La aceleradora de empresas para convertirse "en el hub de emprendimiento de referencia" de la Comunitat

Juan Roig aumenta su inversión en Lanzadera hasta los 10 millones anuales

Esperan captar este año a 200 startups y en 2021 llegar a 300 emprendedores que a partir de ahora podrán optar a préstamos de hasta 500.000 euros

El empresario Juan Roig durante una presentación en Lanzadera. Foto: Archivo E3.

La aceleradora de empresas de Juan Roig, Lanzadera, cambia su estrategia para captar a más empresas y emprendedores y ayudarles a superar la crisis del coronavirus. Un cambio que empieza por la aportación que el propio presidente de Mercadona realiza a la plataforma de emprendimiento. Esta pasará de los casi dos millones invertidos durante 2019 a los 10 millones de euros anuales que aportará a partir de este año. Una cuantía que equivale casi a toda la inversión realizada por Roig desde el nacimiento de Lanzadera en 2013, unos 15 millones de euros.

“Juan Roig ha multiplicado su inversión en Lanzadera en una clara apuesta por el emprendimiento”, ha señalado esta mañana en rueda de prensa, Javier Jiménez, director general de Lanzadera, quien ha expuesto que el objetivo este año es lograr ayudar a 200 emprendedores y en 2021 llegar a 300 startups. Las empresas seleccionadas por la aceleradora podrán recibir ayudas que van desde los 4.000 euros para que puedan comenzar el desarrollo de la empresa hasta financiación por valor de 500.000 euros, una cantidad que amplía los 200.000 euros de límite vigentes hasta ahora.

Ha presentado Jiménez el nuevo plan estratégico para “una nueva Lanzadera” que “se quita los límites autoimpuestos” para aportar, así, más recursos y más actividad ante la situación creada por la COVID-19. La principal novedad que introduce la plataforma de emprendimiento es que aglutina sus programas de aceleración en uno solo divido en cuatro fases en las que se incluirá, bajo prescripción de Lanzadera, a los proyectos de emprendimiento según su estado de maduración y se decidirá el tipo de ayuda que reciben los emprendedores.

La aceleradora reforzará la creación de sinergias internas y las opciones de apoyo al emprendimiento en cada una de las fases: desde la incubación (fases Start y Traction), pasando por la aceleración (fase Growth) y llegando hasta la consolidación de empresas que ya han crecido gracias a un modelo de negocio probado (fase Scale Up). Una nueva etapa en la que Lanzadera quiere “convertirse en una plataforma para potenciar la empleabilidad, ofreciendo oportunidades de formación para la reinserción laboral a personas y proyectos rentables que tengan que reenfocarse para afrontar el nuevo contexto”, ha expuesto el director de la plataforma de emprendimiento.

Javier Jiménez, director general de Lanzadera en la presentación hoy del nuevo plan de la aceleradora de empresas. Foto: Lanzadera.

Lanzadera, para adaptarse al impacto del Covid-19 y al nuevo contexto, ha modificado igualmente uno de sus paradigmas iniciales y, por primera vez, el traslado de los emprendedores seleccionados de fuera de València no será un requisito indispensable. Además, la aceleradora impulsada por Juan Roig introduce otra novedad para facilitar oportunidades de negocio, atraer talento y generar innovación con el objetivo de “convertir Marina de Empresas en un hub de emprendimiento abierto y de referencia a escala nacional”: Lanzadera Space, iniciativa que implica la apertura de parte de sus 9.000 metros cuadrados de instalaciones al ecosistema emprendedor, lo que multiplicará el flujo e intercambio de conocimiento y experiencia más allá de las empresas participantes en el programa.

Para ello, habilitará espacios ya adaptados a las nuevas medidas de seguridad que requiere la situación generada por el Covid-19 a inversores, a partners tecnológicos y a las grandes empresas con las que se mantienen firmados acuerdos Corporate para que puedan tener sus propias oficinas en el edificio. Cabe recordar que ya existe un precedente en este último supuesto, dado que desde 2017 Playstation cuenta con su espacio para el PSTalents Camp de Valencia, donde acelera startups de videojuegos junto a Lanzadera.

Asimismo, la aceleradora acogerá a emprendedores residentes sin necesidad de que estén en ese momento en alguna de las fases del programa. En este sentido, se organizará el apoyo de los residentes, incluidos los emprendedores de las participadas de Angels, como ‘hermanos mayores’ de las startups que van incorporándose en Lanzadera.

Según Juan Roig, “Lanzadera nació para ayudar a los emprendedores a crear empresas y así generar empleo y riqueza en la sociedad. Ante este nuevo escenario económico y social, vemos necesario redoblar nuestra apuesta por los emprendedores y acompañarles, ofreciendo más recursos y herramientas de apoyo. Con esta reorganización, y con la ampliación de recursos, Lanzadera multiplica su apuesta por el emprendimiento para seguir consolidándose como fábrica de empresarios para que la economía de este país active su crecimiento; porque no se trata únicamente de no parar, sino de acelerar. No es momento de ponernos límites”.

Ha concluido Jiménez que los emprendedores se están reinventando “a la carrera” y que son positivos respecto al futuro. “Estamos aprendiendo y viendo en la crisis una oportunidad”, ha resaltado el director de Lanzadera quien asevera que saldrán “reforzados” de la recesión provocada por el coronavirus. Desde su creación en 2013, Lanzadera ha prestado apoyo en torno a 400 startups, aportando 15M€ de financiación en préstamos de Lanzadera. Entre todas han conseguido generar más de 1.000 puestos de trabajo directos, así como inversión externa de más de 50 millones de euros.

Suscríbete a nuestra newsletter