La información económica de los líderes

Se inaugura mañana en el Edificio Moruno

PortCastelló recorre sus 150 años de historia a través de los planos de su construcción

La exposición ha permitido rescatar la carta que 39 emprearios y políticos castellonenses mandaron a Isabel II en 1865 pidiendo la construcción del puerto

El Edificio Moruno del puerto acogerá la muestra.

Los 150 años de historia del puerto de Castellón se condensan en planos y fotografías que recogen su evolución a caballo de tres siglos, los que van desde que la reina Isabel II autorizase la construcción del puerto en 1865 hasta ahora. La muestra se abre mañana en el edificio Moruno y se prolongará hasta el 16 de mayo, coincidiendo con la arribada a puerto de las reproducciones de embarcaciones históricas que participan en la segunda edición de Escala a Castelló

“Plano a plano. 150 años del puerto de Castellón” es la segunda exposición montada por PortCastelló. La muestra que documenta e ilustra el proceso evolutivo de una infraestructura decisiva para el desarrollo de la ciudad. Arranca con la carta enviada por un grupo de 39 políticos y empresarios locales a la reina alertando de la necesidad de esta infraestructura. Con el tiempo, el puerto da salida a materiales cerámicos, el sector clave que dinamiza la economía provincial.

En la carta enviada a la reina, los 39 castellonenses argumentaban que un puerto era crucial “para exportar cerámica artística, productos agrícolas y para propiciar el desarrollo de la industria y el comercio”. Isabel II atendió la petición y aprobó construir el puerto en el Grao, el 6 de mayo de 1882, con un presupuesto de 2.593.000 pesetas, cuyo documento original se exhibe en la muestra. Semanas después  era declarado de interés general de segundo orden, lo que implicaba que los costes de su construcción serían asumidos por el Estado.

A raíz de esos logros, el ingeniero impulsor Leandro Alloza y el presidente de la Diputación de Castelló de aquel tiempo, Vicente Ruiz Vila, fueron nombrados hijos predilectos de la ciudad y las calles de Arriba y de Caldereros pasaron a denominarse de Alloza y Ruiz Vila respectivamente.

La exposición, coordinada por Carmen Esteve y Gerard Llansola, expone los boletines meteorológicos empleados por el ingeniero José Serrano Lloberes para la elaboración del proyecto definitivo del puerto. Asimismo, exhibe los planos originales del proyecto reformado del muelle de Levante y su canal de acceso de 1918. Se trata de una de las obras más relevantes y que fue priorizada por la Junta de Obras del Puerto ante el notable aumento de tráfico experimentado en los años previos a la I Guerra Mundial.

Los visitantes podrán disfrutar del proyecto del cierre del tinglado de Poniente en 1924, con el fin de dotar de mayor protección en los días de lluvia a las mercancías a la espera de su embarque, principalmente cajas de naranjas y cebollas.

Otros documentos inéditos que podrán verse son fotos y planos de las obras del proyecto de modificación general del puerto de Castellón en 1963, del muelle transversal exterior en construcción en 1985, de las obras del proyecto de ampliación del puerto, con el nuevo dique, muelle polivalente y relleno de la explanada en 2002, la ampliación por el sur con su nueva dársena, y la prolongación del dique del Este en 2010.

La Asociación de Modelistas de Castellón se suma a la muestra y expone recreaciones a escala de modelos reales de barcos.

La muestra que mañana se inaugura es la segunda que organiza PortCastelló con documentación, fotografías, manuscritos e instrumentos que se conservan en su archivo, tras “100 años de luz”, con la que se conmemoró los cien años de faro del muelle de Costa.

Suscríbete a nuestra newsletter