Una vez se consoliden en España, prevén expandirse por Europa y, sobre todo, EEUU

Rois Medical sale al mercado con sus primeras diez sillas de ruedas con grúa

A los cuatro años de su constitución como empresa, la startup del Parque Científico de la UMH prevé acabar su primer lote de fabricación a finales de noviembre

Archivado en: 

Robert Vallejo, CEO de Rois Medical (en la grúa) junto a su equipo |E3

Lo que inicialmente surgió como un Trabajo de Fin de Grado de Ingeniería, hoy se ha convertido en la primera silla de ruedas eléctrica con grúa del mercado. Es el primer producto desarrollado y comercializado de Rois Medical, una startup del Parque Científico de la UMH que se constituyó en 2015 y que, cuatro años después, se encuentra en pleno proceso de fabricación de las 10 primeras unidades. La silla permite a las personas con movilidad reducida una mayor autonomía en sus tareas cotidianas y ayuda a los cuidadores a transferirlo de una superficie a otra, como puede ser una cama, una camilla o el inodoro. Robert Vallejo es CEO y cofundador de la empresa junto a Luis Daniel Álvarez y la propia Universidad Miguel Hernández.

– Os han hecho falta cuatro años para salir al mercado ¿qué ha sido lo más difícil?

– Tardamos dos años en desarrollar el producto desde la fase del folio en blanco hasta el prototipo final. Y luego nos hemos pasado dos años certificando el producto y adaptándolo a la normativa. Se trata de un producto sanitario y está muy regulado. La verdad es que el proceso ha sido largo y muy complejo. De hecho, estuvimos a punto de tirar la toalla en varias ocasiones. Ha sido como una montaña rusa. Pero finalmente, aquí estamos.

– ¿Hasta qué punto os ha frenado en vuestro desarrollo la falta de financiación, un problema tan común a todas las empresas que empiezan?

Financiarnos ha sido muy difícil.  Hemos conseguido fondos de organismos públicos, premios y subvenciones de distintas entidades que nos han dado un poco de músculo. Afortunadamente confió en nuestro proyecto un inversor americano que apostó por el producto. Procede del sector inmobiliario y ha diversificado sus negocios  invirtiendo en locales de restauración y en un producto sanitario como el nuestro.

– ¿Qué capacidad de producción tenéis?

– Desde nuestra nave del polígono de Carrús podemos fabricar una silla completa en 38 días. Hemos empezado con una primera remesa de diez unidades, cuatro de las cuales ya están vendidas y el resto reservadas. Por la clase de producto que es tenemos que venderlas a través de ortopedias, pero como no queremos que se suban mucho de precio, lo que estamos haciendo es contactar nosotros con el usuario final y acordar con la ortopedia márgenes que no sean elevados porque, al fin y al cabo, el cliente se lo estamos llevando nosotros. El PVP es de 7.300 euros, muy bajo en comparación con este tipo de productos.

– ¿Es un producto subvencionable?

– Lo es. Entre un 80 y un 100%. Estamos en estos momentos negociando con la Seguridad Social para poder incluirlo dentro de su catálogo. Es muy factible, pero hay mucha burocracia que, como nos pasó con los permisos y certificados, hace que todo se dilate mucho en el tiempo.

– ¿Cuál es la estrategia comercial que habéis diseñado?

 En primer lugar, el mercado nacional. Estamos colaborando con asociaciones y entidades relacionadas con la dependencia, entre ellas, Aspaym Madrid o el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo. Nuestro siguiente paso será expandirnos por Europa, aunque nuestro objetivo a medio plazo es EEUU, un mercado que tiene para nuestro producto un gran potencial y unas oportunidades de negocio muy interesantes.

– ¿Cómo surgió la idea de desarrollar un producto de estas características?

– A partir de una necesidad que, por experiencia personal de nuestro entorno, detectamos. Conocíamos el problema de la discapacidad de cerca y nos planteamos intentar idear una solución que facilitase su movilidad. Comenzamos por diseñar una grúa, pero no nos pareció suficiente. Y entonces se nos ocurrió  incorporarla a una silla de ruedas.  Así empezamos, y hasta hoy.

Suscríbete a nuestra newsletter