La primera estimación eleva a 1.500 millones las pérdidas ocasionadas por la DANA

Mañana el Consell aprobará las primeras ayudas directas a las personas y ayuntamientos afectados

Archivado en: 

Reunión de la Comisión Postemergencias

El president de la Generalitat ha estimado en 1.500 millones de euros las pérdidas por los daños ocasionandos por el reciente temporal. Puig ha anunciado la aprobación urgente por parte del Consell de ayudas directas para personas y municipios en la próxima reunión del Consell, mañana viernes.

Puig  ha presidido en el Palau de la Generalitat la reunión extraordinaria de la Comisión Interdepartamental para el Seguimiento y la Coordinación de la Posteemergencia. A la reunión han asistido los miembros del Consell Mónica Oltra, Vicent Soler, Gabriela Bravo y Ana Barceló.

“Hemos visto que en todos los ámbitos ha habido un daño grande, muy especialmente en lo que significa la agricultura, también en las viviendas, y en todas las infraestructuras”, ha explicado Puig, que ha considerado “una gran catástrofe” la situación que ha dejado la DANA en la Comunitat Valenciana.


Ayudas urgentes directas para las personas y ayuntamientos afectados


El primer decreto de ayudas va dirigido directamente a las personas, con la finalidad de reparar de forma urgente las perdidas ocasionadas en viviendas y enseres. Un segundo decreto tendrá como beneficiarios a los ayuntamientos para que inicien las reparaciones más básicas.

En las próximas semanas, el ejecutivo autonómico irá abordando distintas actuaciones por parte delas consellerías.

“Es fundamental -ha declarado Puig- el concurso de todas las administraciones, necesitamos recursos, recursos importantes del Estado y recursos también de la Unión Europea”, ha manifestado, y ha advertido de que estas cifras son tan solo una primera aproximación a la magnitud de los daños económicos, y que estos podrían ser superiores.

En cuanto a los sectores más afectados, ha considerado que “la peor parte es la agricultura, sobre todo en la Vega Baja, donde es el motor fundamental, junto con la industria agroalimentaria”.

En esta comarca las infraestructuras de regadío han sufrido cuantiosos daños, así como las carreteras, los centros educativos y sanitarios.

“Esperamos la próxima semana poder hablar de una completa normalización”, ha afirmado el president, que ha añadido que “a partir de que vaya bajando el agua en algunos ámbitos será cuándo se podrá entrar y se podrá ver la profundidad de los daños”.

Suscríbete a nuestra newsletter