Los diez ejes del Acuerdo de Reconstrucción ‘Alcem-nos’ firmado con las instituciones

El documento recoge un total de 303 medidas y supondrá la puesta en marcha de medidas que rondan los 10 millones de euros

El acuerdo ‘Alcem-nos’ para la Reconstrucción de la Comunitat Valenciana firmado por el president de la Generalitat, Ximo Puig, y representantes de las diputaciones provinciales; la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP, en representación de 542 ayuntamientos); los alcaldes de València, Alicante, Elche y la alcaldesa de Castelló; el Foro de Municipios del Interior, y la Comisión de Mancomunidades de la FVMP, supondrá la puesta en marcha de medidas que rondan los 10 millones de euros.

El documento recoge un total de 303 medidas, de las cuales destaca el siguiente decálogo que atraviesa el pacto:

– Planes municipales de recuperación.

– Planes de empleo local.

– Estímulo del comercio local y de la economía circular.

– Refuerzo de los servicios sociales contra la exclusión.

– Ventajas fiscales para los afectados, adaptando el IBI, el IAE o las tasas municipales a la situación actual.

– Máxima eficiencia de los recursos públicos.

– Refuerzo ante las Emergencias y la protección de la salud.

– Apoyo al tejido productivo local.

– Transición a una Administración digital.

– Más colaboración público-privada que estimule la economía y el empleo

En este sentido, la Generalitat contará con ayuntamientos y diputaciones para la aplicación del programa europeo de ayudas para la recuperación tras el coronavirus, pues son las instituciones municipales “la primera puerta” a la que acude el ciudadano cuando tiene dificultades, según ha anunciado el president, Ximo Puig.

Para Puig estamos viviendo “tiempos convulsos” que requieren “una respuesta como la que se ha dado este lunes, desde la unidad y con una mirada por encima de cualquier partidismo”.

Así, ha agradecido “el trabajo de orfebrería” realizado por las 300 personas que han trabajado en la mesa institucional y el de los máximos responsables de cada institución por “su predisposición al trabajo”, porque, ha dicho, lo importante era “tener un partitura que pudiéramos interpretar todos”.

Aportaciones conjuntas

Además el acuerdo incluye entre sus medidas, a propuesta del presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, la defensa de los trasvases Tajo-Segura y Júcar-Vinalopó.

Mazón instó a que se incluyera en el texto “la defensa común de la continuidad del trasvase Tajo-Segura como elemento estratégico socioeconómico y ambiental” y la finalización las obras sin ejecutar del trasvase Júcar-Vinalopó. Ambas iniciativas se han incorporado finalmente al documento.

Según Mazón “tenemos un rival en el Ministerio de Transición Ecológica que ni siquiera se quiere sentar en nuestra mesa a escucharnos” y por ello cree “imprescindible que toda la Comunitat se una de manera firme para reclamar sin fisuras lo que necesita Alicante”.

Mazón ha recordado que los dos organismos de cuenca que dependen del Gobierno, las confederaciones hidrográficas del Júcar y del Segura, han rechazado integrarse en la Mesa Provincial del Agua impulsada por la Diputación, y que ni el Ministerio de Transición Ecológica, ni la Mancomunidad de Canales del Taibilla han contestado a la invitación cursada por la institución provincial.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Castellón, José Martí, ha aprovechado para reivindicar el papel de la administración local, de las diputaciones y de los ayuntamientos. “Somos los más cercanos a la ciudadanía y hemos estado en primera línea desde el comienzo de esta pandemia”.

Además, Martí ha celebrado que “en el acuerdo está muy presente la realidad del mundo rural y de nuestros pueblos de interior, lo que se refleja en una clara apuesta por la digitalización, la conectividad, un reto fundamental para impulsar el emprendimiento en el interior”.

Algunas de las medidas concretas

En el ámbito de los servicios sociales se ha acordado el refuerzo de la atención domiciliaria, la teleasistencia, los planes en barrios humildes y la coordinación del Ingreso Mínimo Vital; en el área de salud pública se apuesta por la elaboración de planes de salud municipal que primen la detección de casos, la intensificación de la desinfección general y el establecimiento de programas de atención psicológica por los efectos de la pandemia.

En cuanto a la promoción económica y la industria se contempla, entre otros aspectos, la reducción de la presión fiscal, la reforma de la regla de gasto, la orientación al modelo hacia los ODS y el desarrollo verde, y en lo que se refiere a la movilidad y el territorio se preven planes de movilidad urbana sostenible y el impulso hacia la transición energética.
Para la agricultura y medio ambiente se acuerda impulsar el cooperativismo, recuperar tierras abandonadas y beneficiar con un IBI mínimo a las tierras productivas; en el área de vivienda se ha convenido un impulso a la vivienda pública con promociones directas, rehabilitaciones, alquileres sociales y medidas fiscales para cascos antiguos y zonas despobladas, y en el ámbito de seguridad, emergencias y protección civil se contempla el asentamiento de una dimensión local de las Emergencias donde las mancomunidades lideren la prestación de este servicio.

En educación, cultura y deporte quedan recogidas acciones como la reprogramación de actividades suspendidas, la habilitación de nuevos espacios y bonos culturales, y el apoyo a los clubs y empresas deportivas; por lo que se refiere a financiación y fondos europeos se prevé la suspensión, aplazamiento o reducción de tasas municipales a sectores dañados y el aplazamiento o bonificación de impuestos como el IBI o el IAE.

Finalmente, en el área de innovación y digitalización se acuerda, entre otros puntos, disminuir la brecha digital entre municipios; en el ámbito de la participación y cooperación, se conviene la existencia de orientadores laborales para los municipios de más de 10.000 habitantes; en cuanto a la despoblación se acuerda la dotación de nuevos agentes de desarrollo local para dinamizar el interior, el establecimiento de una fiscalidad diferenciada y disminución de la burocracia y la puesta en marcha de una plataforma digital con los servicios de cada municipio, y en turismo, se recogen puntos como el fomento del turismo local y creación de nuevos productos dentro de la estrategia marca-pueblo.

Suscríbete a nuestra newsletter