Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Maite Antón, presidenta de AEFA

“Portugal sin impuesto de sociedades a los hoteles y restaurantes es más competitivo”

Reclama al Gobierno una rebaja fiscal y reabrir fronteras para que el turismo no tenga que destruir empleo y recomienda a las empresas invertir en comunicación

Publicado el:
“Portugal sin impuesto de sociedades a los hoteles y restaurantes es más competitivo”

Maite Antón, presidenta de AEFA. /AEFA

La presidenta de la Asociación de la Empresa Familias de la provincia de Alicante (AEFA), Maite Antón, insta al Gobierno español a imitar al portugués, que ha eximido del impuesto de sociedades a hoteles y restaurantes y posicionado así a su país en una situación más competitiva en el mercado internacional que España. Además, reclama al Ejecutivo de Pedro Sánchez “flexibilizar la contratación” y recomienda a los empresarios no recortar en comunicación y publicidad, sino reforzar estas inversiones para dar a conocer sus acciones en esta crisis. Y a los consumidores, les lanza el mensaje de comprar local porque “ayudar a los demás es ayudarnos a nosotros mismos“.

-AEFA ha impulsado varias iniciativas solidarias de ayuda a la población (jornaleros, Cruz Roja), ¿tienen previstas otras acciones similares? ¿Creen que la implicación de la sociedad alicantina, en general, ha estado a la altura?

-Sí, así es. Desde AEFA hemos impulsado varias campañas de captación de fondos sociales para donarlos a Cruz Roja y otras entidades con el fin de ayudar a los colectivos sociales más vulnerables y que más dificultades están pasando. Además, he de mencionar las numerosas iniciativas solidarias que han promovido nuestros asociados, creando materiales de protección sanitaria, llevando menús solidarios a los más necesitados, entre otras acciones. En estos momentos, estamos desarrollando otra campaña de recogida de fondos que serán donados a Cáritas. Para visibilizar el valor de las empresas familiares, nos hemos sumado al movimiento #DamosLaCara y #Eactívate que busca activar la economía.

Creo que si algo nos ha demostrado esta crisis es que juntos somos más fuertes, y que la sociedad alicantina no solo ha estado a la altura, sino que además lo ha hecho estando unida, trabajando de manera conjunta para combatir la pandemia y la crisis económica que ha generado. Una de las principales características de las empresas familiares es su vinculación al entorno y su carácter solidario así que, en estos difíciles momentos, se ha puesto todavía más de relieve esa actitud.

-La pregunta que todos se hacen: ¿recuperación en V, en U, en L? ¿A qué velocidad y plazos?

-La situación de incertidumbre que vivimos dificulta dar una respuesta exacta. No se sabe a ciencia cierta si la recuperación será en V, porque depende de cómo se comporten a partir de la desescalada los mercados. En este momento, el consumidor se encuentra en la disyuntiva entre dar rienda suelta a sus deseos de la compra que ha estado contenida y el miedo a la recesión. Si el consumo se reactiva podría ser una V, aunque con la subida de menor pendiente que la bajada. Y aquí también tiene una gran importancia la ayuda del Plan de Reconstrucción de la Unión Europea, que además es una gran oportunidad para plantear reformas imprescindibles para adaptar nuestra actividad económica y social a las necesidades actuales de la competencia global. Ante esta situación, debemos actuar esperando lo mejor, pero preparándonos para lo peor.

-Las empresas familiares del ramo turístico han reclamado medidas para la “certidumbre” desde el Gobierno, ¿se ha reconducido esa situación? ¿Qué requiere este sector clave para Alicante?

-Con el adelanto de la apertura al turismo extranjero y la eliminación de la cuarentena para los turistas a partir del 22 de junio en algunas Comunidades Autónomas se ha aportado algo de certidumbre, pero los problemas del sector no están resueltos ni mucho menos. El sector del turismo, y otros sectores muy vinculados como el de los transportes, siguen necesitando más apoyo y una mayor celeridad por parte del Gobierno para agilizar la implantación de medidas que favorezcan su reactivación. La flexibilidad en las contrataciones y el apoyo tributario resulta esencial para la reactivación de estos sectores. Sin ir más lejos, el Gobierno portugués acaba de eximir del impuesto de sociedades a hoteles y restaurantes, lo que les hará ser más competitivos que nosotros.

El turismo es un sector de vital importancia para la economía, tanto es así que hace unas semanas organizamos en colaboración con otras asociaciones territoriales de empresa familiar una jornada en la que los empresarios familiares de esta industria reclamaron medidas urgentes y mostraron su preocupación por la posible pérdida de turistas frente a los países competidores que ya tenían abiertas sus fronteras.

-Un restaurante de Benidorm ha reservado una mesa (simbólicamente) al presidente Pedro Sánchez para que se siente hablar. ¿Qué le parece? ¿Qué le diría usted si le invitarán a ese encuentro?

-Le pediría más apoyo tributario y financiero para que las empresas familiares podamos seguir generando puestos de empleo y produciendo riqueza en nuestro territorio. Le pediría que se mantenga la flexibilidad laboral para que las empresas familiares puedan adaptarse a la actual situación y sobrevivir sin que se tenga que destruir más empleo. Ahora más que nunca, necesitamos hablar, consensuar, estar unidos… trabajar todos juntos para recuperarnos lo antes posible. Con individualismos y personalismos, sin contar con los agentes sociales, no conseguiremos nada bueno para este país. Es hora de hechos y de evitar acciones partidistas con intereses electoralistas. Eso es lo que reclamamos la sociedad.


“Algunas empresas tienden erróneamente a recortar en comunicación en momentos como estos, cuando es precisamente en este tipo de escenarios cuando más tendrían que apostar por ella.”

-Por su experiencia con su empresa de comunicación y publicidad, ¿qué recomendaría a los directivos para relanzar su actividad en estos dos aspectos clave para el conocimiento de marca y el marketing? Recortar gasto ahí suele ser una de las primera medidas cuando hay recesión…

-Algunas empresas tienden erróneamente a recortar en comunicación en momentos como estos, cuando es precisamente en este tipo de escenarios cuando más tendrían que apostar por ella. Son tiempos de invertir en comunicación, de apostar en las marcas, de mostrar cómo las marcas están en estos momentos tan difíciles al lado de los consumidores ayudándoles, mostrándoles su apoyo y animándolos para salir adelante, transmitiendo valores que enriquecen a nuestra sociedad. De hecho, las principales consultoras mundiales han demostrado estudio tras estudio que las empresas que apuestan por aumentar su comunicación en épocas de crisis, mejoran notablemente su posicionamiento de marca y su valoración en sus respectivos públicos objetivos.

-Los promotores de Provía están dispuestos a tirar de la locomotora de la economía por el tirón del turismo residencial, los hoteleros de HOSBEC ven ya remontar sus reservas, la industria del calzado (FICE) recupera pedidos cancelados… ¿qué mensaje daría a los consumidores? ¿Y sobre el alegato de los agricultores de ASAJA a comprar local?

-Sobre todo, me gustaría trasmitir el mensaje de que esta situación pasará, y que con la gran capacidad de reinvención y adaptación que ha demostrado tener históricamente el tejido productivo de esta provincia lograremos recuperarnos de este duro golpe económico que nos ha traído esta pandemia. Coincido en que debemos poner en valor el producto local y potenciar su consumo para que esa recuperación llegue a nuestro territorio. En este momento, debemos pensar que ayudar a los demás es ayudarnos a nosotros mismos y actuar en función de estos valores. Reactivar nuestro consumo será positivo para todos.