La información económica de los líderes

 El ERE afecta a 274 empleos en el Vinalopó

La patronal afirma que el ERE de Levantina es reflejo de la crisis general del sector

La asociación empresarial Mármol de Alicante - con sede en Novelda- contaba hace una década con 120 asociados y en la actualidad su número se ha reducido a 46.

Cantera de mármol de Levantina en Monte Coto |Foto: Joaquín P.Reina

El Expediente de Regulación de Empleo ( ERE)  anunciado por la empresa Levantina y Asociados de Minerales que afecta inicialmente a un total de 274 trabajadores del mármol solo en la comarca del Vinalopó, ha sido una evidencia más del grave declive que sufre uno de los sectores que en otros tiempos figuraba entre los más pujantes  de la provincia de Alicante. El presidente de la asociación de empresarios Marmol de Alicante, David Beltrá, ha lamentado que la empresa líder del sector se haya visto obligada a llevar a cabo un ajuste de estas características pero ha asegurado que no le ha causado excesiva sorpresa por el “desgaste” que venía arrastrando desde hace varios años y porque por esa misma situación han pasado ya muchas empresas en la última década “aunque, por su menor tamaño, el impacto sobre el empleo no ha sido tan visible“.

De los 274 puestos de trabajo afectados por el ERE , 106 pertenecen a la cantera de Monte Coto – ubicada entre los términos municipales de Pinoso y La Algueña-  y 168 a las plantas de Novelda. A ello hay que añadir otros 33 trabajadores del centro de Porriño de Pontevedra, lo que eleva la cifra total a 317.

Uno de los indicadores más claros que reflejan  la grave crisis de esta actividad productiva es la progresiva reducción de empresas asociadas a Marmol de Alicante. Hace diez años contaban con 120 y en la actualidad su número se ha reducido a 46. ”El problema de Levantina no es un caso puntual. Es un  problema global que afecta a todo el sector del mármol en Novelda y en la comarca”, asegura.

Según David Beltrá, son varias las causas que han provocado haber llegado a lo que parece un punto de no retorno.  En primer lugar, la caída de las ventas en el mercado exterior ha hecho tambalearse a un sector que lleva muchos años apoyándose en la exportación como línea principal de negocio.  A ello, afirma el presidente de la patronal del mármol,  se suma el aspecto siempre cambiante de “las modas”.  Hoy en día,  “el mercado  de la piedra natural demanda colores blancos, grises o negros, tres variedades cromáticas que no se encuentran  en la provincia de Alicante”, explica BeltránLa progresiva reducción del tamaño de las empresas es otro elemento que juega en contra del sector porque  pierden competitividad  y las coloca en una situación de desventaja con respecto  a otras compañías dentro del mercado internacional.

Llamamiento al trabajo conjunto

El anunciado ERE de Levantina,  “con todo lo que tiene de grandísima mala noticia para  la propia empresa  y para el sector en general”  ha de servir, en opinión del presidente de Mármol de Alicante, para poner sobre la mesa el negocio de la piedra natural y abordar en su conjunto la crisis por la que está atravesando . “Los empresarios debemos testar  la situación y hacer un examen del sector para ver cómo lo podemos reorientar de cara al futuro. Pero también tienen que implicarse las administraciones, tanto ayuntamientos como Generalitat Valenciana, porque se trata de un problema trasversal.  La pérdida de puestos de trabajo directos e indirectos es algo que está afectando a toda la comarca del Vinalopó, desde Pinoso hasta Novelda”, asegura.

Beltrá  se ha reunido esta semana con el alcalde de Novelda, Armando Esteve,  para transmitirle la preocupación de la asociación y expresarle  la necesidad de que las administraciones y las organizaciones empresariales trabajen de manera coordinada en la búsqueda de una salida para el mármol. El sector se divide en tres ejes fundamentales:  la extracción, la transformación y la comercialización. ” Hace 15 años todo estaba integrado pero, a raíz de la crisis,para poder sobrevivir, las empresas se posicionaron en una u otra actividad en función de sus propias fortalezas”, ha explicado. 

De los tres aspectos, el peor parado ha sido el relacionado con la transformación, “aunque si no hay mercado para la piedra, la extracción también se ve afectada“. Dentro de este complicado panorama, muchas empresas han optado por especializarse en la línea de comercialización con una estructura muy reducida con el fin de poder mantenerse.

La empresa Levantina afrontó el pasado año 2018 un cambio en la estructura de la propiedad con la entrada del fondo inversor británico Bybrook Capital. El objetivo, según dijeron entonces, fue intentar asegurar la viabilidad futura de su proyecto empresaria. El siguiente paso, en el mismo sentido según la empresa,  ha sido poner en marcha este ERE que ha hecho tambalear aún más la ya de por sí delicada situación de un sector tradicional tan arraigado a Novelda y su entorno.

Suscríbete a nuestra newsletter