Crisis coronavirus

La UPV probará en septiembre drones con material sanitario para un posible rebrote

Las pruebas se realizarán de un gran centro logístico a un hospital de Valencia y del hospital de Gandia a núcleos periféricos

Israel Quintanilla, presidente de la comisión de drones de la UPV

Investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV) probarán en septiembre, en dos pruebas piloto, el uso de drones para el transporte de material sanitario, por si se produjera un rebrote del coronavirus. Israel Quintanilla, responsable del proyecto y presidente de la comisión de drones de la UPV, detalla que se trata de dos proyectos piloto que “representan la totalidad de las posibilidades de distribución logística en cuanto a material sanitario y muestras biológicas en épocas de COVID-19”. Así, las pruebas se realizarán de un gran centro logístico a un hospital de Valencia y del hospital de Gandia a núcleos periféricos.

Esta iniciativa ha sido una de las seleccionadas por la Conselleria de Innovación, como soluciones científico-innovadoras relacionadas con la lucha contra el virus y ha recibido un presupuesto de 88.000 euros, una cantidad que Quintanilla considera suficiente para realizar y validar los dos proyectos piloto en el caso concreto de situaciones de emergencia por COVID-19.

El presidente de la comisión de drones de la UPV destaca que el objetivo del proyecto es establecer los vuelos de prueba y la operativa para que, en el caso de un supuesto rebrote de coronavirus, se pueda realizar el transporte de material sanitario, muestras biológicas u otro tipo de mercancía que se requiera con urgencia. “Se van a hacer dos tipos de pruebas piloto que contemplan el modelo logístico de transporte en caso de emergencias de COVID-19”, apunta.


Quintanilla (UPV): “Los dos proyectos piloto representan la totalidad de las posibilidades de distribución logística de material sanitario en épocas de COVID-19”

De esta forma, elegirán un hospital de Valencia para realizar el traslado desde el centro logístico, situado en Feria València; y emplearán el hospital de Gandia para transportar el material a centros comarcales de salud o residencias sociosanitarias. La UPV ya ha colaborado con el hospital de la capital de La Safor a través del programa Fisabio en el uso de drones para transporte de material de laboratorio y muestras biológicas en la participación de un proyecto H2020 de investigación.

De esta forma, las pruebas se extrapolarían al resto de centros. Así, explica que en julio y agosto establecerán el procedimiento operativo, la seguridad operacional y la tipología de drones y en septiembre tienen previsto realizar las pruebas piloto, que aún no saben cuánto durarán. Además, comenta que los drones pueden transportar hasta 12 kilos, aunque precisa que es la Conselleria de Sanitat quien debe decidir las necesidades de transporte.

En cuanto a los traslados a residencias, Quintanilla resalta que son “muy importantes”, porque deben aislarse completamente si tienen algún caso de coronavirus. “El dron permite entregar medicamentos que no hay, test rápidos; y puede recoger muestras de sangre u orina para analizar en tiempo real, y no llevar una ambulancia, que conlleva más gasto. Es una aplicación bastante buena, es más rápido, económico y no contamina. En momentos de rapidez y urgencia, es muy bueno, además no hay contacto físico entre nadie”, añade. Al mismo tiempo, puntualiza: “No nos volvamos locos; si hay que transportar muchas mascarillas, cojo un camión”.

El presidente de la comisión de drones de la UPV indica que, por normativa, los vuelos tienen que tener obligatoriamente un piloto al mando, aunque matiza que los drones pueden ir programados al destino, siempre que haya un piloto que pueda tomar el control. A este respecto, señala que la normativa europea sobre drones, que entrará en vigor en enero de 2021, permitirá el transporte por este medio en situaciones de emergencia. “Como las pruebas son vuelos experimentales, validaciones de proyectos, sí se permite realizarlas, siempre que mantengas la seguridad operacional, para que cuando llegue el momento de emergencia puedas hacerlo”, sostiene.


Quintanilla (UPV): “En momentos de rapidez y urgencia, este transporte es muy bueno, y no hay contacto físico entre nadie”

En cuanto a otros posibles usos, admite que el uso de drones se puede trasladar a cualquier tipo de aplicación que “requiera un transporte limpio, eficiente, sin ruido y capaz de mantener la seguridad, pero siendo coherente”. Sin embargo, precisa que, en este caso, todo el desarrollo es para la COVID-19, para estar preparados para transportar material sanitario con drones en caso de rebrote.

Para este proyecto, según informa la Conselleria de Innovación, se utilizarán drones especializados en transporte con módulo de inteligencia artificial y vuelo autónomo de alta precisión. La UPV posee una operadora autorizada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) para realizar vuelos en todos los escenarios posibles (Espacio Aéreo Controlado para todos los proveedores de servicios de la Comunitat Valenciana, vuelo en entornos urbanos y aglomeraciones de edificios, y vuelo nocturno) y es la única universidad de España que está autorizada para este tipo de operaciones.

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter