La información económica de los líderes

Falsos cooperativistas

Los nuevos gestores de la sala de despiece traerán su producción a Mercavalencia

Acuerdo en Mercavalencia para regularizar a los falsos cooperativistas de Work Man que trabajan en el matadero y la sala de despiece de la empresa pública

Fue en junio de 2018 cuando Inspección de Trabajo determinó que los más de 200 trabajadores de la cooperativa Work Man que prestaban sus servicios en la sala de despiece y el matadero de Mercavalencia eran falsos autónomos. Hoy, último día de la mesa negociadora, se ha alcanzado un acuerdo para regularizar a estos empleados.

De este modo, como ya anticipó Economía 3, los casi 50 matarifes formarán parte de la empresa pública propiedad del Ayuntamiento, mientras que los falsos cooperativistas de la sala de despiece pasarán a una nueva sociedad que estará integrada por tres socios de Galicia, Madrid y Castilla y León, dos de ellos mercantiles y un particular. La denominación de la nueva empresa será Procesos Industriales del Turia y un responsable de la cooperativa Work Man y otro de Incarlopsa, principal cliente de Mercavalencia, entrarán en el organigrama de la compañía.

Según ha comentado a este medio Pep Yubero, director de Mercavalencia, estos tres socios pertenecientes al sector cárnico cuentan con el respaldo de Incarlopsa y traerán parte de su producción a la empresa pública propiedad del Ayuntamiento. La idea, según expone Yubero, es que estas empresas, que han firmado el acuerdo pero aún están en proceso para determinar como conforman la sociedad, vayan consolidando su negocio en Mercavalencia para que no sea Incarlopsa el único cliente de la sala de despiece.


El 90% de los trabajadores respalda la propuesta de crear una nueva sociedad para asumir a los falsos cooperativistas

El acuerdo que cuenta con el respaldo de más del 90% de los trabajadores adscritos a los sindicatos UGT y CCOO, garantiza que la actividad durante al menos cinco años, prorrogables a tres más. Además los salarios percibidos estarán por encima del convenio colectivo y se reconocen las categorías profesionales eliminando la de peón. “Creo que es lo mejor para los trabajadores“, expone Yubero, y añade que esta era la solución que “garantizaba mayores salarios y estabilidad para los trabajadores“.

Todos los empleados que pertenecen a la cooperativa deberán darse de baja voluntaria de Work Man y se les asegura un contrato sin periodo de prueba en la nueva sociedad para pasar al régimen general de la Seguridad Social. Se espera que a principios de mayo aquellos trabajadores que lo deseen puedan entrar a formar parte de la plantilla de la nueva sociedad.

Concluye así un largo proceso de negociación que enfrentaba la postura defendida por UGT de integrar a los falsos cooperativistas en Mercavalencia, frente a la posición de esta última que señalaba la imposibilidad de que los trabajadores formaran parte de su plantilla. Ante esta disyuntiva, la empresa pública junto con Incarlopsa y Work Man presentaron la propuesta de crear una sociedad limitada dirigida por la cooperativa en la que incluir a los empleados.

Es esta la idea que ha salido adelante con la salvedad que no será Work Man la que dirija la nueva empresa. Serán tres socios, dos de ellos empresas del sector cárnico, los que estén a cargo de Procesos Industriales del Turia.

Por último, respecto al proceso judicial abierto, señalan desde Comisiones Obreras que ya no se podrá juzgar el tema de los falsos autónomos. Por su parte, Pep Yubero señala que Mercavalencia seguirá defendiendo sus intereses por la vía judicial respecto a las actas de liquidación de cuotas adeudadas a la Seguridad Social que son reclamadas a la empresa propiedad del Ayuntamiento.

Suscríbete a nuestra newsletter