La información económica de los líderes

Gestión medioambiental sostenible para ayuntamientos con una aplicación web

Green Urban Data: ‘cloud computing’ y ‘Big Data’ para prevenir alarmas ambientales

Alejandro Carbonell, CEO de la startup valenciana, explica cómo se puede obtener información medioambiental útil a través de datos recogidos de satélites

Alejandro Carbonell, CEO de Green Urban Data. | Foto: E3

Acaban de ser semifinalistas en los Premios Mapfre de Innovación Social con su proyecto destinado a mejorar la gestión medioambiental de las ciudades para hacerlas más sostenibles. Son los creadores de Green Urban Data, la herramienta web que permite recopilar datos de satélites con el objetivo de prevenir y estudiar las vulnerabilidades de las ciudades para actuar en consecuencia.

La idea se les ocurrió cuando advirtieron que las ciudades y territorios inteligentes tenían “la necesidad de disponer de información ambiental de forma sencilla y recurrente”, explica su CEO, Alejandro Carbonell. “Descubrimos que las tecnologías de observación de los satélites, unidas con las tecnologías de Big Data y desarrollo y computación en la nube, nos permitirían desarrollar herramientas para solucionar esta falta de información ambiental”, añade.

Según el cofundador de la startup, este sistema es complementario a otras tecnologías actuales como las estaciones y sensores “porque refuerza y amplía su capacidad de medición y análisis”.

Funcionalidades para ciudades, municipios y provincias

La herramienta recoge datos físicos como la temperatura superficial de la tierra y del mar, la calidad de la vegetación, la humedad del suelo o la contaminación lumínica. Con ellos se obtienen imágenes con la distribución de esos parámetros en las ciudades y territorios. “Se consiguen niveles de detalle de 1 valor por cada píxel o cuadrícula de 30×30 metros o 10×10 metros e incluso menos con imágenes de pago”, revela Carbonell.

green-urban-data-vegetacion

A partir de los datos recabados, se realiza un diagnóstico de estado actual y se estudia su evolución en el tiempo. Tal y como explica Carbonell, observando la variación en datos y distribución de los mismos, se puede evaluar toda una ciudad, municipio o provincia. Según especifica, el primer paso es identificar zonas vulnerables a temperaturas extremas, inundabilidad, sequía, incendios, posibles plagas, etc.

La segunda clave es la posibilidad de obtener históricos: “La recurrencia en el acceso a datos permite obtener aprendizajes de las actuaciones que se han llevado a cabo. Por ejemplo, medir la temperatura que ha conseguido reducir un nuevo parque, ver en qué zonas la sequía afectó más, identificar qué especies se están adaptando mejor al clima, relacionar episodios de contaminación del aire con temperaturas extremas y su impacto en salud, etc”.

Objetivos de expansión de negocio

Después de año y medio de vida de la empresa, Green Urban Data ha conseguido ser proveedor de cinco grandes ayuntamientos : València, Gandia, Torrent, Elda y Alcoi. También tienen clientes en el ámbito de las consultoras privadas y, según su CEO, se encuentran en un momento de expansión: “esperamos conseguir nuevos clientes pronto a nivel nacional en varias ciudades”.

alejandro-carbonell-green-urban-data

Alejandro Carbonell, CEO y cofundador de Green Urban Data. | Foto: E3

Para ello, cuentan con el apoyo de Lanzadera y han participado en proyectos de incubadoras como Ship2B, Climate-KIC, Copernicus o UnLTD Spain. Sin embargo, el objetivo es empezar a funcionar por su cuenta cuanto antes: “Esperamos independizarnos a principios de 2020”, confiesa Carbonell.

A nivel de negocio y marca, la startup está muy enfocada en la consolidación de la empresa a nivel nacional: “Nuestros próximos retos se centrarán en la internacionalización y también en la mejora del software, incluso para poder proteger alguno de nuestros desarrollos”.

Perfiles de usuarios

rutas-saludables-green-urban-data

Aplicación de identificación de rutas saludables de Green Urban Data. | Foto: E3

Se está desarrollando la aplicación para tres tipos de usuarios: ayuntamientos, consultoras y ciudadanos. “Hemos desarrollado y comercializamos dos productos principalmente: un software de indicadores ambientales, que ya está en su segunda versión y en mejora continua, y una aplicación web para la planificación de rutas saludables en la ciudad, es decir, rutas a pie o en bici bajo criterios como el recorrido con más sombra, menos alérgenos, menos ruido o mejor accesibilidad”, apunta Carbonell.

En cuanto a la versión para ciudadanos de Green Urban Data, subraya la necesidad de adaptar la herramienta a usuarios no especializados: “Aunque en algunos casos se ha puesto en abierto para los ciudadanos, hemos comprobado que la herramienta debe ser distinta para cada perfil de usuario”. “Esperamos, en breve, poder desarrollar la herramienta también en versión para ciudadanos. Hasta el momento está pensada más para perfiles técnicos de ayuntamientos y empresas”, afirma.

Respecto a su precio, concreta que intentarán que sea asequible, pero apunta que lo más importante es “mejorar el formato y las funcionalidades para que la ciudadanía pueda mejorar su nivel de sensibilización y de empoderamiento en temas ambientales, de cambio climático o de calidad de vida”.

Suscríbete a nuestra newsletter