Hoy retoma el procedimiento

Benicàssim aprovecha el parón del FIB para expropiar el suelo del recinto de festivales

El consistorio reactiva el proyecto, paralizado por la aplicación del Estado de Alarma, y pagará a los 30 propietarios casi 3 millones de euro por sus pareclas

El recinto de festivales pasará a ser de titularidad municipal

La suspensión del FIB 2020 lejos de suponer una parálisis de las acciones del Ayuntamiento de Benicàssim para acondiconar la infraestructura que acoge anualmente a cuatro grandes marcro festivales musicales ha sido aprovechada para reactivar el proyecto expropiatorio de suelo para garantizarse la titularidad municipal de los terrenos en que se ubica el recinto de festivales. Paralizado el procedimiento por el paréntesis impuesto por el Estado de Alarma, el consistorio retoma hoy el procedimiento.

Con el arranque de junio llega el momento de citar a los 30 titulares de los terrenos, con los que anulamente negoaciaba el ayuntamiento , y trasladarles la oferta, en función de la tasación realizada. No será un proceso fácil porque algunos de ellos discrepan del precio ofertado, pero el ayuntamiento está dispuesto a expropiar para convertirse en propietario del recinto de festivales. Es requisito necesario para instalar permanentemente las infraestructuras que necesitan los organizadores de los conciertos.

El ayuntamiento benicense había planteado efectuar a finales de marzo el desembolso de los casi tres millones de euros en que estima el valor del suelo a expropiar las parcelas afectadas, pero hubo de aplazar la iniciativa por el efecto pandemía. Hasta ahora mantuvo aplazado el acta de pago y el acto de ocupación de los terrenos, pero hoy, con la entrada de la Comunitat Valenciana en la fase 2 de la desescalada, se retomará el proceso.

Lo cierto es que, pese al impulso de la gestión, en el consistorio son conscientes de que los efectos de la crisis sanitaria sobre la gestión administrativo lastrarán y ralentizarán el procedimiento. En todo caso, en el equipo de gobierno se considerá que si ya han transcurrido dos años desde que se mantuvieron las primeras reuniones con los propietarios para zanjar 20 años de alquileres renovables y de problemas con los propietarios, se puede esperar punas semanas más para resolver un problema que preocupaba a los responsables de los macrofestivales.

En función de la rapidez con la que se cierren las negociaciones podría ser que el Rototom Sunsplash, caso de celebrarse este año entre el 16 y el 22 de agosto, podría hacerse en un recinto ya propiedad del municipio.

Suscríbete a nuestra newsletter