Fraude EMT

Grezzi insiste en culpar a CaixaBank y a la empleada despedida del fraude de la EMT

El concejal de Movilidad señala que si “hubieran seguido el protocolo no hubiera habido fraude” y que deben responder por qué no se ha cumplido con este

Archivado en: 

Giuseppe Grezzi, concejal de Movilidad y presidente de la EMT.

El concejal de Movilidad y presidente de la Entidad Municipal de Transportes (EMT) de València, Giuseppe Grezzi, ha insistido esta mañana en responsabilizar tanto a CaixaBank como a la exresponsable del área de administración de la EMT, Celia Zafra, por el fraude de más de 4 millones de euros que sufrió la empresa pública. “Si hubieran seguido el protocolo no se habría producido el fraude”, asevera Grezzi quien expone que ahora les toca explicar en la causa judicial abierta el “por qué no se ha cumplido”.

El presidente de la EMT ha indicado que se han llevado a cabo los primeros interrogatorios de la investigación judicial en los que “están saliendo cuestiones clarificadoras”. En concreto se ha referido a la personación como “parte implicada” del banco CaixaBank.

En esta línea, mantiene Grezzi que tienen “un documento firmado con el banco en el que se especifica que no se puede aceptar transferencias mediante un pdf” ya que es preciso la doble firma mancomunada de dos apoderados de la entidad. “Una garantía para que no se hagan transferencias sin consentimiento”, relata el concejal de Movilidad del Ayuntamiento de València.

Añade que hubo un primer intento de fraude a través de Bankia, entidad financiera que “sí rechazo los pdf’s”. Expone que la investigación judicial tratará de dirimir cómo se produjo esta primera tentativa. “¿Por qué un banco lo aceptó y el otro no?”, lanza la pregunta Grezzi.

Por su parte, respecto a la empleada despedida, indica el concejal que “en ningún caso estaba habilitada para ordenar transferencias” y que no ha cumplido con una serie de procedimientos internos de la empresa.

Preguntado por si era una práctica habitual mantener ese tipo de operaciones en el extranjero, ha señalado que “nunca hemos hecho ninguna operación en China ni en Hong Kong” y que “con una cosa atípica como esta, al menos se tendría que haber puesto en contacto con el gerente, con su jefa o conmigo”.

Señala, a su vez, que durante las fechas del fraude estaban preparando la operación para peatonalizar la plaza del Ayuntamiento por lo que mantuvo reuniones en la EMT con lo que “en cualquier momento se podría haber puesto en contacto conmigo”.

“Estamos sorprendidos que se hayan podido dar los cursos para que se produzcan estas transferencias en estas condiciones cuando, además, es evidente que estaban falsificados los pdf’s”, resalta Grezzi quien insiste en que “si se hubiera mantenido el protocolo no hubiera habido fraude” y concluye señalando que “nosotros estamos focalizados en recuperar el dinero estafado”.

Suscríbete a nuestra newsletter