Revista Economía 3

Del marketing geopolítico al análisis de redes y perfiles

En la sección Creativo, la entrevista la protagoniza Pedro Baños, coronel del Ejército de Tierra y autor de libros como "Así se domina el mundo"

Pedro Baños.

Pedro Baños es coronel del Ejército de Tierra y diplomado del Estado Mayor, actualmente en situación de reserva. Fue jefe de Contrainteligencia y seguridad del Cuerpo del Ejército Europeo en Estrasburgo y hoy uno de los mayores especialistas en geopolítica, estrategia, defensa, seguridad, terrorismo, inteligencia y relaciones internacionales.
Autor de libros como Así se domina el mundo y El dominio mundial, su nombre está ligado a la comunicación estratégica, el poder de la influencia y la persuasión.

– ¿Podríamos hablar de marketing geopolítico?
– Sin lugar a dudas. Hay que tener en cuenta que lo mismo que una marca comercial intenta vender su producto y se apoya en estrategias, exactamente igual lo intenta un país para transmitir una idea positiva del mismo. Y hay muchas fórmulas. Esto tampoco es que sea nuevo, pero es cierto que los medios digitales con los que contamos han magnificado más esta situación y, por lo tanto, el transmitir una imagen positiva es fundamental a todos los niveles empezando, por ejemplo, en el ámbito más macro que serían las inversiones. Transmitir una imagen de un país solvente, sólido y con capacidad para pagar los créditos que solicite, evidentemente eso hace que atraiga la inversión y, además, difundir una imagen de país seguro atrae al turismo que es una fuente muy importante de ingresos.

Y la segunda derivada, trasladar al mismo tiempo, una imagen negativa de aquellos que se consideran adversarios, pero ahí ya estaríamos hablando de otro ámbito, que sería la “guerra informativa” que también tiene muchos componentes que habitualmente se hacen entre las grandes potencias, unos para favorecer sus posiciones y, por otro lado, para perjudicar la imagen del adversario.

– ¿Por qué considera la comunicación de masas un arma?
– Lo es. Entraríamos en ese campo de la guerra informativa: la propaganda, la desinformación y la manipulación mediática.
Un ejemplo es el enfrentamiento geopolítico que mantienen Estados Unidos y China, en el que Trump llama al coronavirus el virus chino. Esto es una estrategia de comunicación que es claramente para debilitar y socavar a su adversario. Y, por otro lado, China, a través de sus múltiples agencias y medios de comunicación intenta contrarrestar esa imagen, acusando a los Estados Unidos de una manipulación de los medios occidentales. Nosotros bebemos de la información básicamente anglosajona, pero hay otra parte del mundo a la que sí que le llega con fuerza de China. Sin embargo, aquí nos llega mucho más amortiguada y más silenciada. Y esa estrategia es parte del enfrentamiento, siendo un arma la comunicación.


Puedes leer la entrevista completa en la REVISTA ECONOMÍA 3

Suscríbete

Suscríbete a nuestra newsletter