Peñíscola: Tierra de mar y castillos en Castellón

Peñíscola: una tierra de mar y castillos que descubrir en Castellón  

Una de las localidades más atractivas de España es Peñíscola. Ubicada en la provincia de Castellón, en la Comunitat Valenciana, se considera como uno de los pueblos más bonitos de España. Esta ciudad además de su belleza natural brinda entre sus calles y alrededores una rica historia, que está plasmada en cada uno de sus rincones, tal y como la conocemos hoy.

¿Qué ver en Peñíscola?

Visitar Peñíscola y recorrerla es una experiencia única. Conoce algunos de los sitios que este maravilloso lugar te ofrece:

Castillo del Papa Luna

Cuando visitas Peñíscola debes incluir en tu itinerario el Castillo del Papa Luna. Fue construido en el siglo XIV. Con un perímetro de unos 240 metros y una altura promedio de 20 metros lleva este nombre porque fue refugio del Papa Benedicto XIII. En el año 1931 fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional. Visitar este lugar perfectamente conservado es una experiencia que te traslada a la historia. Además, puedes disfrutar de espectaculares vistas del Mediterráneo.

Faro de Peñíscola

El Faro de Peñíscola está ubicado junto al Castillo de Peñíscola. Fue construido en 1899. Este faro es capaz de emitir señales hasta a 65 kilómetros de distancia del Castillo. Puedes acceder al faro desde las calles que conducen al Castillo o también a través de las escaleras que ascienden por la calle de la Casa de las Conchas. En el faro puedes hacer fotos únicas para que no solo quede en tu memoria la visita a este espectacular lugar.

Jardín del Castillo del Papa

En Peñíscola, un sitio que vale la pena visitar es el jardín del Castillo, antiguo Parque de Artillería. El mismo acceso al Castillo de Peñíscola es el que te lleva a este parque. Encontrarás en él muchos atractivos militares, contando en su interior con estructuras como túneles, rampas, un polvorín y muchos más. Fue edificado en el siglo XVI con el fin de crear un moderno sistema defensivo que protegiera la ciudad de los piratas. Su excelente ubicación le permitió cumplir su misión a la perfección, convertido ahora en jardín botánico.

Playas de Peñíscola

Uno de los mayores atractivos que encuentras en Peñíscola son sus playas. Rodeada por las aguas del Mediterráneo, puedes disfrutar de playas a lo largo de la ciudad. Una de las playas más frecuentadas por todas las comodidades que ofrece, además de sus aguas cristalinas, es la Playa del Norte. También puedes visitar la Playa del sur, que con su arena fina y aguas tranquilas es ideal para pasar un día de verano con tu familia y amigos. Otras playas que puedes visitar en Peñíscola son Cala del Volante, Playa del Russo o la Cala Puerto Azul, entre otras

La Lonja

Los amantes de la gastronomía marítima tienen que acercarse a La Lonja, que queda justo al frente del sitio donde arriban todos los barcos de pesca. Estas embarcaciones pasan todo el día en alta mar y traen su pesca para ser vendida a tiendas y restaurantes.

El Mercadillo de Peñíscola

Se realiza todos los lunes no festivos de 8.00 a 13.00. Durante los meses de julio y agosto se ubica en el parking de la Redicencia, entre la calle Playa y la Av. Akra Leuka. Durante los otros meses del año entre la calle Ullal de l’Estany y la calle del Mestre Bayarri. Aquí se instalan más de 100 puestos de venta en los que se puede encontrar frutas y verduras, alimentación, bolsos, ropa, calzado y complementos, ropa de baño, bisutería, decoración, hogar, artesanía, flores y plantas, etc.

Sala de Arte Tiziano

Peñíscola no solo se caracteriza por tener lugares con gran atractivo natural, también posee una galería de arte con exhibiciones y obras de diversos artistas y diferentes técnicas de arte. Esta sala está ubicada en el casco histórico de Peñíscola, es una antigua casa que hoy funciona como galería de arte. En esta sala de arte también puedes apreciar la obra original del pintor Alfonso Manuel, quien dirige y atiende la sala. Sin lugar a dudas un lugar con mucho encanto.

El casco antiguo

Uno de los mejores lugares para ver en Peñíscola es su casco antiguo. Sus calles estrechas de estilo medieval le dan un atractivo singular, que encanta a los visitantes. En el casco central puedes visitar sitios como el bufador, la iglesia parroquial o la Casa del Agua, uno de los nacimientos de agua dulce del lugar. Los pintorescos edificios del casco antiguo no solo destacan por su atractiva historia, además proporcionan una agradable sombra que mantienen fresco el lugar.

El bufador

Uno de los lugares más interesantes de Peñíscola es el Bufador. No es más que un túnel natural que conecta parte de la ciudad con el mar, al que uno puede acercarse y escuchar el sonido del agua. Estar allí es una experiencia sorprendente. Los momentos en que el agua del mar está agitada crean un espectáculo acústico de ruidos fuertes y emocionantes características del agua que se pueden escuchar en toda la cueva.

Librería La Templanza

Otro lugar donde los turistas pueden pasar un rato agradable y tranquilo es en la librería La Templanza. Los amantes de la lectura podrán pasar horas con sus obras preferidas. Aquí su propietario ofrece música clásica para crear el ambiente perfecto para pasar el momento leyendo todo tipo de libros, desde cómics hasta literatura clásica. Su enfoque social ha ayudado a muchos emprendedores.  Se encuentra muy cerca del castillo, en una esquina que destaca por su particular decoración.

¿Qué hacer en Peñíscola?

Al ser un pueblo pesquero, seguro que te imaginarás cuáles son las características más importantes de la gastronomía de la zona. La base de su gastronomía es el pescado y los mariscos. Un plato emblemático de esta zona, claro, son los distintos arroces. También puedes disfrutar de los dátiles de mar, el rossejat entre otros, acompañados de un vino para generar un contraste que el paladar agradecerá. En Peñíscola durante todo el año hay ferias gastronómicas.

Además, si te quedan fuerzas después de haber subido al castillo y haber probado la gastronomía típica, te recomendamos otros planes interesantes para hacer en Peñíscola:

  • Ruta del cine de Peñíscola: aquí se han rodado múltiples series y películas entre las que destacan El Cid, París Tombuctú, El Chiringuito de Pepe o el Ministerio del Tiempo. Gracias a la Ruta del cine de Peñíscola, podrás recorrer todos los lugares de rodaje y recrear las escenas más famosas.
  • Tomar algo en lo alto de la muralla: la orografía de Peñíscola hace posible algunas de las vistas más impresionantes que pueda haber. Busca el local que más te guste y tómate algo mientras contemplas el atardecer desde lo alto.
  • Ruta por la Sierra de Irta: cercana a Peñíscola está la Serra d’Irta, un enclave natural que tiene varias rutas para hacer en familia mientras recorres bellas calas.

¿Dónde alojarse en Peñíscola?

Peñíscola es un territorio turístico por excelencia, así que hay muchas opciones para los visitantes de acuerdo a sus necesidades y presupuesto. Los hoteles son muy buenos y económicos, además de contar con opciones tanto para familias como para parejas y solteros. Tampoco podemos olvidar los apartamentos de alquiler. A su vez existen albergues y otros sitios más económicos que son perfectos para grupos de viajeros o para quienes tengan un presupuesto más bajo.

¿Cómo llegar a Peñíscola?

Peñíscola es un municipio costero ubicado en plena Comunitat Valenciana. El aeropuerto más cercano a la ciudad es el de Castellón, a 45 kilómetros de distancia. El de la ciudad de València se encuentra a 100 kilómetros y también podría ser una opción, todo depende de dónde te encuentres. Si quieres llegar por vía terrestre puedes usar taxis, coches de alquiler o un servicio de traslado con conductor, que te permitirá olvidarte del camino y así concentrarte en el paisaje. También tienes la opción de empresas de autobuses que ofrecen el servicio completo a la ciudad a un módico precio.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.