El convenio regulaba la situación de alrededor de 2.000 trabajadores en la Comunitat

El TSJCV impugna el convenio de empleados de fincas urbanas

La Asociación de Empresas Multiservicio presentó una demanda pidiendo la impugnación del I Convenio Colectivo de Empleados de Fincas Urbanas

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha invalidado el I Convenio Colectivo de Empleados de Fincas Urbanas de las provincias de Castellón y Valencia. Ante la demanda interpuesta por la Asociación de Empresarios y Empresas Multiservicios (AEEM), el TSJCV ha dictaminado que dicho convenio fue acordado sin contar con la representación adecuada por parte de los empresarios y ha decidido impugnarlo.

“Una asociación que no representaba al sector, la Asociación de Propietarios y Comunidades de Propietarios, se sientan a negociar un convenio que regulaba a los trabajadores que prestan servicio en las comunidades de vecinos, siendo la mayoría de ellos empleados de empresas multiservicio”, expone Ramón Muñiz, presidente de la AEEM, quien celebra la sentencia del Tribunal Superior. “Se ha hecho justicia. El TSJCV ha recogido todas nuestras pretensiones”, señala.

La asociación de empresarios presentó una nueva demanda ante el TSJCV el pasado mes de noviembre pidiendo la impugnación total del convenio o del artículo que a ellos les afectaba, el artículo 2 del convenio. Este apartado del acuerdo establecía que cuando la comunidad de vecinos externalizara los servicios de conserjería y la empresa contratada fuera de multiservicios, a los trabajadores se les aplicará el convenio de fincas urbanas. Una medida que afecta a 2.000 trabajadores en la Comunitat Valenciana entre conserjes y porteros. También se establecía que al personal de limpieza, socorristas, jardineros y garajistas se les aplique sus respectivos convenios sectoriales.

El convenio colectivo de Empleado/as de Fincas Urbanas fue firmado por IntersindicalCCOO PVUGT PV y la Asociación de Propietarios y Comunidades de Propietarios de las Provincias de València y establecía un nuevo marco regulador para el sector con una vigencia de cuatro años (2018-2021) sustituyendo al convenio de Cataluña que regulaba las condiciones laborales de los trabajadores en las provincias de València y Castellón.

Según la sentencia del TSJCV y como explica Muñiz, la Asociación de Propietarios “no es reconocida como representante del sector, por lo que se ha invalidado el convenio”. Un hecho que cataloga el presidente de la AEEM como “nada usual” y que “demuestra que el tribunal ha entendido que se habían cometido irregularidades graves, tanto como para anular el convenio”.

“Volvemos a la casilla de salida”, indica Muñiz y añade que “ahora los sindicatos tienen que sentarse a negociar con los legales representantes del sector que somos las empresas que gestionamos a estos empleados”. Pese a ello, no augura el presidente de AEEM que se encaren las negociaciones en buenos términos y espera que los sindicatos recurran la decisión del Tribunal Superior.

“Con esto el sector sigue sin regular. Por culpa de los sindicatos”, asevera Muñiz y concluye apuntando que “si quieren de manera amistosa sentarse para regular el sector, aquí estaremos, pero hasta ahora todo han sido portazos en nuestra cara por lo que no tengo muchas esperanzas en esas negociaciones”.

Suscríbete a nuestra newsletter