La información económica de los líderes

La startup valenciana prevé expandirse a Estados Unidos y Europa el próximo año

Discocil exporta su software de gestión, la pepita de oro de los datos del ocio nocturno

Con su aplicación, la startup de Lanzadera puede controlar en tiempo real las ventas, medir el rendimiento de los trabajadores y saber las preferencias de los clientes

Archivado en: 

Equipo de la startup valenciana, Discocil, empresa dirigida por Alberto Centeno (fila de delante, segundo desde la izquierda).

Estados Unidos, Italia y Portugal son los destinos en el punto de mira Discocil. La empresa que comercializa un software de gestión de discotecas prevé su expansión internacional a partir de 2020, pero antes quiere llegar a todos los rincones de España. “Ahora mismo estamos en seis comunidades autónomas, pero para finales de este año vamos a estar presentes en todo el país”, asegura Alberto Centeno, CEO de Discocil.

La startup valenciana ofrece un software con el que digitaliza la gestión de locales de ocio nocturno. Puede controlar en tiempo real las ventas, medir el rendimiento de los trabajadores y generar informes sobre preferencias de los clientes. “Somos un equipo con mucho background en el sector del ocio nocturno y nos dimos cuenta que todo lo que se gestiona en una discoteca se hacía en papel, por lo que dimos el salto y decidimos buscar la forma de digitalizar el sector”, expone Centeno.

Apuntan desde Discocil que más del 90% de los negocios de la noche no utilizan ningún software de gestión, lo que hace que un promotor de discoteca invierta, de media, 12 horas semanales en tareas de gestión y medición. Con su aplicación, consiguen agilizar las labores y reducir el tiempo a dos horas semanales. “Lo que buscamos es dar valor al promotor para lo que hemos hecho una herramienta con la que pueden realizar todas las gestiones desde el móvil”, indica el CEO de la startup.

Añade que lo que consiguen con la app es “centralizar la información y generar informes” lo que permite a los gestores “hacer previsiones y saber qué es lo que han conseguido”. Con su software se pueden gestionar todos los canales de ventas en un solo dashboard, realizar análisis en tiempo real, controlar el ticketing así como el aforo.

El modelo de negocio de Discocil consiste en el cobro mensual de 150 euros por el uso del software así como una comisión del 7% de la facturación online que generan las discotecas a través de su herramienta de ticketing. “Nuestro volumen de negocio está en torno a los 40.000 euros al mes. Queremos llegar a unos ingresos recurrentes superiores a los 70.000 euros”, expone Centeno.

La startup cuenta con una plantilla de 8 trabajadores y más de 90 clientes. Algunas de las discotecas que utilizan Discocil son Biloba en Lleida, que se encuentra entra las cien mejores discotecas del mundo; Pacha La Pineda, la discoteca Pacha más grande que existe; la discoteca Panda en Madrid; y aquí en València trabajan con Indiana y Cream, entre otras. “Ahora en septiembre entra como nuevo cliente Black House en Madrid”, anticipa el director de la startup valenciana, quien añade que el éxito de Discocil se encuentra en “la relación que mantenemos con los clientes y la tecnología que utilizamos, que permite una carga rápida, la disponibilidad de los datos, online y offline, así como mantener la información almacenada”.

La empresa, que ha crecido al amparo de Lanzadera, está presente en la Comunitat Valenciana, en Murcia, Aragón, Cataluña, Madrid y Castilla y La Mancha. Ahora busca conquistar todo el territorio español, para lo que su primer paso será Andalucía, donde prevén estar a partir de septiembre. “Buscamos tener una presencia importante en las principales comunidades y en el resto ir cogiendo algunos locales”, expone Centeno.

A su vez, apunta que para su expansión internacional se centrarán en Portugal, Italia y Estados Unidos. Respecto a este último, anticipa Centeno a Economía 3 que están cerca de firmar un acuerdo de colaboración con la empresa estadounidense Discotech para “empezar a comercializar Discocil allí”. La compañía norteamericana es una aplicación “para salir de fiesta por EEUU, pero no tienen la parte de gestión que tenemos nosotros”, expone el CEO y señala que por ello sería “un acuerdo para complementarnos”.

Además de su expansión internacional, Centeno indica que otros proyectos que llevarán a cabo desde Discocil es el salto a los festivales. “Vamos a lanzar en septiembre un producto para festivales de hasta 25.000 personas”, expone. A lo que se unirá en abril del año que viene un servicio que la startup valenciana ofrecerá a beach clubs y terrazas, la antesala para entrar en el mundo de la restauración. “Nosotros en ocio nocturno estamos muy cómodos y bien posicionados pero en 3 o 4 años sí que queremos dar el salto al sector de la hostelería”, aclara Centeno.

Por último, preguntado por la situación del sector del ocio nocturno en València, señala Centeno que “la situación de las discotecas está siendo bastante positiva”. Apunta que, además de la buena marcha de la economía, “el promotor está consiguiendo acercarse a lo que el cliente quiere y eso se está notando”. Según expone, los precios han ido subiendo durante los últimos dos años debido a que el producto ofrecido por las discotecas es de mayor valor. “Antes el 40-45% de las personas que entraban en una discoteca entraban gratis y ahora se está reduciendo a un 15-20%”, explica.

Concluye que están consiguiendo que a los clientes “les merezca la pena pagar por salir de fiesta que es una noticia muy positiva para el sector. Estamos consiguiendo incluso que la gente pague por anticipado, algo que hace año y medio era impensable. Significa que empiezan a confiar en el trabajo de los promotores”.

Suscríbete a nuestra newsletter