Trasvase Tajo-Segura

La Generalitat creará una ‘célula’ para vigilar los cambios en el sistema Tajo-Segura

El president Ximo Puig asegura que la sentencia "en ningún caso habla de cierre" del trasvase entre ambas cuencas y llama a la tranquilidad de los regantes valencianos

Archivado en: 

El president de la Generalitat, Ximo Puig, y la consellera de Agricultura, Elena Cebrián, tras la reunión mantenida para analizar la sentencia del Supremo que puede afectar al trasvase Tajo-Segura.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha hecho un llamamiento a la calma para los regantes valencianos asegurando que no peligra el trasvase Tajo-Segura por la sentencia del 11 de marzo del Tribunal Supremo, la cual “no habla en ningún caso de cierre ni vulneración” del mismo. A su vez, Puig ha anunciado que se creará una “célula permanente” entre la conselleria de Agricultura y la Abogacía de la Generalitat para “vigilar la reformulación legal” que se produzca y que pueda afectar al sistema de trasvase entre ambas cuencas.

Tras la reunión mantenida hoy con la consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, para estudiar la sentencia, el president ha expuesto que se abre una fase de “concertación” para hacer ajustes legales en el Plan Hidrológico del Tajo. “Estaremos vigilantes para que no haya ninguna interpretación sesgada de una sentencia que en principio para nosotros no es devastadora“, ha expuesto Puig.

La sentencia del Tribunal Supremo anula varios artículos del Plan Hidrológico del Tajo que tendrán que reformularse. Obliga a fijar caudales ecológicos en Aranjuez (Madrid), en Toledo y en Talavera de la Reina -zonas de cabecera del río- que no estaban fijados en el plan hidrológico, aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2016. Esto podría significar una modificación del volumen de agua a trasvasar.

A este respecto, el president ha señalado que no tiene por qué modificarse la cantidad del trasvase ya que “la propia sentencia recoge la flexibilidad de los caudales ecológicos dependiendo del momento“. Añade que lo fundamental para los intereses de los regantes valencianos es que “en el corazón de la sentencia no hay un sentimiento antitrasvasista” y que en estos momentos “no hay ninguna consecuencia directa” para el trasvase Tajo-Segura.

Reunión mantenida para analizar la sentencia del Supremo que anula algunos artículos del Plan Hidrológico del Tajo.

Expone Puig que la sentencia “consolida la norma reguladora del sistema Tajo-Segura” y que “consolida la solidaridad“, ya que “afianza los usos del agua por encima de las pretensiones territoriales“. Apunta, a su vez, que se abre una “ventana de oportunidad para legislar mejor y consolidar el sistema del trasvase” y que hay valores de la sentencia que “conectan con nuestra visión de sostenibilidad“. Indica el president de la Generalitat que “estamos de acuerdo en que haya caudales ecológicos“.

Al ser preguntado por si ha mantenido contacto con el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha expuesto Puig que no y que entiende que cada uno tiene que defender sus intereses pero que “abrir un espacio de confrontación en esta cuestión no es responsable“.

Ha concluido el president asegurando que “el Tajo-Segura continúa siendo una realidad y sigue vigente a todos los efectos” y ha añadido que “la Generalitat estará al lado de los regantes desde la concertación y el diálogo y lejos de batallas que han estado nefastas y no han aportado ninguna solución“.

Suscríbete a nuestra newsletter