Falsos autónomos

El conflicto de los falsos cooperativistas de Mercavalencia encara su recta final

A finales de febrero se llegará a un acuerdo para regularizar a los trabajadores y todo parece apuntar que serán incluidos en una nueva sociedad limitada

Archivado en: 

Han sido meses de intensas negociaciones con posiciones muy dispares para tratar de regularizar a los más de 200 trabajadores de la sala de despiece de Mercavalencia, empresa pública propiedad del Ayuntamiento de València, después de que Inspección de Trabajo resolviera que eran falsos autónomos. Parece que el conflicto llega a su etapa final y será durante los últimos días de febrero cuando se alcance un acuerdo.

Según ha podido saber en exclusiva Economía 3, todo parece indicar que los trabajadores de la cooperativa Work Man que prestan sus servicios a la empresa pública pasarían a formar parte de una sociedad limitada donde se los incluiría en el Régimen General y tendrían unas condiciones más favorables que las del convenio cárnico. Esta propuesta, lanzada por Mercavalencia, ya contaba con el respaldo de Work Man, de Incarlopsa, principal cliente de la sala de despiece y del sindicato CCOO.

Sin embargo, fue rechazada por UGT. El sindicato siempre ha defendido que los falsos cooperativistas deberían ser asumidos por la empresa principal, como dictaminaba Inspección de Trabajo, en este caso Mercavalencia. Ahora, parece ser que se aproximan a la postura mantenida por el resto de interlocutores de la mesa de negociación, aunque aún no se ha llegado a ningún acuerdo ni hay nada definitivo. Hasta final de mes no se tomará una decisión, previsiblemente la de constituir una nueva sociedad limitada.

La propuesta de Mercavalencia

La propuesta de Mercavalencia supone crear una sociedad limitada en la que se incluiría a los trabajadores de Work Man que prestan sus servicios a la empresa propiedad del Ayuntamiento. A su vez, se aseguraría que el principal y único cliente, Incarlopsa, continuaría contratando los servicios durante 5 años más, prorrogables a 8. Mercavalencia alquilaría la sala de despiece a la nueva sociedad y renunciaría a los beneficios obtenidos por la actividad de despiece.

Por otra parte, los cooperativistas de Work Man que trabajan en el matadero de Mercavalencia sí serían asumidos por esta. De este modo, en varias fases se incluiría al total de falsos autónomos dentro de la empresa pública, en una primera tanda pasarían a formar parte de la plantilla entre 35-40 matarifes, para posteriormente añadir el resto. Es así como el despiece quedaría fuera de la actividad de Mercavalencia y se encargaría la nueva sociedad limitada, mientras que el trabajo de sacrificio sí que quedaría dentro de la empresa del Ayuntamiento.

No se pedirán los pagos a la Seguridad Social

Relacionado con el sector cárnico, este medio también ha sido conocedor de una línea de trabajo emprendida por el Gobierno de España. En concreto, el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, está preparando un Real Decreto por el cual todas las cuotas anteriores, hasta 4 años, a que Inspección de Trabajo constatará un uso fraudulento de trabajadores cooperativistas, no se cobrarán ni se penalizará a las empresas cárnicas.

Es decir, se pedirá a las empresas que paguen las cuotas de la Seguridad Social solo a partir del momento en que se determinó que los trabajadores que tenía en plantilla estaban en una situación irregular.

De este modo, empresas como Mercavalencia, que paga a la Seguridad Social alrededor de 220.000 euros mensuales por los trabajadores de Work Man, no tendrían que pagar las cuotas anteriores a la resolución de Inspección de Trabajo. Algo que ya sucede en Cataluña, donde las competencias en esta materia están delegadas.

Sin embargo, a tenor del anuncio de Pedro Sánchez, presidente de España, por el cual se convocan elecciones generales para el próximo 28 de abril, puede que afecte a la puesta en marcha de este Real Decreto y que no llegue a aplicarse.

Suscríbete a nuestra newsletter