La empresa entra en el programa de aceleración de GO Hub

Orbital Eos detecta la contaminación en los mares a través de imágenes de la NASA

La startup valenciana busca conseguir sus primeros clientes para lo que ha emprendido negociaciones con empresas como Total o Shell

Archivado en: 

Equipo de Orbital Eos, la startup valenciana que detecta la contaminación en los mares a través de imágenes de la NASA.

“Orbital Eos es una empresa que utiliza imágenes de satélite y técnicas de Inteligencia Artificial para detectar hidorcarburos en el mar”, explica el CEO de la startup valenciana, Juan Peña. Él, junto a sus dos socios, Pablo Benjumeda y Alejandro Mengual, fundaron en junio de 2019 esta compañía que a través de las imágenes que ofrece gratuitamente la NASA, así como la Agencia Espacial Europea (ESA), puede detectar la contaminación por petróleo en los mares y océanos del planeta.

La idea nació de Peña y Benjumeda. Ambos trabajaron durante más de 10 años patrullando la costa en un avión de Salvamento Marítimo detectando manchas de carburante en el mar. Tras el desastre medioambiental del naufragio del pesquero Oleg Naydenov en la costa de las Islas Canarias, “nos dimos cuenta de que hacia falta un salto tecnológico”, señala Peña y expone que “el mar es un medio muy dinámico en el que las manchas de petróleo se mueven muy deprisa además de generar un problema de escala geográfica. Había eventos de contaminación que no se detectaban o no se encontraba al culpable”.

Con su plataforma de monitorización de los mares son capaces de abarcar grandes áreas y sortear las limitaciones que supone patrullar con la aeronave de Salvamento Marítimo. Con esta idea ganaron el concurso interno de la entidad pública de seguridad marítima con el premio a la conservación de los mares, un hito que los dio a conocer. La startup emplea dos tipos de sensores para monitorizar los océanos, por un lado radares de apertura sintética y por otro sensores ópticos.

Los primeros permiten a través de ondas que envían y rebotan en el mar, interpretar si hay o no contaminación incluso de noche o cuando el cielo está nublado. Por su parte, los segundos captan imágenes precisas de las manchas de hidrocarburo para analizar el espesor y el volumen del vertido. De este modo, explica Peña, consiguen reducir el número de falsas alarmas que en Europa llega hasta el 78 % de los avisos que se producen.

Una de las detecciones de contaminación realizada por la valenciana Orbital Eos.

La diferencia que aporta Orbital Eos respecto a otras soluciones similares en el mercado es, por un lado, el seguimiento continuo que realizan de grandes masas de agua, lo que permite “ser proactivo” ante alarmas por contaminación. “No espero a tener la contaminación y reaccionar ante ella, sino que vigilo mi zona de interés todos los días”, expone Peña. Por otra parte, consiguen abaratar el servicio al emplear imágenes que son públicas. “Hasta ahora había empresas que empleaban sus satélites para detectar contaminación y vendían esas imágenes a las empresas, algo que resultaba muy caro”, indica el CEO y señala que la empresa valenciana ofrece un seguimiento continuo gracias a la suscripción a su plataforma.

Orbital Eos inicio sus andanzas de la mano de la aceleradora GO Hub, del grupo Global Omnium, a través del programa Open Innovation. Con ellos realizaron su proyecto piloto para validar la tecnología. Ahora entran en el programa de aceleración de la incubadora, que durará 6 meses y en el que deben conseguir diversos objetivos. El primero, el más importante, como expresa Peña, es lograr su primer cliente.

Para ello, llevan cinco meses negociando con la francesa Total, empresa que ya habría hecho una propuesta económica, indica el CEO de Orbital Eos. “Les parece muy interesante. Nuestro producto es un software SaaS, a través del que se provee información al cliente final. En este caso, se trata de un esfuerzo por digitalizar la detección de fugas en instalaciones en mar abierto”, relata Peña. Dentro del sector de los hidrocarburos, la valenciana también habría iniciado contactos con Shell, de la que está obteniendo “un buen feedback”.

Por otro lado, Orbital Eos también se dirige a las empresas encargadas de responder ante un vertido en el mar. En esta línea, ha entablado negociaciones con la inglesa Itopf. “Responder a la contaminación en el mar es una industria que mueve mucho dinero. Ellos aglutinan al 95 % de las navieras del mundo”, señala Peña. Por último, expone que una tercera rama con la que están en contacto es con autoridades públicas como, por ejemplo, la Agencia Medioambiental de Abu Dabi o con la de Escocia, así como con la Interpol.

Suscríbete a nuestra newsletter