Entrevista a Hermenegildo Gil Gómez, investigador del Instituto ai2 de la UPV

EUROLogin: hacia un Mercado Único Digital y el fin de la documentación en papel

La UPV coordina el proyecto europeo cuyo objetivo es es lograr la autentificación en los nodos eIDAS para alcanzar un Mercado Único Digital en la Unión Europea

Integrantes del proyecto EUROLogin, iniciativa europea coordinada por la Universitat Politècnica de Valencia.

La Universitat Politècnica de València (UPV), a través del investigador Hermenegildo Gil Gómez, perteneciente al Instituto ai2, está coordinando el proyecto europeo “Cross-border authentication in European cloud platforms according to the eIDAS Regulation” (EUROLogin). Está iniciativa está financiada por el programa CEFDigital de la Agencia Ejecutiva de la Innovación de la Comisión Europea (INEA), organización sucesora de la Agencia Ejecutiva de la Red Transeuropea de Transporte (TEN-T EA).

El objetivo del proyecto es lograr la autentificación en los nodos eIDAS (sistema europeo de reconocimiento de identidades electrónicas) de cada país participante para llegar al objetivo del Mercado Único Digital al que aspira la Comisión Europea. Con ello, se podrá proceder a la autentificación de agentes económicos para el envío digital de documentación, promoviendo la premisa europea de terminar con las remesas de documentación en papel. En este proyecto, en concreto, se trabaja para conectar los países de Chipre, Bélgica, Italia e Inglaterra. Hablamos de ello con el investigador de la UPV, Hermenegildo Gil Gómez.

-¿En qué consiste el proyecto EUROLogin?

-Este proyecto tiene como objetivo la integración del eID DSI (Digital Service Infrastructure) en cuatro plataformas ya existentes, que se a su vez se conectarán al nodo eIDAS de su país (Reino Unido, Bélgica, Italia y Chipre). Respectivamente, ELCOM se conectará al nodo eIDAS británico, BILLIT al belga, SATA al italiano y GOLDMAN (Universidad Pública de Chipre) al nodo eIDAS chipriota. Esto permitirá a los cuatro participantes mejorar y hacer más accesibles los servicios electrónicos ofrecidos a los ciudadanos europeos. El proyecto está cofinanciado por la Comisión Europea a través de la convocatoria 2018 CEF Telecom Call – eIdentification & eSignature (CEF-TC-2018-1).

Como Proveedores EDI (Electronic Data Interchange) y Puntos de Acceso PEPPOL certificados, las cuatro plataformas cloud de estos participantes van a ser actualizadas para cumplir con los requerimientos establecidos en la Regulación eIDAS. El resultado último del proyecto se espera que sea la mejora de la movilidad transfronteriza de los ciudadanos dentro la Unión Europea y el fortalecimiento del Mercado Único Digital.

En resumen, el proyecto EUROLogin es una iniciativa europea que busca superar obstáculos transfronterizos, especialmente busca que los ciudadanos, las Administraciones Públicas y las empresas de cualquier país nacional europeo puedan acceder a servicios de que ofrecen los EDI Providers participantes en el Consorcio mediante su identificación electrónica digital.

-¿Qué papel desempeña la UPV en el proyecto?

-Coordinador, nuestro papel se basa en ser en enlace principal de la Comisión Europea y gestionar el consorcio desde un punto de vista técnico, financiero y de diseminación. Somos los que revisamos y supervisamos que los socios cumplan con su parte del Contrato durante todo el proyecto. Una vez que finaliza, tenemos que revisar todos los resultados, crear el Informe Final y enviarlo a INEA a la espera de su aprobación.

-¿Qué objetivos persigue EUROLogin?

-El objetivo principal es que los cuatro EDI Providers se conecten a los 4 nodos eIDAS (UK, Bélgica, Italia, Chipre).

-¿Cómo se está trabajando para lograr un Mercado Único Digital?

-El programa clave en este proceso es el programa Connecting Europe Facility (CEF). Este programa está financiando el desarrollo y el mantenimiento de un conjunto de Infraestructuras de Servicios Digitales (DSI) genéricas y reutilizables, también conocidas como Building Blocks. Los Building Blocks de CEF ofrecen capacidades básicas que pueden reutilizarse en cualquier proyecto europeo para facilitar la prestación de servicios públicos digitales sin importar las fronteras o el sector. Actualmente, hay ocho Building Blocks:  Big Data, Context Broker, eArchiving , eDelivery , eID , eInvoicing, eSignature y eTranslation. Esto es, para desarrollar el MUD, es necesario estandarizar procesos a través de estas Infraestructuras de Servicios Digitales genéricas que se ofrecen a Administraciones Públicas y Empresas privadas para que sean interoperables entre ellos.

La financiación del CEF cubre dos elementos:

  • Una plataforma de servicios básicos, proporcionada y mantenida por la Comisión Europea. Dependiendo del bloque de construcción, la Plataforma de Servicio Central puede incluir especificaciones técnicas, software de muestra y servicios de apoyo (financiación para la Comisión Europea)
  • Servicios genéricos en forma de subvenciones, que apoyan a los Estados miembros en la implementación de proyectos que reutilizan los componentes básicos de CEF (financiación para los Estados miembros)

-¿Qué supondría para la Unión Europea lograr ese mercado único?

-Las ventajas por ahora son incalculables, ya que hablamos de que la economía digital podría ser uno de los mayores motores productivos de la Unión Europea. Con el Mercado Único Digital obtendremos la mayor ventaja de todas: la interoperabilidad. La mejor definición de este término es dada por la Comisión Europea, definiendo interoperabilidad como la habilidad de organizaciones y sistemas dispares y diversos para interaccionar con objetivos consensuados y comunes y con la finalidad de obtener beneficios mutuos. La interacción implica que las organizaciones involucradas compartan información y conocimiento a través de sus procesos de negocio, mediante el intercambio de datos entre sus respectivos sistemas de tecnología de la información y las comunicaciones.

-¿En qué fase se encuentra el proyecto?

-El proyecto EUROLogin actualmente se encuentra en fase de ejecución, estamos preparados para realizar la conexión con los nodos eIDAS. Nuestro trabajo de desarrollo ha terminado, ahora dependemos de los nodos eIDAS de cada país. Necesitamos que permitan que la implementación salga a producción. Esto significa que cualquier ciudadano de la Unión Europea se pueda identificar electrónicamente con su eID (DNIe) a lo servicios ofrecidos por los socios integrantes del proyecto.

-El proyecto se centra en conectar a los países de Chipre, Bélgica, Italia e Inglaterra, ¿por qué estos países? ¿Por qué España no participa de momento?

-El proyecto EUROLOGIN es otro piloto financiado por INEA dentro de la Convocatoria eIDentification. Tenemos otro precedente que es el proyecto Eid@Cloud coordinado por la Carlos III de Madrid. En ese proyecto si que participaba un socio español, un EDI Provider que se tenía que conectar al nodo eIDAS español. Cada proyecto es importante porque lo que hacemos es conectar a los EDI Providers con los nodos eIDAS, los países ya están conectados.

La primera fase se desarrolló durante los años 2014-2016 que se basó en que cada país se tuvo que conectar a la plataforma base europea, ahora lo que conectamos son EDI Providers al nodo eIDAS de cada país nacional. En este proyecto participan una serie de socios que pertenecen a estos países, pero podrían ser otros EDI Providers de otros países. Lo importante es que los EDI Providers y las Administraciones Públicas de cada país de la UE permita a cualquier ciudadano europeo identificarse en cualquiera de sus servicios digitales.

-¿Para cuando podría estar listo el Mercado Digital Único en Europa?

-Su consecución está cada vez más cerca, el MDE es una etapa imprescindible para eliminar las barreras digitales actuales que existen dentro del mercado único europeo. Además de ser un pilar de reconstrucción básica después de la Crisis del COVID ya que la crisis actual ha acelerado el proceso de implementación de la estrategia digital europea. Ejemplo de ello es que, el Consejo en junio adoptó unas Conclusiones en las que aborda una gran variedad de cuestiones relacionadas con la nueva estrategia digital de la UE.

Este documento trata áreas como la conectividad, las cadenas de valor digitales, la sanidad electrónica, la economía de datos, la inteligencia artificial y las plataformas en línea. Cuando analizamos el texto vemos claramente que la UE está apostando por la inversión directa en el desarrollo del Mercado Único Digital, destacando el impacto de la transformación digital en la lucha contra la pandemia.

La transformación digital no solo contribuirá a otorgar herramientas que solucionen la crisis actual si no que también será un motor fundamental para la recuperación económica, el crecimiento ecológico y la autonomía estratégica de la UE.

Suscríbete a nuestra newsletter