Daniel Ibiza, CEO de Aiudo 

“La prioridad es mantener a nuestros mayores alejados del Covid-19”

La compañía que intermedia y gestiona cuidadores en toda España, ha decidido no tarifar a las familias que no puedan permitírselo en Madrid, València y Sevilla

Archivado en: 

Daniel Ibiza e Ignacio Guarinos, fundadores de Aiudo en su centro de trabajo. | Imagen: Aiudo

En esta ocasión, una experiencia personal llevó a Daniel Ibiza a poner en marcha en 2016 Aiudo, una startup valenciana que muestra su solidaridad ante esta situación que estamos viviendo y ha decidido prestar sus servicios de manera gratuita. La compañía que intermedia y gestiona cuidadores en toda España, ha decidido no tarifar a las familias que no puedan permitírselo en Madrid, València y Sevilla. Requisitos: ponerse en contacto con Auido y acreditar una relación gastos/renta por debajo del mínimo.

– Estamos ante una crisis sanitaria sin precedentes debido al Covid-19. ¿Qué papel está jugando Aiudo ante la pandemia?

Por un lado estamos manteniendo un contacto muy estrecho con las familias para que la desinformación lógica de un escenario totalmente nuevo no les produzca ninguna inquietud. Para solucionar todas estas cuestiones hemos aumentado el área de atención a familias.

Para los cuidadores estamos produciendo material formativo para dotarles de mejores competencias y para que cuenten con unos protocolos básicos de actuación.

Además, hemos contactado con el Ministerio de Sanidad para plantearles la posibilidad de practicar test de diagnóstico a los nuevos cuidadores contratados. No se podrá hacer de forma inminente pero se espera que lleguen a España nuevos test de respuesta rápida y que se extienda su uso. La prioridad es mantener a nuestros mayores alejados del Covid-19.

– ¿Qué requisitos debe cumplir la familia para poder acceder a un servicio gratuito en las ciudades de Madrid, Valencia y Sevilla?

Las familias interesadas deben ponerse en contacto con nosotros y acreditar una relación gastos/renta por debajo del mínimo. Una pensión muy baja también puede ser motivo de acceso a la prestación del servicio.

– ¿Con cuántos cuidadores voluntarios contáis?

No se trata de cuidadores voluntarios. Lo que ofrecemos de forma gratuita es nuestro servicio de selección pero los cuidadores deben cobrar su salario, especialmente en estas circunstancias.

Este salario se abona a ellos directamente tal y como dispone el régimen especial de empleados de hogar.

– ¿Tenéis previsto ampliar este servicio a otras ciudades?

Dependerá de la saturación del servicio, aunque no vayamos a cobrar la selección el trabajo, lo vamos a llevar a cabo de la misma manera y, cada proceso requiere entrevistar a un mínimo de veinte candidatos hasta dar con el más adecuado para cada caso.

Si tenemos muchas peticiones y creemos que eso puede afectar a la calidad de la selección entonces limitaremos el alcance.

– Anunciáis que vais a mantener contacto con la Conselleria de Sanidad. ¿Habéis comenzado ya dichos contactos?

Hemos escalado directamente al Ministerio de Sanidad porque trabajamos en todo el territorio nacional. Además, hacerlo así tiene más sentido ahora dentro del estado de alarma en el que el control operacional está centralizado.

– ¿Cómo vais a hacer frente a esta situación económicamente?

Vamos a intentar mantener a toda la plantilla y de hecho hemos incorporado a otra persona para poder atender debidamente las inquietudes de las familias.

Fuimos de las primeras empresas en comenzar con el teletrabajo apenas empezó a cundir la alarma. Esto nos ha permitido adaptarnos mejor a las circunstancias.

Afortunadamente en Aiudo trabajamos con un software propio que permite un gran volumen de gestión con un equipo reducido.

Equipo de Aiudo. | Imagen: Aiudo

– ¿Cuáles son los orígenes de Aiudo?

Aiudo nace en 2016 cuando sufrí en primera persona la necesidad de encontrar un cuidador para mi madre enferma de cáncer. A raíz de esta premura, me di cuenta de que había una necesidad global, tanto en ciudades grandes como en pequeñas, de seleccionar cuidadores especializados con una perspectiva más humana. Para dar respuesta a este reto formé equipo con Ignacio Guarinos y juntos desarrollamos un sistema de selección y seguimiento capaz de operar en el ámbito nacional sin perder la especialización ni la atención personal.

– ¿Cómo os habéis financiado?

Desde nuestros orígenes y hasta el día de hoy han entrado cuarenta socios inversores privados de Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Francia y Canadá.

También hemos contado con el apoyo de Lanzadera, Órbita Castellón y BBooster.

– Estáis en marcha desde 2016. ¿Cómo ha sido ese crecimiento hasta nuestras fechas?

Desde un principio nos centramos en diferenciarnos apostando por la tecnología -de hecho, el 30% del equipo siempre han sido desarrolladores- y en ofrecer un trato personalizado e individualizado a cada una  de las familias. Esto lo conseguimos porque otro 30% de la plantilla son psicólogas o trabajadoras sociales.

Actualmente, nuestro equipo está integrado por 13 personas y seguimos creciendo un 75% anualmente.


“Combatimos la economía sumergida y todas las relaciones laborales que gestionamos se amparan en la legalidad y la regulación vigente”


– ¿Cuál es vuestro objeto de negocio? Comentáis que sois pioneros en la digitalización del sector. ¿En qué consiste dicho proceso?

Los recursos humanos, la selección y tramitación laboral y legal de cuidadores, dentro del régimen especial de empleados de hogar, se ha llevado a cabo siempre a través de procesos manuales o ha tenido una dependencia de la gestión telefónica enorme. Desde los inicios, siempre tuvimos claro que no queríamos tener un callcenter, ni un equipo de gestores.

Por ello, desarrollamos un software especializado en selección y gestión de cuidadores. Todos los trámites burocráticos se realizan desde la plataforma (las familias no tienen que abandonar sus casas, tan solo necesitan un teléfono móvil) y nos permite valorar a los candidatos de manera individualizada para cada caso a través de herramientas de videoconferencia y test psicológicos online.

– ¿Qué servicios prestáis y cómo se lleva a cabo? Tenéis dos clientes… la familia y el cuidador…

Nuestro cliente es la familia. Nos contrata cuando necesitan un servicio de asistencia o doméstico. Aiudo selecciona hasta seis cuidadores específicos para cada caso y cuando la familia, que tiene la última palabra, elige al cuidador ideal, nos encargamos de todos los trámites.

También cuentan con garantía de sustitución si se produce una baja o quieren cambiarlo, un servicio de mediación entre las partes y, por supuesto, llevamos a cabo un  seguimiento continuo de la relación.

– ¿Con qué patologías cuentan las personas que cuidáis? ¿Y qué requisitos pedís en función de las mismas?

Alzheimer, parkinson y movilidad reducida son los más habituales. En cuanto a los requisitos varían. De todas formas, tenemos en cuenta su formación, experiencias concretas con patologías determinadas y referencias de domicilios donde hayan trabajado anteriormente.

– ¿Qué perfil tienen las familias que acuden a vosotros?

Generalmente, son hijos que tienen a sus padres mayores y que comienzan a necesitar apoyo. Es frecuente que cuando les visitan, los hijos perciban alguna señal de deterioro cognitivo y salten las alarmas. El problema es más grave cuando estos hijos viven en poblaciones alejadas de sus padres.

– ¿Cómo se comprometen las familias? ¿Y el cuidador? Os hacéis cargo del contrato…

En Aiudo somos expertos en la legislación laboral de este sector. Principalmente combatimos la economía sumergida y todas las relaciones laborales que gestionamos se amparan en la legalidad y la regulación vigente.

De hecho, somos una de las pocas empresas del sector que trabaja por defecto con contratos indefinidos.

– He visto en vuestra web que contáis con el reconocimiento de instituciones como el BBVA o Mapfre. ¿Qué supone para vosotros este apoyo?

Gracias a ellos tuvimos un apoyo esencial en una fase temprana. Compartimos experiencias con auténticos cracks del emprendimiento y profesionales que tuvieron y tienen mucho éxito en el ámbito empresarial cuando la palabra “startup” no existía.

También hemos contado con el apoyo de Unlimited España.

 

Suscríbete a nuestra newsletter