreras en la Junta de Personal de Justicia en la provincia de Alicante.

También se dan más casos de empresas que cierran y muchos más contenciosos por multas que se han puesto durante el Estado de Alarma, debido a infracciones como no hacer caso a las prohibiciones de circulación en vehículos, no llevar mascarillas… Cuando el recurso contra la sanción lo deniega el Ayuntamiento por la vía administrativa, luego queda el contencioso, añade el portavoz sindical. Como ejemplo, menciona un sancionado con 1.000 euros de multa por ir de compras cuando no se podía que ha recurrido, a diferencia de otros castigos de menor cuantía, que no llegan al juzgado.

Roces en la convivencia

En el caso de los juzgados de Familia, el mayor volumen de casos “puede venir por el confinamiento y los roces que se han generado en la convivencia, aunque suene a broma, y también por las separaciones, así como la economía, que igualmente ha generado tensiones familiares”, señala Martín de Hijas.

En cuanto a las condiciones de espacio de las actuales dependencias en los juzgados, el representante de CCOO opina que “están bien de espacio, algunos en el edificio nuevo frente a los juzgados de Benalúa” y ha recordado que “se hizo una evaluación en todos y se tuvo que establecer turnos de tarde, aunque ya se ha vuelto a la normalidad con turnos de mañana, salvo en algún pueblo que todavía no, pero se está funcionando al 100%”.

Esta decisión de ampliar la plantilla y alquiler de locales, para hacer frente a un “colapso” que se prevé en los juzgados, desde Madrid ya estaba prevista, porque para dotar a un juzgado no solo cuenta la Comunidad Autónoma, sino que la Administración central tiene que designar más personal, jueces y secretarios judiciales, ha precisado el portavoz sindical.

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter